martes, 29 de marzo de 2016

Encuentro CCP-13-03-2016: El cuidado de la tierra.

Breve resumen del Encuentro Por Pepe Gilabert.:

Celebramos el pasado Domingo 13 de Marzo de 2016 en la residencia de Los Combonianos el Encuentro de cuaresma de las CCP de Granada. El tema elegido para reflexionar ese día fué La enciclica del Papa Francisco "Laudato Sii". Sobre las 11 y cuarto, tras unos minutos de saludos y achuchones afectuosos, comenzamos con un ratito de oración y meditación a partir del relato bíblico del Génesis. A continuación Ines, de la comunidad de Atarazana, nos expuso de una manera magistal un resumen introductorio con las ideas fundamentales de cada uno de los seis cápítulos de la enciclica. Despues pasamos a una puesta en común de las opiniones de l@s participantes entre las que cabe destacar la oportunidad, importancia y alcance de esta enciclica del Papa sobre el cuidado de La Tierra ( nuestra casa común). Se puso también de manifiesto la valentia de Francisco en el capítulo donde expone las causas que estan provocando el alarmente deterioro ecológico de nuestro planeta, señalando a los mercados, a la tecnologia, al desarrollo sin control y al sistema capitalista como los principales causantes.
Luego, como todo el encuentro fué una Eucaristía, pasamos al ofertorio, la plegaria eucaristica y la fracción del pan; y de ahí pasamos a la mesa compartida en el jardín dando buena cuenta de las viandas que cada una había traído. Despues de un rato de animada sobremesa volvimos al trabajo con la proyección de dos videos animados sobre ecología: uno ambientado en Sudamerica y otro en Africa. Las niñas y niños hicieron un teatrillo de títeres y una fiesta en homenaje a Israel por la recuperación de su operación. Carlos nos explicó sobre los distintos proyectos de cooperación en los que colabora comunidades en Bolivia, El Salvador y Togo.El padrenuesto y la Paz  dío paso a la merienda solidaria para los proyectos,  con bollos y chocolate. Sobre las seis de la tarde terminamos el encuentro, despidiendonos hasta la Pascua.

ENCICLICA “LAUDATO SI”. Por Inés López Gomez.

Venimos de una tradición judeo-cristiana, en la cual hemos querido interpretar las lecturas acomodándolas a nuestros intereses, erigiéndonos como dominadores de la tierra y sus recursos, en beneficio de nuestro concepto de desarrollo, y digo el nuestro porque desarrollo no significa lo mismo para todos, el concepto de desarrollo como crecimiento ilimitado, basado en la producción y consumo, es propio del sistema capitalista y de una visión etnocentrista del mundo.

En una charla de Sergie La Touche (Teórico del decrecimiento), sobre el decrecimiento, al hablar sobre desarrollo, transmitió su experiencia en África y como allí no tenían una palabra que explicara ese concepto y desarrollo lo definían como “el sueño del hombre blanco”.

Vivimos dentro de la lógica de un sistema que se basa en el consumo ilimitado y que no mira las consecuencias de ese consumo basado en la rentabilidad económica, extractivismo, expolio…., y que se protege negando las consecuencias del cambio climático o confiando en la ciencia para frenar la locomotora que ha perdido ya el control, pero sin tener que cambiar nuestro sistema y nuestros hábitos, y así respiramos aliviados cuando saltan noticias como la de la bacteria que se alimenta de pet, y nos permitirá seguir consumiendo este producto sin cuestionarnos su procedencia y su impacto desde el origen de la extracción del petróleo, etc.

Según el informe de la Asociación Estadounidense Para el Avance de la Ciencia, la mayor sociedad científica general del mundo, 2014, citado por Naomi Klein en su libro “esto lo cambia todo”, dice textualmente, “la mayoría de las proyecciones  sobre el cambio climático presuponen que los cambios futuros –las emisiones de gases de efecto invernadero, los incrementos de las temperaturas y otros efectos como el aumento del nivel del mar- se producirán de forma gradual. Una determinada cantidad de emisiones se traducirá en una cantidad dada de subida de la temperatura que conducirá a su vez a una cierta cantidad de suave aumento gradual del nivel del mar. Sin embargo, el registro geológico referido al clima muestra momentos en los que una modificación relativamente pequeña de un elemento climático provocó alteraciones bruscas en el sistema en su conjunto. Dicho de otro modo, impulsar las temperaturas mundiales hacia más allá de determinados umbrales podría desencadenar cambios abruptos, impredecibles y potencialmente irreversibles que tendrían consecuencias enormemente perturbadoras y a gran escala. Llegados a este punto, incluso aunque no vertiéramos CO2 adicional alguno a la atmosfera, se pondrían en marcha procesos imparables. Para hacernos una idea de ello, imaginemos una avería repentina de los frenos y la dirección del vehículo climático a raíz de la cual ya no pudiéramos controlar el problema y sus consecuencias.”
A su vez la Agencia Internacional de la Energía, citada en el mismo libro, advierte que si no logramos controlar nuestras emisiones antes del 2017, convertiremos en inevitable un nivel de calentamiento sumamente peligroso, según las palabras del economista en jefe de la AIE, Fatih Birol “la puerta para evitar el calentamiento a solo 2ºC está a punto de cerrarse. En 2017 se habrá cerrado para siempre”.

