La Voz de CCP

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA NO COMPARTEN LAS IDEAS VERTIDAS POR EL ARZOBISPO DE GRANADA CONTRA LAS MUJERES, Y OTROS COLECTIVOS DE LGBT.
Las Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía, al igual que tantas personas, cristianas o no, hemos leído con asombro la homilía pronunciada recientemente por el Sr. Arzobispo de Granada el pasado 12 de Febrero,  sobre la ideología de género y otros temas de moral sexual.
Si no fuese porque un Arzobispo es una autoridad eclesiástica y que lo que él diga tiene un eco importante en muchas personas de buena fe, diríamos que su homilía no deja de ser un panfleto en el sentido literal de la palabra. Dada la repercusión mediática de sus palabras, CCP quiere manifestar su rechazo, no sólo por incitar cuanto menos a la discriminación, que es lo más grave, como han denunciado ante la Fiscalía El Observatorio contra la LGBTfobia, lo que apoyamos al cien por cien, sino que desearíamos hacer algunas otras observaciones complementarias desde nuestra perspectiva cristiana.
Cuando autoridades eclesiásticas justifican sus ideas con leyes, según ellos divinas, sin tener en cuenta que todo lo escrito en la Biblia está escrito por hombres (además en masculino), sacando los textos o la leyes de su contexto histórico-sociológico-filosófico y sin la mínima exégesis, yerran torpemente, puesto que si “Dios” hubiera inspirado en cada momento histórico lo mejor para los seres humanos, Jesús no se hubiese dirigido a Él como Padre.
En segundo lugar, desconocemos qué condiciones académicas se le exige a un sacerdote para ser obispo, pero éste monseñor en concreto, si no le exigieron lo que sería necesario conocer de los seres humanos, debería informarse debidamente y aprender que cada persona nacemos con una naturaleza de hombre, de mujer, de homosexual, de lesbiana o de tras, y es con esta naturaleza con la que debemos vivir y a la que serle fiel.
¿O es que el señor arzobispo piensa que los cinco mil presos homosexuales de la época franquista preferían la cárcel a cambiar de naturaleza? ¿Piensa el señor obispo que aquellas personas que no se sienten identificadas con su corporeidad prefieren la muerte como ocurre en determinados países?
La literatura para informarse al respecto es inmensa, pero por si le da miedo acceder a ella, solamente ponemos la siguiente cita:
“El género es una construcción cultural; por consiguiente, no es el resultado causal del sexo, ni tan aparentemente fijo como el sexo…Al teorizar que el género es una construcción radicalmente independiente del sexo, el género mismo viene a ser un artificio libre de ataduras. En consecuencia varón y masculino podrían significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino; mujer y femenino, tanto un cuerpo masculino como uno femenino”. J. Butler. Gender Trouble: feminism and the Subversion of Identitiy (Routlege, New York 1990, pág. 6
Pero nos tememos que estos personajes eclesiásticos prefieren citas como la de Benedicto XVI: “La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura. Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo.”
Mal camino es éste para convivir en una sociedad donde sobra odio y confusión, y falta formación, información, seriedad, respeto al prójimo.
Y, finalmente, la trágica situación que vivimos de seis mujeres asesinadas por hombres machistas en cuatro días y dieciséis en apenas dos meses, el prelado recordó las palabras de un sacerdote amigo en las que le decía que Cristo había venido a enseñar a distinguir "una patata de una rosa y un hombre de una mujer", con detalles obscenos, como lo es el propio símil y que ahorramos el repetirlos  al lector o lectora.
Señor arzobispo, alguien debería impedir que desde su cátedra de arzobispo pueda insultar de esta manera a la dignidad de las personas y, en concreto a la dignidad de las mujeres, víctimas del aberrante machismo y del no menos aberrante patriarcado que domina la institución eclesiástica en la que son solamente hombres-clérigos los que dictaminan sobre normas morales para mujeres, desde púlpitos incitando al odio a la mujer como la Eva pecadora causante del pecado del mundo y, por tanto, como elemento peligroso en la humanidad, a la que se la puede tratar como una escoria. Señor arzobispo de Granada, retírese por el bien común de mujeres, hombres, homosexuales, lesbianas y transexuales.
Desde las CCP de Granada y Andalucía nos avergonzamos de homilías como la del Sr. Arzobispo de Granada, no nos representa,  y alentamos a los colectivos cristianos y a la ciudadanía a expresar su más enérgica repulsa por estas actitudes de prelados,  personajes públicos que en nada benefician a la construcción de una sociedad más digna e igualitaria y  por tantas muertes de mujeres asesinadas por el machismo de esta sociedad patriarcal y exigir a los gobiernos y administraciones públicas un pacto de estado contra tanta sangre derramada por mujeres inocentes.
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA.

