martes, 6 de diciembre de 2016

Crónica urgente de la XVIII Semana andaluza de Teología. 25-27 Noviembre 2016. Málaga.

 CRONICA URGENTE DE LA XVIII SEMANA ANDALUZA DE TEOLOGÍA


Urgente, porque aún están vivas en la retina sus  imágenes, a flor de piel los sentimientos y rondando en la memoria las ideas suscitadas en esta Semana. Antes de que se borren estas imágenes y los sentimientos, que facilmente desaparecen con el tiempo, escribo “a bote pronto” esta crónica, sin renunciar, más adelante, a una exposición más serena y reposada.

 Cerca de 160 personas de toda Andalucia y  de otros puntos de la península: A Coruña, Pais Vasco, Palencia, Valladolid, Madrid y Albacete etc., nos hemos reunido en el Seminario de Málaga, los dias 25 al 27 de novimebre de este año 2016, para celebrar,  debatir y comprometernos con los temas propuestos en la XVIII Semana Andaluza de Teología, que llevaba por título:  “El gemido de la Tiera y el gemido de l@s empobrecid@s”.

El tiempo estuvo venturosamente lluvioso, tras los largos meses de sequía que padecia Andalucia. El sitio inigualable, en el recíen remozado Seminario de la diócesis, con habitaciones y salones confortables y comedor bien servido y abundante. No desmereció el cambio de Torrox, lugar habitual de los encuentros, al Seminario malagueño. El ambiente fue cordial como siempre, con la cálida añoranza de volvernos a encontrar, un año más,  personas amigas y conocidas, unidas por los mismos ideales de Fe y compromisos vividos en nuestros respectivos lugares de origen. Cordialidad y alegría que se amplió en la Convivencia festiva que nos ofreció...  Completaban el ambiente el colorido de los tenderetes de productos ecológicos de jabón, detergente y legumbres, de bisuteria y camisetas del comercio justo y de libros con las últimas novedades de comentarios sobre la Biblia y las nuevas corrientes de teología de la liberación, teología feminista, del dialogo interreligioso y teología cuántica.

El objetivo de esta XVIII Semana Andaluza de Teología era profundizar, interiorizar y comprometernos con  las propuestas de la Encíclica “verde” del Papa Francisco: “Laudato si”. Para ello se había invitado a cuatro ponentes. A dos teólogos: Juanjo Tamayo y José Aregui y a dos militantes de la Ecologia integral: una ingeniera agrónoma de Ecologistas en Acción, Yayo Herrero López y al  campesino y pastor de Amayuelas de Abajo (Palencia) JeromoAguado Martínez. Sus charlas estuvieron presididas en el Salón  por el cuadro de la última Cena, pintado por nuestro compañero Pepe Pascual.

Yayo Herrero hizo un diagnóstico certero del sistema económico capitalista occidental que se desarrolla en oposición a las relaciones naturales de ecodependencia e interdependencia. Según  este sistema somos autónomos respecto a la naturaleza  y dueños de ella para explotarla sin tener en cuenta sus límites. Ignora que durante toda la vida dependemos unos de otros y,  sobre todo, en  momentos cruciales (infancia, vejez, enfermedad etc) no podríamos sobrevivir si no fuera porque otras personas dedican su tiempo a cuidarnos. Es un imperativo, por tanto, el asumir un inevitable decrecimiento porque los recursos naturales son limitados y, sobre todo, habrá que repartir la riqueza, que es producto de todos y los trabajos derivados del cuidado, los cuales deberán ser realizados tanto por hombres como por mujeres, en plano de igualdad. Revertir esta situación no podrá hacerse sin conflicto de clases. Una dirección de salida la encontramos en las nuevas Constituciones de los pueblos latinomericanos, que consideran a la naturaleza sujeto de derechos y fomentan el buen vivir de toda la comunidad.
https://www.youtube.com/watch?v=z3y8PgsFJNQ&t=533s

Jeromo Aguado partió de unas propuestas que supuso ya asumidas por todos: Que en un planeta limitado no se puede crecer ilimitadamente. No hay crecimiento sostenible, sino decrecimiento para no agotar los recursos naturales.  No hay democracia politica sin democracia económica. Es inhumano que en la sociedad de la opulencia haya personas hambrientas y sobrantes, que el 20% de la población consuma el 80% de los recursos del planeta, que 60 familias acumulen más riqueza que el 50% de la huanidad entera. ¿Qué hacer frente a esta situación? Propuso:  No quedar atrapados en solo los diagnósticos teóricos, sino pasar a los compromisos concretos..  Tomar la austeridad como un valor fundamental, practicando las 5 rr: reducir, reutilizar, reciclar, rearborizar y recampesinar. Posicionarnos junto y al lado del otro, aunque sea de distinta religión, de distinta cultura o étnica, al lado del último. Los últimos hoy son los 800 millones de hambrientos, de excluidos del sistema, de los desplazados y expulsados de su tierra por las guerras, de los  inmigrantes,  refugiados, de las personas mayores que nadie las quiere. Y volver a la tierra maltratada y envenenada por la agricultura extensiva y extractiva, para que los pueblos y las personas tengan su propia soberanía alimentaria.
http://www.redescristianas.net/escuchar-el-clamor-de-la-tierra-y-de-los-empobrecidosjeronimo-aguado-martinez/
Juan Tamayo nos planteó la necesidad de un diálogo intercultural, interétnico y interreligios que sea capaz de realizar una nueva síntesis de Dios, Tierra y ser humano. Para ello hay que abandonar los paradigmas anteriores: a) El teocentrismo de un Dios omnipotente, creador desde un principio de todo lo existente, un Dios fuera y enfrentado al Mundo. b) El antropocentrismo que concibe al ser humano como superior y señor de la naturaleza, con derecho a usar y abusar de ella. c) El androcentrismo que considera superirores los valores del varón de étnia blanca: la fuerza, inteligencia, el discurso conceptual, sobre los de la mujer, a quien menosprecia: el sentimiento, la intuición, el cuidado..d) El fundamentalismo, no solo religioso, creyéndose los únicos elegidos, sino también económico, afirmando que solo existe un único modelo, el tecnocientista occidental. El nuevo paradigma a abrazar es el cosmocentrismo, que entiende al ser humano no como rival de la Naturaleza y demás seres, sino en diálogo y comunicción mutua.
http://www.redescristianas.net/hacia-un-tiempo-de-sintesis-dios-tierra-humanidadjuan-jose-tamayo-director-de-la-catedra-de-teologia-y-ciencias-de-las-religiones-ignacio-ellacuria-universidad-carlos-iii-de-ma/

