martes, 16 de enero de 2018

CCP-Granada: Nuestra mayor gratitud a nuestro amigo Pepe Castillo.


Para las Comunidades Cristianas Populares de Granada Pepe Castillo además de nuestro teólogo de cabecera, inspirador, compañero y maestro es nuestro amigo. Desde los años setenta y la Teología Popular hasta nuestros días hemos compartido caminos, a veces muy duros, luchas, utopías y esperanzas...
Que el Papa Francisco le llame por teléfono agradeciendo su labor nos parece un gesto al menos de restitución y apoyo por tanta persecución y castigo, especialmente del ¿Santo? Juan Pablo II y sus secuaces...Benecicto XVI alias Ratzinger  y cía. 
El siguiente paso capital sería la pública rehabilitación de tod@s los teólog@s poscritos y apartados de sus cátedras, ministerios y ....
Desde este humilde blog queremos AGRACEDER A PEPE CASTILLO el privilegio de haber compartido tanta Vida junt@s, acompañándonos,  desde el afecto y la amistad profunda. 





















Esta foto es de la clebración en CCP-Granada del día en que la Universidad de Granada nombró Doctor Honoris Causa a nuestro amigo y compañero de caminos Pepe Castillo el 13 de Mayo de 2011.

Reproducimos a continuación la semblanza de Jose Mª Castillo que hace nuestro compañero Juan Cejudo de las CCP de Cádiz:
(Juan Cejudo- CCP Cádiz).- Me ha parecido un gesto de gran relieve por parte del Papa Francisco la llamada telefónica que ha hecho al teólogo granadino José Mª Castillo. Vamos a decirlo claramente: José Mª Castillo, para los papas anteriores, había sido un teólogo "maldito". Uno de los cerca de 600 teólogos sancionados por los papas anteriores y la Congregación del Santo Oficio.
Desde la década de los 80, José Mª Castillo ha venido sufriendo sanciones por parte del poder religioso. Le destituyeron como profesor de teología en la facultad de Granada, al retirarle las autoridades la venia docendi. Sanción que también sufrieron los teólogos Benjamín Forcano y Juan Antonio Estrada.
Hace 10 años, abandona la Compañía de Jesús a la que había dedicado toda su vida.
Ha seguido impartiendo conferencias y clases por medio mundo, escribiendo libros y artículos y acudiendo a innumerables actos de donde se le ha reclamado por su gran valía. Pero por parte de autoridades religiosas sólo había recibido sanciones y represalias.
Y es que los pontificados de Juan Pablo II primero y el rígido control de Ratzinger al mando de la Congregación del Santo Oficio y más tarde del Papa Benedicto XVI, no eran tiempos favorables para los teólogos de línea renovadora, abierta, progresista.
Por eso esta llamada ahora directa, personal, del Papa Francisco ha tenido un significado de especial importancia que hay que valorar enormemente.
José María se ha debido sentir especialmente reconfortado por esta llamada que viene, de alguna manera a hacer justicia a tantos años de persecución a un cristiano cabal, a un sacerdote y teólogo fiel a los principios del Evangelio que tantísimo bien nos viene haciendo a muchos en tantas partes del mundo con sus publicaciones, sus libros, sus conferencias y artículos.
El siguiente paso de Francisco debería ser la rehabilitación de todos los teólogos anteriormente sancionados......




Del blog de José María Castillo.
 Y el Papa me llamó:.


Ayer, lunes 8 de enero, a las 20 h. y cuando menos me podía imaginar semejante cosa, sonó en el teléfono de mi casa una llamada sin número, de origen desconocido. Yo ni descolgué el teléfono. A los pocos instantes, la llamada se repitió. Venía del Vaticano. Y quien me llamaba era el Papa. Me puse nervioso. No sabía si aquello era una broma de cualquier insensato o quizá el reclamo de una agencia de publicidad.