En Granada, 23 de Febrero de 2017.

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA CONTRA LAS POLÍTICAS RACISTAS DE LOS EEUU ,
suscribimos el comunicado, solidarizándonos al llamamiento para cerrar filas que hace el pueblo mexicano, ante las políticas del gobierno de los Estados Unidos que violan los Derechos Humanos, degradan la dignidad y el honor del pueblo Iberoamericano, vulneran la libertad y los principios básicos de la democracia. A su vez, observamos con preocupación, haciendo un llamamiento a a la sociedad global, a rechazar el avance de políticas que criminalizan la diversidad cultural, étnica, o por preferencias sexuales.

SUSCRIBIMOS QUE:
 
Todo muro o valla que se erige o se intenta erigir para separar a la gente por nacionalidad, color de piel, adscripción religiosa, cultural o preferencia de género, es una  humillación del pueblo, persona afectada, así como de la humanidad en general. 

 Ningún Estado que se ostente de ser democrático tiene el derecho a criminalizar a cualquier persona por el simple hecho de poseer una nacionalidad distinta a la del país de residencia, formar parte de un grupos étnico, poseer un determinado color de piel, tener alguna preferencias sexuales distinta a la heterosexualidad o profesar alguna religión distinta a la del país de residencia. 

 Rechazamos categóricamente toda política xenófoba o racista. No a las políticas antiinmigrantes. No a las políticas que criminalizan el refugio y el asilo. 


La diversidad cultural, étnica, o por preferencias sexuales es la piedra fundante de la sociedad. Reconocer y fomentar la diversidad a partir de la tolerancia y el respeto, es reconocer la esencia de la humanidad.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

En Granada 22 de Febrero de 2017

QUÉ PINTA EL SR. ARZOBISPO DE GRANADA.

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía nos sentimos estupefactas ante la presencia del Arzobispo de Granada, Monseñor Javier Martinez, en la inauguración y bendición del centro comercial Nevada, 180.000 metros cuadrados, 120.000 destinados al área de compras y empresas, 250 tiendas, en Armilla, Granada, el pasado 22 de noviembre.

Nos preguntamos qué pinta un Sr. Arzobispo, junto a representantes del PP, PSOE, autoridades militares,  bendiciendo y cortando la cinta de unas instalaciones comerciales, empresariales “no religiosas” en una sociedad y estado,  no confesional, laico, monopolizando e intentando representar e incluir a toda la ciudadanía, sea religiosa, agnóstica, atea o mediopensionista en su “saco divino”.

Qué pinta un Sr. Arzobispo en la más escandalosa ostentación de lujo y cinismocelebración de la asfixia del pequeño comercio, expresión más voraz del capitalismo salvaje que deja a un lado las consecuencias medioambientales y los efectos en los sectores más débiles de la economía para privilegiar los intereses de un gran promotor.

Qué pinta un Sr. Arzobispo bendiciendo un  templo del capitalismo, el consumo desmedido, el becerro de oro que exige sacrificios de exclusión y pobreza.

Dónde quedan, para el Sr. Arzobispo, las declaraciones del Papa Francisco sobre “El cuidado de la tierra” y el discurso a los movimientos populares el pasado cinco de noviembre: “…abrazar un proyecto de vida querechace el consumismo y recupere la solidaridad, el amor entre nosotros y el respeto a la naturalezacomo valores esenciales. Es la felicidad de «vivir bien» lo que ustedes reclaman, la «vida buena», y no ese ideal egoísta que engañosamente invierte las palabras y propone la «buena vida»”.

Al margen del discurso “cortoplacista” de la creación de puestos de trabajo, bienvenidos sean, ¿a costa de qué?, las Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía apostamos por iniciativas que apoyen la cobertura de necesidades básicas para todas las personas del mundo, la renta básica universal, que promuevan la integración social, igualdad, consumo responsable y un desarrollo sostenible y decrecentista.

