martes, 29 de marzo de 2016

Encuentro CCP-13-03-2016: El cuidado de la tierra.

Breve resumen del Encuentro Por Pepe Gilabert.:

Celebramos el pasado Domingo 13 de Marzo de 2016 en la residencia de Los Combonianos el Encuentro de cuaresma de las CCP de Granada. El tema elegido para reflexionar ese día fué La enciclica del Papa Francisco "Laudato Sii". Sobre las 11 y cuarto, tras unos minutos de saludos y achuchones afectuosos, comenzamos con un ratito de oración y meditación a partir del relato bíblico del Génesis. A continuación Ines, de la comunidad de Atarazana, nos expuso de una manera magistal un resumen introductorio con las ideas fundamentales de cada uno de los seis cápítulos de la enciclica. Despues pasamos a una puesta en común de las opiniones de l@s participantes entre las que cabe destacar la oportunidad, importancia y alcance de esta enciclica del Papa sobre el cuidado de La Tierra ( nuestra casa común). Se puso también de manifiesto la valentia de Francisco en el capítulo donde expone las causas que estan provocando el alarmente deterioro ecológico de nuestro planeta, señalando a los mercados, a la tecnologia, al desarrollo sin control y al sistema capitalista como los principales causantes.
Luego, como todo el encuentro fué una Eucaristía, pasamos al ofertorio, la plegaria eucaristica y la fracción del pan; y de ahí pasamos a la mesa compartida en el jardín dando buena cuenta de las viandas que cada una había traído. Despues de un rato de animada sobremesa volvimos al trabajo con la proyección de dos videos animados sobre ecología: uno ambientado en Sudamerica y otro en Africa. Las niñas y niños hicieron un teatrillo de títeres y una fiesta en homenaje a Israel por la recuperación de su operación. Carlos nos explicó sobre los distintos proyectos de cooperación en los que colabora comunidades en Bolivia, El Salvador y Togo.El padrenuesto y la Paz  dío paso a la merienda solidaria para los proyectos,  con bollos y chocolate. Sobre las seis de la tarde terminamos el encuentro, despidiendonos hasta la Pascua.

ENCICLICA “LAUDATO SI”. Por Inés López Gomez.

Venimos de una tradición judeo-cristiana, en la cual hemos querido interpretar las lecturas acomodándolas a nuestros intereses, erigiéndonos como dominadores de la tierra y sus recursos, en beneficio de nuestro concepto de desarrollo, y digo el nuestro porque desarrollo no significa lo mismo para todos, el concepto de desarrollo como crecimiento ilimitado, basado en la producción y consumo, es propio del sistema capitalista y de una visión etnocentrista del mundo.

En una charla de Sergie La Touche (Teórico del decrecimiento), sobre el decrecimiento, al hablar sobre desarrollo, transmitió su experiencia en África y como allí no tenían una palabra que explicara ese concepto y desarrollo lo definían como “el sueño del hombre blanco”.

Vivimos dentro de la lógica de un sistema que se basa en el consumo ilimitado y que no mira las consecuencias de ese consumo basado en la rentabilidad económica, extractivismo, expolio…., y que se protege negando las consecuencias del cambio climático o confiando en la ciencia para frenar la locomotora que ha perdido ya el control, pero sin tener que cambiar nuestro sistema y nuestros hábitos, y así respiramos aliviados cuando saltan noticias como la de la bacteria que se alimenta de pet, y nos permitirá seguir consumiendo este producto sin cuestionarnos su procedencia y su impacto desde el origen de la extracción del petróleo, etc.

Según el informe de la Asociación Estadounidense Para el Avance de la Ciencia, la mayor sociedad científica general del mundo, 2014, citado por Naomi Klein en su libro “esto lo cambia todo”, dice textualmente, “la mayoría de las proyecciones  sobre el cambio climático presuponen que los cambios futuros –las emisiones de gases de efecto invernadero, los incrementos de las temperaturas y otros efectos como el aumento del nivel del mar- se producirán de forma gradual. Una determinada cantidad de emisiones se traducirá en una cantidad dada de subida de la temperatura que conducirá a su vez a una cierta cantidad de suave aumento gradual del nivel del mar. Sin embargo, el registro geológico referido al clima muestra momentos en los que una modificación relativamente pequeña de un elemento climático provocó alteraciones bruscas en el sistema en su conjunto. Dicho de otro modo, impulsar las temperaturas mundiales hacia más allá de determinados umbrales podría desencadenar cambios abruptos, impredecibles y potencialmente irreversibles que tendrían consecuencias enormemente perturbadoras y a gran escala. Llegados a este punto, incluso aunque no vertiéramos CO2 adicional alguno a la atmosfera, se pondrían en marcha procesos imparables. Para hacernos una idea de ello, imaginemos una avería repentina de los frenos y la dirección del vehículo climático a raíz de la cual ya no pudiéramos controlar el problema y sus consecuencias.”
A su vez la Agencia Internacional de la Energía, citada en el mismo libro, advierte que si no logramos controlar nuestras emisiones antes del 2017, convertiremos en inevitable un nivel de calentamiento sumamente peligroso, según las palabras del economista en jefe de la AIE, Fatih Birol “la puerta para evitar el calentamiento a solo 2ºC está a punto de cerrarse. En 2017 se habrá cerrado para siempre”.