Este es el contexto en el que nos situamos actualmente, de ahí la importancia de que seamos conscientes de que la lucha contra el cambio climático no es una lucha aislada dentro del resto de luchas y que el cambio climático es otra evidencia de que nuestro sistema no es válido para el desarrollo de la vida.
Por eso es importante que todas las instituciones sean conscientes y empiecen a señalar las causas y los causantes de ello, y es importante que la iglesia como institución venga a recordarnos nuestras raíces y empiece a señalar a los causantes identificándolos como el sistema económico, la política que se somete a la economía, el mercado, en resumen el sistema capitalista.
La encíclica se divide en seis capítulos que van analizando las causas, las soluciones o vías de solución.
Si  analizamos la encíclica desde la introducción, encontramos aspectos que nos rompen nuestra idea de libre disponibilidad de los recursos y nos habla de la tierra como casa común, hermana, madre, y nos recuerda como hemos olvidado que nosotros mismos somos tierra. Uno de los problemas de nuestra sociedad es que hemos olvidado que somos parte de un todo y nuestro arraigo a la tierra, y que formamos parte de un delicado ecosistema, el cual es alterado por nuestra forma de organizarnos socialmente.

Otro aspecto que me parece importante es que incluye  a la “oprimida y devastada tierra entre los pobres más abandonados y mal tratados de la tierra”. Cuando además son estos los que más sufren las consecuencias del cambio climático, y también me parece que es una forma de incluirlo todo dentro de los males de un mismo sistema.
Dentro de la referencia que hace a sus antecesores me parece importante la que se refiere al Patriarca Bartolomé “llamó la atención sobre las raíces éticas y espirituales de los problemas ambientales que nos invitan a encontrar soluciones no solo en la técnica si no en un cambio en el ser humano”, y por su puesto a Francisco de Asís que inspira esta encíclica, donde afirma que en él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.

Esto se une con el llamado que hace el papa, donde indica que necesitamos una conversación que nos una a todos, y por todos entiendo todos los agentes sociales y todos los movimientos sociales que debemos ser conscientes de que las luchas aisladas pueden conseguir cambios y mejoras, pero no generaran el cambio de sistema necesario si no tomamos conciencia de que tenemos una lucha común que abarca todos los aspectos. Esto me recuerda a la reflexión que hace Naomi Klein en las conclusiones de “esto lo cambia todo”, que dice textualmente “Así pues, el cambio climático no pide a gritos un movimiento nuevo y reluciente que triunfe  por arte de magia allí donde otros fracasaron. Todo lo contrario. Por el mero hecho de ser la crisis de más amplias implicaciones generada por la cosmovisión extractivista, una crisis que sitúa a la humanidad ante un plazo límite firme en inflexible, el cambio climático puede constituir la fuerza –el gran empujón, por así decirlo- que reúna a todos esos movimientos que se mantienen actualmente con vida. Un rio de aguas vigorosas alimentado por incontables afluentes de los que recoge la fuerza colectiva necesaria para alcanzar finalmente el mar. –la confrontación fundamental, que parecía ser la del colonialismo y anticolonialismo, es decir, el capitalismo y el socialismo, pierde importancia, escribió Frantz FAnon en su clásico de 1961, los condenados de la tierra, -. Lo que cuenta ahora, el problema que cierra el horizonte, es la necesidad de una redistribución de las riquezas. La humanidad so pena de verse sacudida, debe responder a este problema-. El cambio climático es nuestra oportunidad de corregir por fin esos enconados males, de terminar el proceso inacabado de la liberación-.

Realmente la encíclica no nos dice nada nuevo sobre el cambio climático pero si es importante la forma en la que lo hace, que es desde un punto de vista muy crítico, por un lado con los grandes responsables (poder económico) y por otro lado con los participante (nosotros).