Expresamos nuestra más profunda consternación y lamentamos como CCP no sentirnos representadas en estas actuaciones de la Jerarquía eclesiástica y en especial del Sr. Arzobispo de Granada.
Granada 24 de Noviembre de 2016
Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA ANTE EL NAUFRAGIO DE LA EUROPA RICA Y OPULENTA.
            El colectivo de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía en la celebración del Día Internacional de las Personas Refugiadas  manifiesta que la Unión Europea ha vendido su alma  al diablo del mercado prepotente del Neoliberalismo económico, olvidando su trayectoria social y tantos esfuerzos y revoluciones por los derechos humanos.
Lejos quedan los buenos deseos de sus padres fundadores cuando al término de la II Guerra Mundial diseñaron un proyecto de comunidad europea basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que aunque significaba  salvar intereses también implicaba salvar valores y libertades para la ciudadanía
            El acuerdo UE-Turquía, del 20 de marzo,  convierte la Europa de los valores y libertades en la Europa policial y del miedo, sacrificando en aras del mercado,  la Carta Internacional de derechos Humanos, la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y la Convención de Ginebra para las personas Refugiadas, propiciando el naufragio de la Europa social y convirtiendo a las personas refugiadas en moneda de cambio de intereses económicos y geoestratégicos. El acuerdo no aporta ninguna solución y está provocando la apertura de otras vías más peligrosas y costosas para las personas refugiadas como la del Mediterráneo Central, que es la más mortal del mundo.
        Nuestra Europa sufre un ataque de amnesia y olvida que hasta mediados del siglo pasado fue tierra de emigrantes, con decenas de millones de europeos que marcharon a “hacer las Américas” huyendo del hambre y la violencia de las continuas guerras.
        Desde esta situación de desconcierto y ante las inminentes elecciones del 26 de junio,  pedimos cambiar el enfoque de las políticas de migración y asilo poniendo en el centro a  las personas y sus derechos. Exigimos al nuevo gobierno que salga de las urnas que retire su apoyo al acuerdo de la UE-Turquía y exija escrupulosamente el cumplimiento de los derechos humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla eliminando la Ley de Seguridad Ciudadana, cuya disposición Final Primera modifica la Ley de Extranjería para amparar las devoluciones en caliente. 
Pedimos  a los partidos políticos que asuman el compromiso de acogimiento de al menos, 18.449 personas, la cuota que públicamente decidió asumir el Gobierno. Y de cara a este verano, en el que se nos anuncia otro drama en la ruta del Mediterráneo central, la puesta en marcha de vías legales y seguras de acceso al procedimiento de asilo, habilitando la posibilidad de solicitar asilo en embajadas y consulados españoles, facilitando la emisión de visados humanitarios, la supresión de la exigencia de visado de tránsito aeroportuario impuesto en 2011 a personas de nacionalidad siria y la aprobación urgente del Reglamento de la Ley de Asilo pendiente desde hace siete años.
Denunciamos la lentitud con la que la UE está llevando a cabo la reubicación y reasentamiento de los más de 180.000 personas refugiadas, externalizando fronteras, para salir del paso y vaciando de contenido jurídico las leyes de asilo y refugio, alejándose cada vez más de la tradición cristiana de la hospitalidad. Ese valor ético, que evoca la apertura a un “nosotros” que genere en las personas la experiencia de que “nada humano me es ajeno”. 
Valoramos agradecidamente el trabajo de miles de voluntarios y ONGs, tendiendo abrazos desinteresadamente. Pensamos que son los estados culpables de dicha situación y sus administraciones públicas quienes debieran solventar esta situación así como la de los campos de personas refugiadas en todos los pueblos del mundo.
        Alentamos a la ciudadanía a seguir movilizándose para exigir a la UE y a los gobiernos de los estados miembros,  que desplieguen de una vez por todas, una verdadera política de acogiday asilo inspirada en los valores y principios que la UE reconoce como fundacionales. Huir no es delito. Derechos Humanos para las personas migrantes y refugiadas.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
20 de Junio de 2016.
Día Internacional de las Personas Refugiadas.

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada están integradas en la Red Granadina por el Refugio y la Acogida. Estos son las acciones para el Lunes 20 de Junio en Granada, estáis envitad@s:

LA COORDINADORA ESTATAL DE CCP ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES DEL 26-JUNIO-2016

Votar ¿Para que todo siga igual, o apoyar las fuerzas del verdadero cambio? 
La Coordinadora Estatal de CCP anima a participar y a no dejarse engañar este 26‐J.   
“No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos”. 
 Martin Luther King

Tras el debate suscitado en la última coordinadora estatal de CCP*, ante las próximas elecciones y fruto del consenso de todos sus miembros presentes, decidimos comunicar a la opinión pública lo siguiente:

 1. Estamos ante unas nuevas elecciones generales asistiendo a una intoxicación sistemática de los mensajes electorales por parte de muchos agentes políticos, tratando de desviar la atención de los ciudadanos hacia temas muy diferentes de los que realmente les interesan (v. gr Venezuela) y utilizando la mentira y la difamación como arma política (v.gr. terrorismo). Y esto, que se da mucho más hacia una coalición que hacia el resto de partidos, ni es justo, ni verdadero. 