Este es el contexto en el que nos situamos actualmente, de ahí la importancia de que seamos conscientes de que la lucha contra el cambio climático no es una lucha aislada dentro del resto de luchas y que el cambio climático es otra evidencia de que nuestro sistema no es válido para el desarrollo de la vida.
Por eso es importante que todas las instituciones sean conscientes y empiecen a señalar las causas y los causantes de ello, y es importante que la iglesia como institución venga a recordarnos nuestras raíces y empiece a señalar a los causantes identificándolos como el sistema económico, la política que se somete a la economía, el mercado, en resumen el sistema capitalista.
La encíclica se divide en seis capítulos que van analizando las causas, las soluciones o vías de solución.
Si  analizamos la encíclica desde la introducción, encontramos aspectos que nos rompen nuestra idea de libre disponibilidad de los recursos y nos habla de la tierra como casa común, hermana, madre, y nos recuerda como hemos olvidado que nosotros mismos somos tierra. Uno de los problemas de nuestra sociedad es que hemos olvidado que somos parte de un todo y nuestro arraigo a la tierra, y que formamos parte de un delicado ecosistema, el cual es alterado por nuestra forma de organizarnos socialmente.

Otro aspecto que me parece importante es que incluye  a la “oprimida y devastada tierra entre los pobres más abandonados y mal tratados de la tierra”. Cuando además son estos los que más sufren las consecuencias del cambio climático, y también me parece que es una forma de incluirlo todo dentro de los males de un mismo sistema.
Dentro de la referencia que hace a sus antecesores me parece importante la que se refiere al Patriarca Bartolomé “llamó la atención sobre las raíces éticas y espirituales de los problemas ambientales que nos invitan a encontrar soluciones no solo en la técnica si no en un cambio en el ser humano”, y por su puesto a Francisco de Asís que inspira esta encíclica, donde afirma que en él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.

Esto se une con el llamado que hace el papa, donde indica que necesitamos una conversación que nos una a todos, y por todos entiendo todos los agentes sociales y todos los movimientos sociales que debemos ser conscientes de que las luchas aisladas pueden conseguir cambios y mejoras, pero no generaran el cambio de sistema necesario si no tomamos conciencia de que tenemos una lucha común que abarca todos los aspectos. Esto me recuerda a la reflexión que hace Naomi Klein en las conclusiones de “esto lo cambia todo”, que dice textualmente “Así pues, el cambio climático no pide a gritos un movimiento nuevo y reluciente que triunfe  por arte de magia allí donde otros fracasaron. Todo lo contrario. Por el mero hecho de ser la crisis de más amplias implicaciones generada por la cosmovisión extractivista, una crisis que sitúa a la humanidad ante un plazo límite firme en inflexible, el cambio climático puede constituir la fuerza –el gran empujón, por así decirlo- que reúna a todos esos movimientos que se mantienen actualmente con vida. Un rio de aguas vigorosas alimentado por incontables afluentes de los que recoge la fuerza colectiva necesaria para alcanzar finalmente el mar. –la confrontación fundamental, que parecía ser la del colonialismo y anticolonialismo, es decir, el capitalismo y el socialismo, pierde importancia, escribió Frantz FAnon en su clásico de 1961, los condenados de la tierra, -. Lo que cuenta ahora, el problema que cierra el horizonte, es la necesidad de una redistribución de las riquezas. La humanidad so pena de verse sacudida, debe responder a este problema-. El cambio climático es nuestra oportunidad de corregir por fin esos enconados males, de terminar el proceso inacabado de la liberación-.

Realmente la encíclica no nos dice nada nuevo sobre el cambio climático pero si es importante la forma en la que lo hace, que es desde un punto de vista muy crítico, por un lado con los grandes responsables (poder económico) y por otro lado con los participante (nosotros).

A continuación hago un esquema de los aspectos que me han llamado la atención de los distintos capítulos.
Ya hice mención a algún aspecto de su llamado pero también quiero señalar en el desglose que hace sobre las actitudes que obstruyen los cambios, señalando como tales:
·         La negación
·         La indiferencia
·         La resignación
·         La confianza técnica.
También resalto de su llamado el  punto 16.
Capitulo 1. “Lo que está pasando a nuestra casa”.
Destaco el concepto de “RAPIDACIÓN”.
1.1.          Contaminación y cambio climático
1.2.          Contaminación, basura y cultura del descarte, habla de la idea del descarte no solo de los objetos sino también de las personas excluidas
1.3.          Cuestión del agua
1.4.          Deterioro de la calidad de vida humana y degradación social, nos habla de la estructura de las ciudades, la privatización de los espacios públicos…….
1.5.          Inequidad planetaria, “un verdadero planteamiento ecológico se convierte siempre en un planteamiento social”. Aquí nos habla de la ética en las relaciones internacionales “deuda ecológica”, nos habla como “la deuda externa se ha convertido en un instrumento de control, pero no ocurre lo mismo con la deuda ecológica”
1.6.          Debilidad de las reacciones, la política internacional no se implica, no es capaz de llegar a acuerdos  ni siquiera de mínimos.  Habla del futuro de los hijos, aquí tendríamos que hablar no solo de los hijos sino también de todas las formas de vida de la tierra, sería necesario la existencia del defensor de las generaciones futuras, ya planteado en la cumbre de Rio. Y me parece muy importante que señala el sometimiento de la política ante las finanzas. Igualmente hace una crítica al sistema actual basado, en la especulación y renta financiera
1.7.          En este punto al referirse a la diversidad de opiniones, señala la insostenibilidad del sistema actual desde distintos puntos de vista

Capitulo 2. “el evangelio de la creación”
En este capítulo nos desmonta la idea de dominio del ser humano sobre la tierra, y así expresa como todos somos creados por el mismo padre a imagen y semejanza.
Todo está conectado, en el punto 2.6 nos habla del destino común de los bienes, todo planteamiento ecológico debe incorporar una perspectiva social que tenga en cuenta los derechos fundamentales de los más postergados.
El Medio Ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos. “Quien se apropia de algo es solo para administrarlo en bien de todos”.