José Arregui nos invitó, a través de una lectura crítica de los primeros capitulos del Genesis,  a redescubrir el verdadero sentido de “nuestra Tierra” en un diálogo dialético con “nosotros” y con “Dios”.Tierra es todo, las galaxias, las estrellas, nuestro planeta, el cosmos entero, en evolución y desarrollo permanente, no creado y dado de una vez para siempre. Esta Tierra/cosmos no la habitamos para dominarla y hacerla totalmente nuestra, según la tentación permanente de “ser como dioses” (el antigénesis), sino que la tenemos “en préstamo” para usarla, cuidarla  y entregarla a las siguientes generaciones conservada, mejorada y en “Paz”, bajo el símbolo del Arco Iris. Descubrir que la “Tierra es de Dios” es afirmar que todo está animado, todo es energía, dinamismo, conciencia, vida, espiritu. Significa que todo es sagrado, todo es templo y habitáculo del Espiritu, de “la Ruah” que “planeaba sobre las aguas” (Gen 1.2), todo es espiritualidad. Nuestra tarea es realizar “una acción liturgica en este templo”, que es la acción de todo el pueblo que quita la injusticia y llega al descanso sabático, donde se perdonan todas  las deudas y al “año jubilar” donde todos recobran sus propiedades (Lev 25,13), todo es de todos y nadie pasa necesidad (Hech 2,45; 4,34).
http://www.redescristianas.net/la-tierra-es-de-dios-apuntes-para-una-teologia-de-la-tierrajose-arregi/

La exposición de los ponentes de discutió ampliamente en los grupos, como se puso de manifiesto en la multiplicidad de preguntas que se les hicieron. En la Eucarstía, finalmenete, celebrada y participada por toda la Asamblea, se fundieron y ofrecieron el trabajo de los que prepararon la Semana, los sentimientos gozosos de encontrarnos de nuevo, los  buenos sentimientos e ideas comunicadas, la participación y diversidad de opiniones de los grupos, los compromisos suscitados y asumidos, el animador-payaso de la fiesta Esteban, de la Comunidad del Puerto....Y amenizado todo con la música,  los cantos y la danza, dirigidos magistralmente, como siempre, por la  guitarra de Domingo Gómez.

¿Fue todo perfecto? Nada lo es en esta vida. A mi modo de ver,  tres fueron las deficiencias de la Semana. En primer lugar, respecto a la metología de los grupos. No todas las preguntas formuladas por ellos se leyeron, tal vez por la respuestas extensas de los ponentes. Se comentó que, para otros años, sean los secretarios/coordinadores quienes hagan las preguntas, aclarando su enunciado si fuera necesario. La segunda se refiere a  los teólogos. A mi juicio y lo constataron también diversos grupos, su exposición se quedó en las alturas abstractas del discurso y escasamente aterrizaron en propuestas a ras de tierra, como si lo hicieron los militantes ecologistas, sobre todo, Jeromo. A mi entender olvidaron la tesis que ya puso de manifiesto la Teología de la Liberación: que la exposición teológica no versa principalmente sobre Dios, sino que es una reflexión crítica sobre la praxis de la sociedad y de la Iglesia, a la luz de la Palabra de Dios. Faltó, por ello, insistir más en el “gemido de los empobrecidos” y en la esperanza de que Dios escucha tal gemido y está dispuesto a liberarnos de los opresores que lo causan. Finalmente, la Semana fue poco “andaluza”. Sólo hubo un breve recuerdo de Blas Infante, pero faltó constatar que de los 13 millones de empobrecidos que, según las encuestas, hay hoy en España, un millón son andaluces y medio millón de ellos están en pobreza severa. Y frente a esta situación hubiera sido bonito y práctico recoger el compromiso que el malagueño Paco Vega puso en valor con su huelga de hambre, en los dias anteriores de la Semana, reclamando se cumpla el art. 23,2 del Estatuto andaluz: “Que todos los andaluces que están en situación de necesidad reciban una Renta básica que les garantice unas condiciones de vida digna”.

Antonio Moreno de la Fuente
6 de diciembre 2016
CCP de Sevilla

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.