2. Con demasiada frecuencia, los medios de comunicación manipulan la información política en función de los intereses de las empresas que están detrás de esos medios, tratando de evitar que los ciudadanos piensen por sí mismos y de perpetuar en el poder a quienes defienden dichos intereses. Animamos a contrastar las informaciones o a pedir el asesoramiento de familiares y amigos a aquellas personas que no puedan o no sepan hacerlo.

3. Los elementos sobre los que queremos que se pronuncien los partidos son, entre otros, éstos: el pago de la deuda pública, el empleo escaso y precario, los desahucios, la sanidad pública, la educación, la ayuda a la dependencia, la acogida a los refugiados, la laicidad del estado, los acuerdos entre la Iglesia y el estado… Tenemos derecho a saber qué quiere hacer cada partido políticopara afrontar esos temas y, llegado el caso, con quienes van a pactar, para saberlo antes de votar. 

4. Los gobiernos que durante los últimos años han ejercido el poder, no han dado respuesta adecuada a esos temas esenciales, (a la vista están los resultados, especialmente para las clases más desfavorecidas). Más bien han mostrado una incoherencia total entre lo que prometían en sus programas y las realizaciones concretas, además de haber estado envueltos en una fuerte corrupción económica y política, que a todos nos ha afectado. No creemos que sea buena idea volver a votar a quienes son responsables de la situación actual. 

5. La importancia del momento político que vivimos es inmensa. Creemos que otra forma de hacer política es posible y necesaria, y para ello creemos que hay que optar. Podemos aceptar que todo continúe igual, callando, no desmintiendo, o no votando, haciendo el juego al mismo engaño, o podemos contribuir con nuestro voto y nuestra participación activa, a un cambio de políticas apoyando a quienes nos parezca que están dispuestos a un cambio real.   

6. Desde hace muchos años hemos apostado por la Laicidad del Estado. También aquí unos la prometen y nunca la aplicaron y otros parecen garantizarla si gobiernan o influyen en el gobierno. Esta es otra clave muchas veces tergiversada intencionalmente para acusar a algunos partidos de ir contra la Iglesia y eso tampoco es verdad. La laicidad y libertad de conciencia no va contra ninguna religión.

7. Como cristianas y cristianos, que llevamos en nuestro ideario “la opción por los pobres” no podemos quedarnos al margen de lo que está en juego, ni permitir que gobiernen en contra de los empobrecidos y a favor de las élites. Es fundamental que participemos activamente en el cambio de rumbo que nuestro país y todo el mundo occidental necesita. No en vano así titulamos nuestro último encuentro estatal de CCP: “De la indignación al cambio de Sistema”. 

8. Queremos vivificar ese plus de esperanza que debe tener todo seguidor de Jesús de Nazaret y nos comprometemos para ello a aportar y exigir el sentido ético que debe impregnar la acción política y que los valores de igualdad, solidaridad, coherencia, radicalidad o fraternidad,  ‐para nada exclusivos de ninguna creencia‐ sirvan para la construcción de una verdadera alternativa al capitalismo –por la que también clamaba el Papa Francisco, entrelazada con las luchas populares y fundada en unos principios plenamente democráticos. 

9. Pensamos honestamente, (respetando la libertad personal de cada uno), que el 26J nuestra obligación es votar, porque nunca fue evangélico el silencio de los buenos que decía Luther King. Y votar situándonos desde los últimos, tanto al hacer una lectura crítica de la realidad, como al posicionarnos desde la indignación profética. En este sentido poner de manifiesto y denunciar  ‐desde los excluidos‐ las políticas que empobrecen a la gran mayoría, debería ser la ayuda del evangelio a la política, porque como decía el Papa Francisco “Hay que salir hacia las periferias existenciales” 

10.Y terminamos este decálogo con otra cita, esta vez de Cristianisme i Justicia. “Una persona cristiana no debería desentenderse de la política como argumento – comprensible‐  de que la política es tan sucia que ya no tiene remedio, porque equivaldría a dejar dicha política en manos de aquellos que no quieren remediarla” Así hemos hecho en demasiadas ocasiones y así nos la han liado.   