Capitulo 3. “raíz humana de la crisis ecológica”
3.1 La tecnología: creatividad y poder
3.2 Globalización del paradigma tecnocrático. La humanidad ha sucumbido a la tecnología. Idea de los recursos ilimitados.
El mercado no garantiza por sí mismo el desarrollo humano integral y la inclusión social, de este apartado destaco también el punto 111 y 114
3.3 Crisis y consecuencias del antropocentrismo. Las autoridades tienen el derecho y la responsabilidad de tomar medidas de claro y firme apoyo a los pequeños productores y a la variedad productiva, este aspecto es muy importante ya que nos enlaza de manera muy directa con el ttip y demás acuerdos transnacionales.

Capitulo 4. “una ecología integral”
Ecología ambiental, económica y social, no hay dos crisis social y ambiental, solo una que a la que pertenecen las dos. Nos habla de la ecología de la vida cotidiana, el principio del bien común, la justicia entre generaciones  y solidaridad intergeneracional.

Capitulo 5. “algunas líneas de orientación y acción”.
.- Dialogo sobre el medio ambiente en la política internacional
.- Re emplazamiento de los combustibles fósiles
.- Cooperativas de autoabastecimiento local a nivel energético.
.- Ser requiere decisión política presionada por la población
.- Dialogo y transparencia en los procesos decisionales.-
.- La política no debe someterse a la economía, en este punto dice en concreto “la salvación de los bancos, haciendo pagar el precio a la población, sin la firme decisión de revisar y reformar entero el sistema, reafirma un dominio absoluto de las finanzas que no tienen futuro y que solo podrá generar nuevas crisis”.
.-Conviene evitar una concepción mágica del mercado.
.- ha llegado la hora de aceptar cierto decrecimiento
.- las religiones en el dialogo con las ciencias.

Capitulo 6. “educación y espiritualidad ecológica”
 - Apostar por otro estilo de vida
.- Responsabilidad de los consumidores “comprar es siempre un acto moral, y no solo económico”
.-Referencia a la carta de la tierra “como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo”
.- Educación para la alianza entre la humanidad y el ambiente.
.- conversión ecológica.

Espero que estos apuntes sobre lo que a mi llama la atención de la encíclica sean útiles para la reflexión, y nos ayuden a no olvidar que somos afluentes de ese gran rio, de aguas caudalosas que arrastran lo viejo e inservible, para traer nueva vida.



lunes, 28 de marzo de 2016

L@s laic@s también también pedimos respeto. Elisa Berni. eldiario.es

Yo, tengo que reconocerles que veo un uniforme al lado de un Cristo y me atraganto
No me suelten lo de la tradición. Una tradición sólo es una cosa que se repite desde hace mucho tiempo y puede ser una barbaridad como lo es, sin duda, la tradición de la ablación en muchos países musulmanes
Susana Díaz conoce el Cristo de Mena y el Cautivo de Semana Santa de Málaga
Susana Díaz conoce el Cristo de Mena y el Cautivo de Semana Santa de Málaga EFE

Pedimos respeto y el cumplimiento de la Constitución. Parece que no pudiéramos hacerlo. Que no estuviera bien que dijéramos que nos chirrían las meninges cuando vemos a instituciones del Estado -de ese Estado aconfesional que también es el mío- en actos puramente confesionales y de una única confesión además. Yo, tengo que reconocerles que veo un uniforme al lado de un Cristo y me atraganto. Lo curioso es que sería lo lógico,que se nos atragantara a todos. Por contra pasan los años y pasan las Transiciones y la transición a la normalidad en materia de religión y uso de instituciones del Estado no termina de resolverse. Es más, se les atraganta a todos los gobernantes que lo intentan.
La presencia de unidades militares con uniformes, armamento y sus mandos naturales en procesiones católicas debería atragantársele a todo ciudadano que entienda que las instituciones del Estado no están al servicio de ninguna confesión, no están concebidas ni deben usarse para adornar y dar lustre, como si fueran romanos de atrezzo, y deben mantener la neutralidad religiosa. A los católicos, además, debería revolverles que en una conmemoración de lo que ellos creen es la muerte del hijo de Dios, por amor al hombre para su redención, aparezca ningún tipo de simbología bélica. A Cristo le escoltaron los soldados pero para ajusticiarlo.
No me suelten lo de la tradición. Una tradición sólo es una cosa que se repite desde hace mucho tiempo y puede ser una barbaridad como lo es, sin duda, la tradición de la ablación en muchos países musulmanes. Aquí de lo que hay tradición es de mezclar los poderes del Estado con los poderes fácticos para mostrar y demostrar al pueblo que el poder es uno y que mejor andarse con ojo. Así que seguimos teniendo a ministros que condecoran vírgenes y a estatuas que llevan fajín de general. Y todo tan normal, oigan. Imagino un buda con chapiri y bastón de mando y me produce el mismo efecto. 
Como llegó el momento en el que pagar del erario público tales excesos devino insostenible, se traspasó a las cofradías el coste de las dietas y manutención de los soldados españoles. Según datos de La Opinión de Málaga, unos 120€ por soldado y día. La supuesta solución tropieza con otra cuestión difícil de asumir: ¿por qué paga nadie que no sea el Estado a un soldado?, ¿es que los soldados españoles se alquilan?, ¿puede hacerlo cualquiera?, ¿terminarán en bodas y bautizos?
Ese mismo despropósito se produce en las múltiples procesiones denominadas de “La Sentencia” en las que los jueces decanos o jueces designados por estos encabezan también una procesión católica.Con toga y puñetas. ¡Oiga, que son también los jueces de los laicos, de los ateos, de los agnósticos, de los musulmanes y los budistas! ¡Que son un poder del Estado! Más inri tiene aún el hecho de que las cofradías -asociaciones confesionales católicas- tengan el privilegio, que ninguna otra asociación tiene en este país, de designar con nombre propio a presos para su indulto. Lo que significa que el anacrónico derecho de Gracia del Gobierno se transfiere a unas entidades religiosas sin que, por ejemplo, se sepa que los Testigos de Jehova, los colegios de abogados o los masones puedan conseguir indultar a quienes deseen. Pues ahí seguimos.
Es increíble que aún no se haya conseguido avanzar en ese terreno. ¡Ese es el poder que una sola confesión sigue teniendo en esta democracia avanzada! Felipe González se atrevió a retirarles los honores militares a las imágenes pero se los mantuvo al Santísimo. La revolución la trajo Chacón con el Real Decreto 684/2010 de 20 de mayo por el que se cambió el reglamento de honores militares y estos se retiraron a todo tipo de representación religiosa reservándolos para la bandera, el Rey, algunas autoridades y los mandos militares. La que se lió fue parda y aunque el Tribunal Supremo acabó fallando que tal reforma era perfectamente ajustada a ley, desde la llegada de Rajoy al poder se mira para otro lado y no se actúa cuando se incumple flagrantemente. Con lo que le gusta al PP decir que las leyes están para cumplirlas.
Así que un año más seguimos atragantándonos. Y aún escuchando como se soliviantan algunos por la reducción de presupuestos que los alcaldes del cambio han aplicado a esta partida en algunas ciudades.
Espero que llegue un gobierno con agallas que devuelva la cordura a este tema. Que los uniformes fardan y adornan en las procesiones ya lo sabemos, no hay más que ver el estilismo de las bandas de música, pero de ahí a que les alquilemos a nuestros militares para lucirlos y para soldarlos simbólicamente a unas ideas concretas, va todo un camino constitucional.