Pronto salí de dudas. Era claramente la voz del Papa Francisco, que notó enseguida mis vacilaciones. Y me dijo con su voz clara y precisa: “Soy el papa”. Cosa que repitió dos o tres veces, ante mi evidente inseguridad, turbación…, ¿qué sé yo?

¿Por qué me llamó? Me figuro que todo se debe a una cosa muy simple. Hace unos días, en un Encuentro (celebrado en Madrid) de periodistas de asuntos religiosos, pude saludar a un importante amigo personal de Jorge Mario Bergoglio, que, en los pocos minutos que pudimos hablar, me aseguró que le llevaría en mano al Papa el último libro que he publicado, La Religión de Jesús. Comentario al Evangelio diario, para el presente año. El libro está dedicado al Papa Francisco. Y esto – me figuro yo – es lo que ha motivado la llamada papal. Aunque la verdad es que el Papa no me hizo mención alguna, ni de este libro, de ningún otro asunto.

Francisco fue derechamente –en los diez minutos que duró la conversación– a lo que él quería. Que fueron dos cosas. Primero: “Quiero agradecerle lo que Usted está haciendo por mí”. Cosa que me sorprendió, dado que bien poco es lo que yo puedo ayudar al Papa. Y lo principal que me dijo y en lo que me insistió varias veces: “Rece Usted por mí. Porque lo necesito mucho”. Me llamó la atención la insistencia del Papa en este ruego. Sin duda alguna, el Papa Francisco se siente necesitado y pide oraciones para que la fuerza del Señor le ayude a salir adelante.

El Papa es consciente de que lo que da de sí la condición humana no basta, para sacar adelante la mejor solución a la cantidad y gravedad de los problemas que entraña el papado en estos momentos. Si por algo se distingue el Papa Francisco, es no sólo por su cercanía a los más desamparados de este mundo, sino sobre todo por su identificación con los pesados problemas que agobian a tantos desamparados. Francisco lo siente así, sin duda alguna. Le sobran motivos al Papa para pedir ayuda, del cielo y de la tierra. Porque ha tomado en serio el proyecto de salir adelante, cargado –como vive– con el peso excesivo de la demasiada ternura.

José Mª Castillo

2 comentarios:

  1. De Pedro Castilla (CCP de Cádiz). MUCHO MAS QUE UNA LLAMADA

    Cuando nos enteramos que el Papa Francisco había llamado a nuestro Pepe Castillo, todos sentimos un gozo y una felicidad difícil de describir. Inmediatamente conocida la noticia, se corrió la voz con la misma velocidad como si nos hubiese tocado la lotería.
    Pasada la entusiasta borrachera y analizando las causas de nuestra exaltada embriaguez, nos percatamos que a José María Castillo se le estaba restableciendo de todas las barbaridades que, distintas jerarquías eclesiásticas, habían cometido injustamente contra el insigne teólogo y, si cabe, mejor persona. También el Papa, que seguro habrá leído no pocos de sus libros, estaba confirmando su sintonía espiritual, evangélica y teológica con Castillo.
    Pero quizás, lo más importante para todos es que, Francisco, con su llamada estaba aplaudiendo la vida y obra de José María Castillo y, por ende, estaba bendiciendo y animando a todos los cristianos de base que, fieles al evangelio de Jesús, hemos crecido al socaire de esas fidelísimas enseñanzas cristianas, que ha sabido transmitir José María y otros teólogos como él.
    Consciente del particular criterio que maneja determinadas jerarquías, para premiar o castigar, Francisco ha querido reconocer directamente la labor de un gran teólogo, que su único pecado ha consistido en ser fiel al Proyecto de Jesús y saber luchar por él.
    Pedro Castilla

    ResponderEliminar
  2. ENHORABUENA!!!! a todas las comunidades, porque es como si el Papa os hubiera hecho la llamada a todas.
    recibid mi cariño y oración

    ResponderEliminar

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.