Dado el 13 de junio de 2016 (*) Coordinadora Estatal de las Comunidades Cristianas Populares
   
 LAS COMUNIDADES  CRISTIANAS  POPULARES  DE ANDALUCÍA RECHAZAN LAS DECLARACIONES DEL CARDENAL CAÑIZARES.

         Los miembros de las CCP de Andalucía manifestamos nuestra sorpresa, nuestro desconcierto y nuestro más rotundo rechazo a las declaraciones del cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia, respecto a la “ideología de género”.
         Estamos convencidos de que la sociedad civil posee total autonomía frente a cualquier pretendida instancia religiosa superior. Más aún, fue precisamente esa sociedad laica, sin ninguna connotación religiosa, la que formuló la “Declaración Universal de Derechos Humanos” en 1948, con los destrozos todavía humeantes de la segunda guerra mundial.
         En coherencia con estos hechos, se han cambiado las tornas. Son las sociedades religiosas las que deben hacer efectiva en su organización interna la igualdad de todos sus miembros “en dignidad y derechos”, como afirma el art.1º de la citada Declaración de DD.HH.
         Por eso, nos sentimos avergonzados, humillados e indignados ante la resistencia numantina que ofrece la institución eclesiástica a la hora de incorporar en total plano de igualdad tanto varones como mujeres en todas las responsabilidades internas de gestión, dirección y organización. 
         Nos permitimos sugerir al cardenal Cañizares, con todo respeto pero con toda firmeza, que se dé prisa a poner en hora su reloj mental, porque lleva más de un siglo de retraso. Es una exigencia perentoria para ejercer adecuadamente sus responsabilidades directivas.Actuaciones de este calado merecerían su cese fulminante. Y, en último término, si es que quiere mantener una coherencia personal, prestaría el mayor servicio a su comunidad dimitiendo de su cargo. Esa decisión merecería nuestro aplauso y nuestro respeto.
Por nuestra parte, seguimos pensando que Jesús de Nazaret nos invita a actuar con sencilla libertad y coherencia personal porque los derechos no se conceden; se consiguen y se ejercen desde esa libertad y respeto que Jesús vivió y enseñó a su comunidad.
Andalucía, 4 de Junio de 2016 
    LAS CCP DE VALENCIA: HOMOFOBIA Y MISOGINIA según Cañizares.

Las referencias del Cardenal Cañizares al "imperio gay" y a la "ideología de género" como peligros para el modelo tradicional de familia católica, reflejan una fobia irracional y una ofensa, no sólo a los colectivos LGTBI ya las mujeres, sino a muchas personas también cristianas, que defendemos la causa de la dignidad y la diversidad LGTBI y feminista.
Como sus declaraciones sobre los refugiados ("no todo es trigo limpio"), sobre la pobreza ("no hay tantos pobres"), o la vigilia por la unidad de España, reflejan las posturas más reaccionarias de la jerarquía eclesiástica, y de la derecha política.
En una sociedad plural y democrática no es aceptable este fundamentalismo patriarcal, machista, homófobo y clerical. La realidad muestra que la misoginia mata. El modelo tradicional de familia en la que la mujer, sumisa y abnegada lo aguanta todo, o el desprecio por la mujer dentro del matrimonio, han demostrado ser una realidad muy cruel.
Las palabras del arzobispo son irresponsables y provocadoras, cuando tantas mujeres sufren acosadas, maltratadas y violadas por los sus parejas. Defender, desde la ideología de género, la igualdad entre hombres y mujeres no es "insidioso", es una cuestión de justicia. O de caridad cristiana, en términos evangélicos.
Como personas y grupos cristianos creemos que las palabras de Cañizares son un escándalo y contradicen la alegría del Evangelio como mensaje liberador y la Iglesia misericordiosa.
Creemos que Cañizares no es el pastor que la Iglesia valenciana necesita para seguir caminos de renovación y apertura según el Concilio Vaticano II, las orientaciones del Francisco y el mismo Evangelio. Exigimos que pida perdón por sus palabras ofensivas y que presente su dimisión.
A Francisco le pedimos que, tras el cese inmediato del Cardenal si no dimite voluntariamente,inicie un proceso de consulta para la elección de un Pastor más adecuado a las necesidades de la Iglesia valenciana.
 Equipo coordinador de XARXA CRISTIANA
 Valencia, 03 de junio 2016 

EL ESCRACHE DE LOS CATÓLICOS PIADOSOS

            Ante la manifestación de cientos de personas ante el Ayuntamiento de Sevilla, el pasado 26 de febrero, contra la moción de la laicidad promovida por los concejales de IU y Participa Sevilla,  lasComunidades Cristianas Populares de Andalucía manifestamos lo siguiente:

            1º.- Reprobamos absolutamente la convocatoria que los concejales del PP  y Ciudadanos  hicieron, a través de las redes sociales, para que se presentaran ante las puertas del Ayuntamiento sevillano cientos de personas católicas con pancartas, en las que se podían leer mensajes como:“Nuestras tradiciones no se tocan” o “Dios con nosotros”, así como fotos de Santa Ángela de la Cruz, ante el temor, según decían, de que los concejales de izquierda quisieran quitar la Semana Santa o cambiar los nombres religiosos de las calles, particularmente el de esta santa sevillana. La reprobamos porque estas personas no fueron convocadas para reclamar mejoras sociales al propio Ayuntamiento, como más plazas en los Albergues, un comedor social municipal o pisos del Ayuntamiento en alquiler a las personas desahuciadas etc., sino que fueron convocadas por los concejales de los Partidos de la derecha,  manipulando sus sentimientos religiosos, en contra de la moción de la laicidad, promovida por IU/Participa Sevilla.

            2º.- Igualmente, reprobamos la violencia verbal o “escrache” que padecieron por este motivo una concejala de Participa Sevilla y diversas personas particulares, porque  estas actitudes tratan de fomentar antiguos rencores y animadversiones basadas en prejuicios rancios fundamentalistas de que el laicismo va contra las tradiciones religiosas  o pretende acabar con la Religión católica, cuando la moción solo pretendía aplicar en los Ayuntamientos el principio de  aconfesionalidad o laicidad, recogido en la Constitución española y, precisamente,  tal violencia verbal va contra los principios católicos de respeto y amor al prójimo.

            3º.- Dado que la sociedad española ha experimentado una profunda secularización y que conviven entre nosotros personas de distintas religiones y otras cuyos principios vitales se basan en la ética y no en creencias religiosas, creemos que las autoridades municipales representantes de toda  la ciudadanía, sean católicas o de cualquier creencia religiosa o no sean creyentes, deben también practicar la laicidad en sus manifestaciones públicas, no participando oficialmente en las procesiones y manifestaciones de una confesión religiosa particular y tratar de que nuestro callejero, los Colegios y otras instituciones municipales sean laicas y no religiosas, con una nomenclatura que acepte toda la ciudadanía.

            4º.- Por todo ello, apoyamos y estamos de acuerdo con  los motivos y principios de la moción presentada por IU/Participa Sevilla en el Ayuntamiento de Sevilla y lamentamos que los otros Partidos del arco municipal (PSOE, PP y Ciudadanos) que no la aprobaron (“porque en ellos hay cofrades que les gusta la Semana Santa”), vean en ella un motivo de enfrentamiento y división, cuando quiere ser un principio de concordia, unidad y de convivencia pacífica de toda la ciudadanía, sean cuales sean sus principios o creencias personales.
            Sevilla, a 1 de marzo del 2016

            Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía          

LAS CCP DE ANDALUCÍA CONTRA LA EXPULSIÓN DEL SACERDOTE JESUITA ESTEBAN VELÁZQUEZ POR PARTE DEL REINO DE MARRUECOS.

Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía denunciamos la expulsión del sacerdote jesuita Esteban Velázquez por parte del reino de Marruecos y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