jueves, 24 de marzo de 2016

La verdad y la mentira de la Semana Santa. J. A. Estrada. Teólogo.



Diario de Sevilla,  24 03 16

La verdad y mentira de la Semana Santa


JUAN ANTONIO ESTRADA | ACTUALIZADO 24.03.2016 - 01:00

SI hay algo que define a la Semana Santa andaluza es la cruz, incluso más que la última cena, aunque Jueves y Viernes Santo forman una unidad temática, teológica e histórica. Lo que comenzó el Jueves culmina en el Viernes Santo, y la cruz arroja su perspectiva sobre todo lo que ocurrió antes. Se puede hablar del cristianismo como una religión trágica, ya que hace de un crucificado el centro de la revelación de Dios. Es el final de una época, la de la religión del poder, que busca en el omnipotente milagros y mercedes. Los representantes de la religión se lo recuerdan a Jesús: si eres el mesías, mucho más si pretendes ser hijo de Dios, baja de la cruz y creeremos en ti. Si no lo haces eres un blasfemo, castigado por Dios, porque Él bendice a los que le obedecen y aplasta a los que le ofenden. Su muerte sólo puede entenderse desde dos posturas teológicas: o bien es un pecador, al que Dios castiga; o hay que cambiar la imagen de Dios. Porque la cruz, si Jesús le fue fiel, muestra la debilidad de Dios, que no se impone a la libertad del hombre, que permite impotente el mal en la historia, y que no puede ser el Señor providente que la controla. Por eso, Jesús era inaceptable para la religión y la sociedad judías. 

La vida de Jesús, sus luchas, sus valores y opciones le acarrearon la muerte. Fue más profeta que mesías, porque no vino a traer el triunfo que esperaba el pueblo, sino a ponerse de parte de los pobres, de los marginados sociales, de los extranjeros y de los pecadores. No anunciaba el Dios omnipotente, sino al misericordioso, que se compadece del sufrimiento y llama a luchar contra el mal. Jesús quiso cambiar la sociedad y la religión, para construir en ella el reinado divino. Había que ayudar a Dios, para que su señorío se impusiera en ella. Dios necesita colaboradores para luchar contra el mal humano. Y eso suponía esperanza, fraternidad y buena noticia para las víctimas de la sociedad, para los empobrecidos y para los enfermos, de cuerpo y de espíritu. En un mundo irredento, Dios no abandona a los últimos. Jesús subordinaba las leyes de la religión a las necesidades humanas, y desplazaba el culto y las prácticas religiosas en función de los valores éticos y la solidaridad con los oprimidos. Los valores por los que luchó Jesús son humanos y divinos, porque el amor a Dios pasa por el del prójimo. Ni la religión ni la sociedad soportaron ese planteamiento y se aliaron para acabar con él. Eso es lo que celebramos el Jueves y Viernes Santo. El anuncio posterior de la resurrección fue la confirmación de que Dios estuvo con él en su muerte, porque Jesús había estado con Dios en su vida. Por eso cambia también la imagen de Dios, de la religión y del mismo Jesús