A continuación hago un esquema de los aspectos que me han llamado la atención de los distintos capítulos.
Ya hice mención a algún aspecto de su llamado pero también quiero señalar en el desglose que hace sobre las actitudes que obstruyen los cambios, señalando como tales:
·         La negación
·         La indiferencia
·         La resignación
·         La confianza técnica.
También resalto de su llamado el  punto 16.
Capitulo 1. “Lo que está pasando a nuestra casa”.
Destaco el concepto de “RAPIDACIÓN”.
1.1.          Contaminación y cambio climático
1.2.          Contaminación, basura y cultura del descarte, habla de la idea del descarte no solo de los objetos sino también de las personas excluidas
1.3.          Cuestión del agua
1.4.          Deterioro de la calidad de vida humana y degradación social, nos habla de la estructura de las ciudades, la privatización de los espacios públicos…….
1.5.          Inequidad planetaria, “un verdadero planteamiento ecológico se convierte siempre en un planteamiento social”. Aquí nos habla de la ética en las relaciones internacionales “deuda ecológica”, nos habla como “la deuda externa se ha convertido en un instrumento de control, pero no ocurre lo mismo con la deuda ecológica”
1.6.          Debilidad de las reacciones, la política internacional no se implica, no es capaz de llegar a acuerdos  ni siquiera de mínimos.  Habla del futuro de los hijos, aquí tendríamos que hablar no solo de los hijos sino también de todas las formas de vida de la tierra, sería necesario la existencia del defensor de las generaciones futuras, ya planteado en la cumbre de Rio. Y me parece muy importante que señala el sometimiento de la política ante las finanzas. Igualmente hace una crítica al sistema actual basado, en la especulación y renta financiera
1.7.          En este punto al referirse a la diversidad de opiniones, señala la insostenibilidad del sistema actual desde distintos puntos de vista

Capitulo 2. “el evangelio de la creación”
En este capítulo nos desmonta la idea de dominio del ser humano sobre la tierra, y así expresa como todos somos creados por el mismo padre a imagen y semejanza.
Todo está conectado, en el punto 2.6 nos habla del destino común de los bienes, todo planteamiento ecológico debe incorporar una perspectiva social que tenga en cuenta los derechos fundamentales de los más postergados.
El Medio Ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos. “Quien se apropia de algo es solo para administrarlo en bien de todos”.

Capitulo 3. “raíz humana de la crisis ecológica”
3.1 La tecnología: creatividad y poder
3.2 Globalización del paradigma tecnocrático. La humanidad ha sucumbido a la tecnología. Idea de los recursos ilimitados.
El mercado no garantiza por sí mismo el desarrollo humano integral y la inclusión social, de este apartado destaco también el punto 111 y 114
3.3 Crisis y consecuencias del antropocentrismo. Las autoridades tienen el derecho y la responsabilidad de tomar medidas de claro y firme apoyo a los pequeños productores y a la variedad productiva, este aspecto es muy importante ya que nos enlaza de manera muy directa con el ttip y demás acuerdos transnacionales.

Capitulo 4. “una ecología integral”
Ecología ambiental, económica y social, no hay dos crisis social y ambiental, solo una que a la que pertenecen las dos. Nos habla de la ecología de la vida cotidiana, el principio del bien común, la justicia entre generaciones  y solidaridad intergeneracional.

Capitulo 5. “algunas líneas de orientación y acción”.
.- Dialogo sobre el medio ambiente en la política internacional
.- Re emplazamiento de los combustibles fósiles
.- Cooperativas de autoabastecimiento local a nivel energético.
.- Ser requiere decisión política presionada por la población
.- Dialogo y transparencia en los procesos decisionales.-
.- La política no debe someterse a la economía, en este punto dice en concreto “la salvación de los bancos, haciendo pagar el precio a la población, sin la firme decisión de revisar y reformar entero el sistema, reafirma un dominio absoluto de las finanzas que no tienen futuro y que solo podrá generar nuevas crisis”.
.-Conviene evitar una concepción mágica del mercado.
.- ha llegado la hora de aceptar cierto decrecimiento
.- las religiones en el dialogo con las ciencias.

Capitulo 6. “educación y espiritualidad ecológica”
 - Apostar por otro estilo de vida
.- Responsabilidad de los consumidores “comprar es siempre un acto moral, y no solo económico”
.-Referencia a la carta de la tierra “como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo”
.- Educación para la alianza entre la humanidad y el ambiente.
.- conversión ecológica.

Espero que estos apuntes sobre lo que a mi llama la atención de la encíclica sean útiles para la reflexión, y nos ayuden a no olvidar que somos afluentes de ese gran rio, de aguas caudalosas que arrastran lo viejo e inservible, para traer nueva vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.