El sacerdote jesuita Esteban Velázquez es una persona avezada a situaciones fronterizas de enorme gravedad y tensión, como la guerrilla en el Salvador. Desde hace tres años venía siendo responsable de la Delegación de migraciones del Arzobispado de Tánger en la ciudad de Nador, unos 15 kilómetros al sur de Melilla. El pasado 11 de enero le fue denegada la entrada a Marruecos y se le requisó su permiso de residencia marroquí, del que era titular, cuando intentaba entrar a través de Melilla.  
Esteban ha sido silencioso, tenaz e incansable en la defensa de los derechos fundamentales y la atención humanitaria a las personas migrantes y refugiadas que se encuentran en tránsito por el norte de Marruecos como etapa final de su periplo migratorio hacia Europa. También realizaba una importante labor de inclusión social con los jóvenes marroquíes en riesgo de exclusión en la región.
Nos parece enormemente grave esta prohibición de entrada a una persona, que destaca por su insobornable defensa de los Derechos Humanos. Y muestra bien a las claras que la monarquía marroquí necesita todavía un largo recorrido para hacer efectivas libertades tan básicas como la religiosa, la de conciencia y la de expresión.
Los colectivos de Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, muchos de cuyos miembros  trabajamos por los derechos de las personas migrantes y refugiadas en la Frontera Sur, consideramos que los verdaderos motivos que subyacen en esta expulsión residen en que Esteban era un testigo incómodo. Esteban no ha dudado en dar testimonio de las graves vulneraciones a los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en Marruecos. Esteban ha sido también rotundo a la hora de señalar a los responsables de estos atropellos sin hacer distinciones ya sean fuerzas de seguridad marroquíes, españolas o quienes trafican con personas.
Igualmente nos parece inaceptable la absoluta inacción del Gobierno español a la hora de responder ante el trato flagrantemente injusto recibido por parte de uno de sus ciudadanos mientras se vanagloria de tener una “relación privilegiada” con el gobierno marroquí al que felicita por su implicación en el “control” de los flujos migratorios por vías de dudosa regularidad internacional.
Finalmente debemos recordar que las personas desplazadas hasta la zona fronteriza hispano marroquí lo hacen para defender su derecho a una vida digna. La imposibilidad de acceder a Europa por vías regularizadas provoca una situación crítica, agravada enormemente por la represión de la que son objeto por parte del Estado marroquí. Se añade el agravante de que Marruecos emplea medios proporcionados por la propia Unión Europea, actuando como gendarme exterior de sus fronteras.
El trabajo de Esteban Velázquez y las personas que colaboran con él únicamente pretende mitigar la enorme penuria que sufren quienes se encuentran entre la represión marroquí y la valla de Melilla en la última etapa de su periplo. Es urgente por tanto que la diplomacia española intervenga para que se revoque la prohibición de entrada para Esteban Velázquez y se le permita acceder a Nador para continuar con su tarea humanitaria tan urgente y tan descuidada.
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA
12 Febrero de 2016

Carta abierta al Cardenal Cañizares.
Las Comunidades Cristianas Populares del Estado Español hacemos nuestra esta carta al Cardenal Cañizares.

Señor Cardenal: No es mi costumbre escribir a Obispos ni Cardenales, ni me apetece debatir con usted cuestiones discutibles como la unidad de España o el aborto.
  Pero en este momento me siento escandalizado como cristiano, por sus recientes comentarios sobre los  emigrantes y refugiados: “¿Esta invasión de emigrantes y refugiados es todo trigo limpio?”, y que “muy pocos lo son” realmente perseguidos. Y ver en ellos “un caballo de Troya” que quiere acabar con nuestra civilización cristiana y europea. ¡Por favor! Me parece muy poco evangélica esa actitud de sospecha, incluso aunque fuera fundada, sobre unas personas que vienen huyendo de la muerte y de una guerra causada y no evitada por los intereses de países del mundo occidental y cristiano.
El Papa Francisco invita a tener una actitud abierta de acogida y auxilio, y a que la Iglesia sea solidaria y hospitalaria con personas que sufren, sin mirar si todo es trigo limpio y buenas intenciones, sino por ser pobres y perseguidas.
 Me escandaliza también su comentario de no ver que haya aumentado la pobreza. “No veo a más gente que antes viviendo debajo de un puente”. ¿No conoce los informes de Cáritas que muestran el aumento de la pobreza y de la brecha de desigualdad. Sebastián Mora, su secretario general lamentaba que “se está perdiendo la batalla frente a la pobreza y la exclusión social”. ¿Cree usted más el mensaje del Gobierno y el PP, que le lleva a “reconocer la recuperación económica”? ¿De qué parte está usted? ¿No ve la realidad de pobreza de muchas familias valencianas? ¿Quién le informa a usted de la realidad de la calle? ¿Las cáritas parroquiales y diocesana no le cuentan su desbordamiento para atender a tanta gente necesitada? ¿No escucha al Papa decir que este sistema de exclusión y descarte mata? No veo que usted siga la línea del Papa que quiere una Iglesia pobre y de los pobres.
 Comprendo que usted pueda tener una posición muy conservadora. Pero no entiendo que no siga las directrices del Papa Francisco de una pastoral de misericordia frente a problemas humanos. Y veo inaceptable que siga con su obsesión por el aborto, por la “ideología de género”, por la homofobia o la unidad de España…, y minimice cuestiones como la corrupción económica o la injusticia social del paro y la precariedad laboral, los desahucios o la violencia machista contra las mujeres.
 Vivimos en una sociedad laica en la que la laicidad es garantía de derechos de igualdad de la ciudadanía, y no se obsesione usted con que la laicidad es contra la Iglesia. Es la jerarquía la que, en demasiados casos, está contra la laicidad para seguir defendiendo sus privilegios de una trasnochada cristiandad. Cristianos y cristianas apostamos desde el Evangelio por la dignidad humana y la humanización de la vida de todas las personas, especialmente de las que más sufren y son excluidas en este sistema injusto, por encima de la confesionalidad religiosa. Desde ahí procuramos vivir nuestra fe como solidaridad con las víctimas y como esperanza en el proyecto de Jesús: un mundo nuevo donde los últimos sean los primeros. 
Fraternalmente le expongo mi opinión por si le sirve de algo.
                        Valencia, 15 de Octubre de 2015.
                        Demetrio Orte. CCP Valencia.