El pueblo andaluz acompaña a los crucificados y a las dolorosas, y se identifica con ellos. Pero no se puede olvidar la vida y la lucha de Jesús, porque entonces se vacía de significado la cruz. Hay que acompañarlo desde la identificación con los crucificados de hoy: con los refugiados que huyen de la guerra y no encuentran asilo; con los inmigrantes que se escapan de la miseria y se agolpan en las fronteras, como la de Melilla; con los millones de parados, que apenas reciben ayudas en una sociedad marcada por la corrupción de muchos que tienen poder e influencias; con los que viven de pensiones miserables y con tantos jóvenes sin esperanza cuando han terminado sus estudios. La cruz no es una realidad del pasado, sino un símbolo de un presente que interpela a los cristianos. La indiferencia, el conformismo, la apoliticidad del que se desentiende de la sociedad y de los más pobres fueron objeto de la crítica de Jesús y siguen siendo las tentaciones del cristiano de hoy. Una religión que se refugia en el ámbito privado y no compromete a sus miembros con las lacras de la sociedad no puede ser cristiana, aunque mantenga los nombres y símbolos que la identifican como tal. La emotividad y la empatía con los Cristos y Vírgenes de nuestras procesiones, carece de hondura y de verdad cuando no corresponde a los valores por los que se crucificó a Jesús. Por eso hay nazarenos que son ateos, y no tanto porque no practiquen ninguna religión, sino porque la han reducido a un mero culto formalista, a una escenificación en las calles de nuestras ciudades, que no corresponde a lo que viven y practican en la vida cotidiana. La mera religión del templo es la que mató a Cristo y persigue a sus seguidores. Estos tienen que cargar con la cruz, la propia y la de las víctimas, para que de verdad puedan llamarse sus discípulos. El culto sin vida está muerto, aunque sea una bella representación estética, una religiosidad espectacular y callejera, y una escenificación que atraiga a los turistas.


EL SÁBADO 26 de Marzo, a las nueve de la noche en el local de CCP de Granada: Atarazana del Santísimo 6-bajo (Espaldas Instituto Padre Suárez, Gran Vía) CELEBRAMOS LA FIESTA DE LA VIDA Y LA LIBERTAD: La Pascua. Estáis invitad@s

domingo, 20 de marzo de 2016

LA SEMANA SANTA ¿CRISTIANA?


 Turismo, desfiles militares, procesiones, boato, exorno, himnos patrios, autoridades civiles, militares, eclesiásticas...
¿Dónde quedaron los pasos perdidos? Refugiad@s, inmigrantes, desemplead@s, excluíd@s, barrios ignorados,...
"La cruz contiene el relato de un hombre bueno, que es aplastado por un poder político y religioso inhumano, un grito contra toda injusticia y de solidaridad con tod@s l@s crucificad@s"




ESTÁ AMANECIENDO

Escrito por  
Está amaneciendo, intento estar en silencio, pero estoy inquieta, diferentes imágenes y rostros se agolpan en mi mente. Sé que en el Evangelio, cuando se habla de amanecer quiere decir que “empieza a clarear, a hacerse la luz”. Intento hacer luz dando nombre a las cosas que emergen de muy dentro: Escuchaba anoche el sonido de los tambores redoblando, preparando la Semana Santa a la vez que en las noticias, de nuevo, numerosas imágenes de hombres, mujeres y niños llegando a Europa, bastante rotos, con unas miradas… indescriptibles.
Se me hace extraño que llenemos las calles de procesiones para saciar nuestra sed de religiosidad y de pertenencia, cuando la procesión de miles de hombres y mujeres llegando a nuestras vallas y fronteras es sumamente más real y actual y no está resuelto el tema y ni siquiera nos dejan colaborar. ¿Qué nos pasa a los europeos?...
Por ahí veo yo uno de los trabajos que tenemos por delante: trabajar la espiritualidad para que nos lleve a una religiosidad más comprometida....

No digo que las procesiones no lo sean, solo que para algunos parece más importante enternecerse ante un paso recordando una escena de la pasión de Jesús que ver el rostro de Jesús en ese niño sirio que se le parecía, seguro, mucho más que los rubitos con que llenamos los pesebres…
Estamos en pleno cambio de paradigma. Es como una adolescencia o menopausia o andropausia, en que todo está revuelto, como de noche, pero algo nuevo se está gestando, y sí, lo notamos....
Jesús encuentra en la naturaleza y el silencio el eco a los textos de la biblia hebrea que él conocía y trataba de vivir. Ecos de los profetas que desmontan una religiosidad que ha ido vaciándose de contenido, y él la va llenando de una experiencia interior que le mueve a hablar y actuar a su estilo, enderezando torceduras ideológicas y religiosas.
LA SEMANA SANTA: LA PARADOJA HUMANA
Escrito por  
La celebración de la Semana Santa –más allá de las formas de expresión que ha ido adoptando a lo largo de siglos– pivota en torno al misterio central de la existencia humana, tal como aparece en el mundo manifiesto: el movimiento de muerte-resurrección: todo lo que ha nacido, morirá; y solo la muerte permite un nuevo nacimiento, porque –como decía Jesús- “si el grano de trigo no muere, no puede dar fruto” (Jn 12,24).
De ese acontecimiento –como de cualquier otro–, caben varias lecturas.
En un plano mítico, se hacía fundamentalmente en clave expiatoria: la muerte de Jesús en la cruz es el medio querido por Dios para expiar nuestros pecados –fundamentalmente, el “pecado original”- y, de ese modo, recuperar la amistad divina. En esta perspectiva, Jesús es el “enviado celeste” que entrega su vida para salvar a toda la humanidad.
En el plano histórico, la cruz es consecuencia del poder despótico, religioso y político, capaz de eliminar a una persona inocente porque, sencillamente, les molestaba. Jesús asume la cruz como consecuencia de la fidelidad a su propio mensaje y la vive en actitud de entrega amorosa.
En un plano ético, La cruz proclama el compromiso de luchar por la justicia, poniéndonos, amorosa y eficazmente, del lado de los crucificados. Es lo que vimos en la persona de Jesús, cuya existencia estuvo marcada por la compasión y la predilección por los últimos.
En el plano simbólico o profundo, pueden apreciarse diversos significados. Por un lado, habla de aquel misterio central al que me refería más arriba, y que nos atraviesa constantemente: muerte y resurrección son las dos caras de la misma realidad aparente. En todo momento, de una manera consciente o no, estamos muriendo y resucitando: desde las células de nuestro organismo hasta nuestras ideas, todo se halla en proceso de constante cambio. El cambio constituye, de hecho, la ley que rige el mundo de las formas....

