lunes, 23 de octubre de 2017

CCP-Granada contra la Desigualdad Obscena, Campaña Pobreza Cero. 2017


Las Comunidades Cristianas Populares de Granada se manifestaron el sábado 21 de Octubre de 2017, junto a muchas ONG y colectios, integradas en la CONGRA, en el acto final de la semana Pobreza Cero en Granada, repleta de actos de denuncia contra la desigualdad obscena.

MANIFIESTO, Día internacional para la erradicación de la pobreza.

Con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, las personas, movimientos y organizaciones que impulsamos Pobreza Cero hacemos un llamamiento a la sociedad para que se movilice hasta lograr medidas concretas y efectivas contra la pobreza y la desigualdad.

En los últimos años se ha registrado un crecimiento económico sin precedentes. Esto se ha vendido como una muestra de progreso, sin embargo, ha supuesto un grave retroceso en los derechos humanos.


Prueba de ello es la desigualdad derivada de ese crecimiento. Hoy las 8 personas más ricas del mundo poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad. 10 empresas facturan más que el presupuesto público total de 180 países. Mientras, la FAO acaba de anunciar que el hambre en el mundo crece por primera vez en 14 años y afecta a 815 millones de personas.

España no es ajena a esta realidad. El 10% más rico más rico del país se ha hecho aún más rico durante la crisis. El 20% más pobre, es aún más pobre. Se ha incrementado el número de personas que viven en riesgo de pobreza y de exclusión social y se reducen los salarios de los que menos cobran. Estas cifras son escandalosas y obscenas.

Obsceno es que en la provincia de Granada más mitad de las personas en desempleo no cobren ningún tipo de subsidio. O que casi la tercera parte de los contratos firmados este año hayan sido contratos a tiempo parcial. O que la siniestralidad laboral haya aumentado por falta de inversión en programas de prevención de riesgos laborales y que hayan muerto 7 personas en su trabajo en lo que va de año. Esto abunda en el nuevo concepto que se ha acuñado en los últimos años: el trabajador y la trabajadora pobre. En Granada, el 14% de las personas que reciben ayudas de alimentación o suministros del hogar tienen empleo.

Obsceno es que el 70% de la población pobre del mundo sean mujeres, que cobren menos que los hombres por el mismo trabajo, que un 38% de empleadas no tenga seguros sociales. En nuestra ciudad son mujeres entre 30 y 44 años quienes más frecuentemente solicitan ayuda a las organizaciones benéficas.
El enriquecimiento económico desmedido de unos pocos a costa de la pobreza de millones de personas es intolerable, inmoral, inhumano, … es una desigualdad obscena.
La sostenibilidad del planeta está seriamente amenazada. Una quinta parte de la población mundial consume, contamina irresponsablemente y sobreexplota los recursos naturales. La mayoría de las personas pobres son quienes sufren el  impacto de este modelo de producción que destruye los recursos del planeta.

En los últimos años han aumentado las migraciones forzosas, llegando a 60 millones las personas obligadas a salir de su casa y de su tierra por motivos de raza, género, orientación sexual, religión, nacionalidad, opiniones políticas, hambrunas y guerras. De ellas, 20 millones lo han hecho por causas asociadas al cambio climático.
El crecimiento económico no es el único criterio para medir el progreso. Es necesario repensar nuestro modelo de desarrollo. El actual sólo beneficia a un grupo muy reducido. La riqueza se acumula en pocas manos. Las élites económicas son tan poderosas que influyen en los gobiernos para que legislen en beneficio de ellas. Así se legislan rebajas salariales, reformas laborales y se hace negocio privatizando servicios públicos como la sanidad y la educación. Esta influencia de los poderosos en los gobiernos corrompe la democracia.
Como ciudadanía, queremos proponer medidas para la erradicación de las causas de la pobreza y de la desigualdad. Medidas que no dejen a nadie atrás.

1.    Medidas de protección social:
Las políticas públicas de protección social son una de las formas más efectivas para atajar las desigualdades y frenar el incremento de la pobreza. Nuestra propuesta quiere reducir la brecha de inversión social existente en España e igualarla con la de la Unión Europea, hasta alcanzar del 30% del PIB.

Proponemos:
• Ampliar las inversiones en Educación y en medidas de protección de la infancia, para reducir el desfase con la media europea.
• Incrementar las inversiones en Sanidad y anular el Real Decreto 16/2012 y restaurar la sanidad universal.
• Recuperar los presupuestos de las políticas de Igualdad de Género y de los planes contra la violencia de género.
• Ampliar las medidas de protección del desempleo y la inserción socio-laboral.
• Elevar la Renta Mínima de Inserción, cumpliendo la Ley de Prestación de Ingresos Mínimos o Renta Mínima Garantizada.
• Cumplir la Ley de Dependencia y pagar las ayudas que se recogen en la misma.

2.    Medidas de financiación de la cooperación para el desarrollo.
Los Estados tienen una responsabilidad de cooperar internacionalmente y asistir a los Estados empobrecidos. Tienen el deber de ayudar a la realización progresiva de los derechos económicos, sociales y culturales de las personas de los países que no están en condiciones de poder garantizarla. Este compromiso ha sido renovado por la comunidad internacional, incluido el Estado español, con la firma en 2015, de la Agenda 2030.

La cooperación al desarrollo debe estar orientada a la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la defensa de los bienes públicos globales, y tiene que estar desligada de intereses comerciales, de seguridad y de control de fronteras. Desde 2010 el Estado español, tanto en el gobierno central como en los gobiernos autonómicos, ha dado marcha atrás en este esfuerzo de destinar el 0,7% a ayuda al desarrollo, situándose en los niveles más bajos de la OCDE.

Proponemos:
• Recuperar el presupuesto de cooperación para el desarrollo en todos los niveles (estatal, autonómico y local) en línea con el compromiso con el 0,7% de la Renta Nacional Bruta. La recuperación debe poner el foco en la ayuda humanitaria, la Educación para la Ciudadanía Global, los programas de género, el cumplimiento de la Agenda 2030 y el fortalecimiento del papel de la sociedad civil. De forma progresiva, la AOD debería alcanzar el 0,4% de la renta en 2020, en el ámbito estatal.

• Aumentar la Ayuda Humanitaria hasta alcanzar el 10% de la Ayuda al Desarrollo, teniendo en cuenta el contexto de emergencia que presentan las hambrunas del Cuerno de África, Sudán del Sur, Sahel y Yemen, que afectan a 20 millones de personas.

3.    Medidas para garantizar la redistribución: Justicia fiscal
Las políticas fiscales son la principal herramienta que tienen los Estados para luchar contra la desigualdad. El fraude fiscal y las prácticas fiscales injustas erosionan las políticas públicas sociales, ambientales y, en consecuencia, la calidad democrática de un Estado.
Es necesario que las políticas públicas de protección social se financien a través de un sistema tributario justo y redistributivo.

El fraude fiscal y la elusión fiscal siguen representando más del 9% del PIB del Estado español. Las grandes fortunas y grandes empresas siguen pagando proporcionalmente muchísimo menos de lo que les corresponde.
Proponemos:
• Aprobar una Ley contra el Fraude Fiscal que erradique los paraísos fiscales y luche contra la evasión de capitales y contra la corrupción.
• Implementar el Impuesto sobre las Transacciones Financieras.

La Plataforma Pobreza Cero de Granada exige estas tres medidas: protección social, ayuda a la cooperación y fiscalidad justa, y lo hace en nombre de las víctimas de la desigualdad obscena.                                  Pinchad para ver video


Contra la desigualdad obscena, movámonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.