NO ES FÁCIL ENTENDER LA PASIÓN.                                      José M. Castillo
No resulta fácil entender lo que vemos y vivimos cada Semana Santa. Porque no es fácil entender por qué, cada año y cuando llegan estos días, paseamos por nuestras calles imágenes de dolor, agonía y muerte, en procesiones de respeto y devoción. Y, lo que es más llamativo, exhibimos las imágenes del fracaso en tronos de exaltación triunfal, con música gregoriana, incienso de dioses y bandas de música, tambores y trompetas. Todo eso, que es la expresión más elocuente del empeño incomprensible por hacer, del fracaso más humillante de la vida, el triunfo soñado de nuestras más sublimes ilusiones. 

¿Por qué sucede, en el ámbito de la religión, lo que a nadie se le ocurre imaginar en los demás sectores de la vida? ...

EL SÁBADO 26 de Marzo, a las nueve de la noche en el local de CCP de Granada: Atarazana del Santísimo 6-bajo (Espaldas Instituto Padre Suárez, Gran Vía) CELEBRAMOS LA FIESTA DE LA VIDA Y LA LIBERTAD: La Pascua. Estáis invitad@s.

viernes, 18 de marzo de 2016

CCP contra el acuerdo de la VergUEnza.


MULTITUDINARIA CONCENTRACIÓN PARA DECIR NO AL ACUERDO ENTRE UNIÓN EUROPEA Y TURQUÍA SOBRE REFUGIADOS
Alrededor de 800 personas se han concentrado esta tarde frente a la Subdelegación de Gobierno de Granada, convocados por la Red Granadina por la Acogida y el Refugio, para rechazar el Acuerdo entre la Unión Europea y Turquía. Los participantes en esta protesta  consideran que este Acuerdo, además de ser inmoral, incumple la legalidad internacional ya que no respeta el derecho de asilo al pretender externalizar la gestión a Turquía; legitima las devoluciones en caliente colectivas y obvia la protección efectiva de los derechos humanos. Es por ello, que exigen al Consejo de Europa y a la Comisión Europea que paralicen este acuerdo y al gobierno español que ejerza su derecho a veto en la reunión del día 17.
La ciudadanía granadina y más de 30 entidades entre asociaciones, ONGs, partidos y sindicatos, se avergüenzan de esta propuesta de Acuerdo, entre la UE y Turquía, ante la dramática situación que están viviendo estas personas que buscan refugio e instan a todos los organismos involucrados a poner en marcha una política común real en materia de inmigración y asilo, priorizando los derechos humanos y facilitando formas seguras para las personas que buscan refugio. Cumplir los acuerdos para la reubicación de los refugiados, y exigir que la Comunidad Internacional se implique en conseguir un alto el fuego en Siria que establezca corredores humanitarios y permita la reconstrucción del país.
NO AL ACUERDO ENTRE UNIÓN EUROPEA Y TURQUÍA SOBRE REFUGIADOS
La Red Granadina por la Acogida y el Refugio muestra su total rechazo al pre-acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que pretende devolver a todas las personas que llegan a suelo europeo por vías irregulares a Turquía.
Consideramos que este acuerdo, además de ser inmoral, incumple la legalidad internacional ya que no respeta el derecho de asilo al pretender externalizar su gestión a Turquía, legitima las devoluciones en caliente colectivas y obvia la protección efectiva de los derechos humanos.
Es por ello que exigimos al Consejo de Europa y a la Comisión Europea que paralicen este acuerdo y al gobierno español que ejerza su derecho a veto en la reunión del día 17.
La ciudadanía granadina y más de 30 entidades entre asociaciones, ONGs, partidos y sindicatos, nos avergonzamos de esta propuesta de acuerdo entre la UE y Turquía ante la dramática situación que están viviendo estas personas que buscan refugio e instamos a todos los organismos involucrados a:
- Poner en marcha una política común real en materia de inmigración y asilo, priorizando los derechos humanos y facilitando formas seguras para las personas que buscan refugio.
- Cumplir los acuerdos para la reubicación de los refugiados.
- Exigir que la comunidad internacional se implique en conseguir un alto el fuego en Siria que establezca corredores humanitarios y permita la reconstrucción del país.
Convoca la Red Granadina por la Acogida y el Refugio, que está formada por:
AcciónenRed, Alianza por la Solidaridad, Amnistía Internacional (Grupo Granada), Ascua, Asociación Por la Solidaridad y la Paz, Asociación Solidaria Andaluza de Desarrollo, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Comunidades Cristianas Populares, Coordinadora Granadina de ONGDs (CONGRA), Ecologistas en Acción, Economistas sin Fronteras, Granada Acoge, Granada Laica, Iglesia de San Pablo, Itaka Escolapios, La Brújula de Momo, Marchas por la dignidad de Granada, Médicos del Mundo, Movimiento Democrático de Mujeres, Oxfam-Intermon, Parroquia Santa Maria Micaela de la Chana, Plataforma Granada Abierta, Plataforma Zona Norte, SETEM, Ayuntamiento de Peligros, Círculo de DDHH de Podemos Granada, Ganemos Peligros, EQUO, Izquierda Unida, Partido Comunista, Partido Por un Mundo Más Justo, Podemos Granada, PSOE, Unidad Popular Granada, Vamos Granada, CCOO, CGT, SAT, Sindicato de Periodistas de Andalucía, UGT

martes, 15 de marzo de 2016

Por una Iglesia sin curas...En el día del Seminario.

En el día del Seminario: 

Por una Iglesia sin curas

Redes
Juan Luis Herrero del Pozo inició su etapa de reflexión teológica madura –que continúa hoy en soledad, por las limitaciones impuestas por la enfermedad– con un artículo provocativo: ¿Por qué son aburridas las eucaristías?. Pareció un artículo escandaloso, que ocasionó entre los salesianos la destitución del equipo de la revista que lo publicó. Pero sus posteriores libros y artículos fueron desarrollando y fundamentando lo que que allí se decía. Parecido es el artículo de José Ramón Pérez Perea, más historiador y sociólogo que teólogo técnico, que tomamos de Redes Cristianas y que mañana comentará otro artículo de José Mª Urío Ruiz que publicó también hace unos días dicho portal. AD.

Por una Iglesia sin curas

José Ramón Pérez Perea
¿Es posible una Iglesia sin clérigos (curas obispos papas)?. Jesús no fue sacerdote, ni consta que instituyera el sacramento del Orden. Más bien criticó a la “casta sacerdotal”, que fueron los que le condenaron. Jesús crea la Comunidad de iguales, en la que se encuentran personas con distintas cualidades (karismas).

Históricamente los cristianos multiplican su número. Aparecen distintos modos de actuar, de pensar, se producen disensiones y van a sentir la necesidad de proteger su unidad, de gobernar la diferente y dispersa Comunidad. Se comienza a establecer poderes de gobierno: unos van a mandar y otros a obedecer, unos a enseñar y otros a aprender.
Los elegidos para el Gobierno tienen que justificar su autoridad recibiendo un “Plus”, que los legitime y diferencie de los demás. Se crea la sacramentalidad: el poder viene de Dios, a través de un Ritual y se traspasa de generación en generación, y se instituye un orden de menos a más (diáconos, sacerdotes, obispos, papas). Con ello, se obliga a la Comunidad a obedecer y bajo la amenaza de la excomunión al disidente: no hay salvación fuera de la Iglesia (de los curas). “Nula salus extra eclesiam” . Se llega a construir, pasados los primeros años, lo que Jesús nunca quiso, la casta Sacerdotal, que tanto había criticado en su tiempo, y en la que se desecha a las mujeres.
Si analizamos de dónde proceden lo poderes sobrenaturales de los clérigos, descubriremos que el Bautismo no es privativo suyo. Cualquier persona – si realiza diversas formalidades – tendrá capacidad de bautizar.
El perdón de los pecados, mediante la confesión individual, tampoco consta en ningún texto de la Escritura. Las recientes investigaciones determinan que el texto de S. Mateo (16,21) no fue pronunciado por Jesús, sino creado posteriormente, para poder justificar el “atar y desatar” de los clérigos. Es la Comunidad la que se reúne, oye y perdona a quien lo pide. La confesión individual se establecerá muchos siglos después.
La Unción de los enfermos, si bien aparece en la Carta de Santiago, no consta que lo fuera por mandato de Jesús. Más bien va en la línea del uso de ungüentos caseros contra las enfermedades y heridas, en un tiempo carente de procedimientos clínicos; a modo de lo que aparece en la parábola del samaritano (Lc. 10,34), no seguidor de Jesús, que cura con aceite y vino (desinfectante) al herido por salteadores.
El Sacramento del matrimonio ni fue instituido por Jesús ni es privilegio de los clérigos. Según la propia doctrina eclesiástica, son los mismos esposos, cuando se aceptan mutuamente, como marido y mujer, los que se constituyen como tales. La tarea del cura se reduce a ser mero testigo, de un contrato creado, en siglos posteriores, para asegurar la propiedad y su transmisión de padres a hijos.
La Eucaristía, como presencia física, de Jesús en las hostias consagradas por los sacerdotes por el mero hecho de la pronunciación de unas palabras míticas, que transforman “milagrosamente” el pan y vino en la persona de Jesús, tantas veces como se quiera y que se guardan por centenares en miles de sagrarios por todo el mundo, no resiste – hoy día – a un mínimo análisis racional.
La presencia eucarística de Jesús ha de entenderse como su presencia cuando sus discípulos se reúnen en Asamblea de iguales, movidos por el amor, en actitud de servicio a los otros (lavatorio de pies). Festejando el acontecimiento del amor sin límites, con un banquete, en el que se ofrece Pan y Vino, como señal de total entrega a los demás. Sólo el Amor hace presente a Jesús.
Desvanecido el carácter sobrenatural, de las acciones clericales, su poder exclusivo de Gobernar cae por su propio peso. La gobernabilidad de las Comunidades ha de recaer en personas, democráticamente elegidas por la propia comunidad, sin Plus alguno de sobrenaturalidad. Basta que sean buenos gestores, honrados, transparentes y sometidos a las decisiones de las Asambleas.
En conclusión:
Es el Pueblo de Dios (Concilio Vaticano II) el que recoge el testigo que Jesús nos pasó. Ya no hay clérigos-laicos, hombres-mujeres, libres-esclavos, que decía s. Pablo (Gal. 3,28). Es el Pueblo de Dios el que es sacerdotal, sin diferencias entre un@s y otr@s.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Construir Puentes. Miguel Santiago Losada. Diario de Córdoba 09/03/2016

Mostrando

Mostrando

Vivimos en un mundo alarmantemente inhumano, injusto e insolidario, visibilizado por la ONG Oxfam en su informe anual, al afirmar que las 62 personas más ricas acumulan la misma riqueza que los 3.600 millones más pobres. De estas terribles diferencias tampoco se libra España que, según el informe de la OCDE, sigue estando a la cabeza de la UE en el crecimiento de la desigualdad desde el inicio de la crisis, tan solo por detrás de Chipre. La distancia entre ricos y pobres ha crecido, llegando en 2015 a concentrar el 1% de la población tanta riqueza como el 80% de los más desfavorecidos. Mientras tanto, la vieja y cada vez más fortificada Europa muestra su cara más hostil con los refugiados, alcanzado su máxima expresión en los 330 niños ahogados en las aguas del Mediterráneo y en los más de 10.000 niños que viajaban solos, esperando ser acogidos, desaparecidos nada más llegar a Europa, según estimaciones de la Europol (Oficina Europea de Policía), encontrándose muchos de ellos en manos de organizaciones de tráfico de personas.
Cómo puede estar pasando esto en pleno siglo XXI cuando el mismo papa Francisco afirma que la única certeza reside en que "todos somos hijos de Dios", lo que podría traducirse para los no creyentes en: todos y todas somos iguales. Ante la falta de dirigentes políticos europeos que alcen la voz y desarrollen políticas solidarias y humanas, ha tenido que ser el papa Francisco el que denuncie tanta barbaridad y acuse a los que construyen muros. Al candidato a las primarias del Partido Republicano (EEUU) Donald Trump le ha dicho: "Una persona que solo piensa en construir muros, sea donde sea, y no en construir puentes, no es un cristiano. Esto no está en los evangelios". Este es el mensaje que quiere dar en el año de la misericordia, el de construir puentes y no muros. El Evangelio es la misericordia y si la Iglesia no cumple con ese mandato está traicionando la esencia de su mensaje. La iglesia tiene que "pasar de aduana a hospital de campaña", dice el Papa.
Los andaluces tuvimos la suerte de tener un profeta misericordioso, que nos dejó hace 21 años, Diamantino García Acosta, al que cantaba Carlos Cano: "andaba con la verdiblanca por la causa de los pobres". Afirmaba que él no se podía quedar encendiendo velas en la iglesia cuando había tantas personas sufriendo por las violaciones de los derechos humanos. Con su característica ironía decía que: "a Jesús no lo crucificaron por hacer procesiones sino por ponerse al lado de los explotados". Desde su experiencia con los más empobrecidos pensaba que: "la iglesia no debiera ser un recinto de muros, ni una empresa de servicios religiosos, en la que sobran funcionarios y faltan profetas". Estaba convencido de que: "el evangelio hay que vivirlo con la gente humilde y creer en la vida y la justicia, no es compatible con la vida cómoda en la que sólo se cree en la barriga".
Qué lejos quedan del papa Francisco y del cura Diamantino las palabras de una jerarquía católica trasnochada que nos habla de que la violencia machista se debe a que la mujer pide la separación (arzobispo de Toledo), de cuestionar el acogimiento a los refugiados al considerarlos como el caballo de Troya de Europa al no ser trigo limpio (arzobispo de Valencia), de considerar a la homosexualidad como una deficiencia sexual (cardenal Fernando Sebastián). El obispo de Córdoba bate el récord de tanto despropósito cuando afirma que "todo hijo tiene derecho a nacer de un abrazo amoroso, que no puede sustituirse nunca por la pipeta de laboratorio, fruto de un aquelarre químico" o de afirmaciones tan fuera de lugar como que "el varón cuanto más varón sea mejor para todos en la casa, ya que aporta particularmente la cobertura, la protección y la seguridad". Este jerarca de la iglesia, amante del boato, se cree dueño y señor de uno de los monumentos más importantes del mundo, la Mezquita-Catedral, al que por sus pretensiones ideológicas, que nada tienen que ver con el Evangelio y el Concilio Vaticano II, ha negado el nombre al monumento y ha tergiversado su verdadera historia. Mientras, la Administración responsable ha preferido mirar hacia otro lado, haciendo manifestaciones propias de un lenguaje ambiguo, ineficaz, oportunista y alejado de los intereses de lo público.
A Diamantino lo acusaron de activista, revolucionario y mal sacerdote, de conducta inapropiada, según constaba en los informes policiales. Hoy, al igual que ayer, defender los derechos humanos o defender lo público, sigue incomodando. A pesar de todo, este mundo tiene solución y aunque parezca que el esfuerzo por conseguir un mundo más justo es una causa perdida, como es tan razonable, algún día la ganaremos.

Miguel Santiago Losada
* Profesor y miembro de Comunidades Cristianas Populares 

AVISOS ACTIVIDADES CCP-GRANADA:
SÁBADO 12 de Marzo: Taller de Meditación. Abierto a tod@s. A las 11 de la mañana, en el local de Comunidades: Atarazana del Santísimo 6-bajo. Granada.
DOMINGO 13 de Marzo: Encuentro de CCP: Laudato si: El cuidado de la tierra.Abierto a tod@s. A las11 de la mañana, compartimos la comida, hasta las 6 de la tarde. En los Combonianos, frente al observatorio de Cartuja.