CCP DE ANDALUCÍA CONTRA LAS GUERRAS, EL HAMBRE  Y LAS POLÍTICAS QUE LAS GENERAN.
Los miembros de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía manifestamos nuestro horror, nuestra indignación y nuestra vergüenza antes las migraciones masivas hacia Europa por causa de las guerras, las rivalidades políticas y el hambre.
De manera muy rotunda denunciamos la pasividad, la insensibilidad y la lentitud de reflejos de los dirigentes europeos que están agravando tantas tragedias humanas.
También verificamos con enorme indignación que los intereses políticos, las estrategias económicas y las luchas por las fuentes de energía provocan repetidas e interminables guerras que aplastan a tantos miles de seres humanos.
Como hermoso contrapeso, valoramos muy positivamente la movilización ciudadana que está surgiendo en muchos países europeos y que están empujando a los poderes políticos para tomar medidas inmediatas y eficaces.
Urgimos a los organismos públicos y animamos también a tantas personas y familias generosas para que adopten fórmulas de acogida que suavicen y alivien tanto sufrimiento.
En medio de estas tragedias, las CCP de Andalucía expresamos nuestro deseo y hasta nuestra esperanza de que toda esta horrenda convulsión humana nos empuje a construir una sociedad menos injusta y menos agresiva.
Por nuestra parte, seguiremos trabajando para que se vaya abriendo paso cada vez más aquella fraternidad universal con la que soñó y a la que nos animó Jesús de Nazaret.   
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

7 de Septiembre de 2015.


EL OBISPO DE CADIZ INFLIGE DERECHOS HUMANOS. Comunicado CCP Andalucía.

Desde las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía manifestamos nuestro estupor, consternación e indignación y queremos levantar nuestra voz contra una decisión episcopal injusta y antievangélica, por mucho que la respalde el Código de Derecho Canónico: No podemos aceptar la actitud del Obispo de Cádiz, monseñor Zornoza,  al negar a un joven transexual la posibilidad de ser padrino de su sobrina. ¿Pero quienes piensan que son estos “señores” para  “prejuzgar” la transexualidad como una “actitud opuesta  a (…) resolver el propio problema  de identidad sexual”? ¿En nombre de qué moral, ética, teología, dioses o fantasmas humanos?Lamentablemente esto es una flagrante violación de los derechos humanos, un “rechazo arcaico y prejuicioso que atenta contra la libre determinación de identidad sexual de las personas,  cristian@s, feligreses/as”…. Clama al cielo y es para “borrarse de esta iglesia”

Nos parece que este ha sido un proceso sorprendente: Primero se le niega a Alex Salinas, el joven transexual de San Fernando (Cádiz), la posibilidad de ser padrino de su sobrina y días más tarde, posiblemente por el gran apoyo recibido de distintos colectivos y la repercusión mediática, el obispo reconsidera su actitud y decide que sí puede ser padrino. Todos nos alegramos de esta rectificación. Pero a finales de Agosto, sorprendentemente, vuelve a su posición inicial tras consulta con la Congregación romana para la Doctrina de la Fe.  Los motivos que ahora aduce son que su solicitud “no puede ser aceptada” porque es “evidente” que “no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino”. ¿Qué elementos católicos ultraconservadores presionan para que se produzca este repentino cambio y la más absurda argumentación?

Quizás nuestros obispos deberían preocuparse más de todas aquellas personas  que manifiestamente no  llevan una vida conforme a la fe: Aquellos que  han estafado a miles de trabajadores con las preferentes; o quienes en sus empresas dejaron en el paro a quienes trabajaron durante años; quienes se llevaron miles de millones a cuentas en Suiza; los centenares de políticos imputados en casos de corrupción; quienes son responsables de los recortes en sanidad, educación, asuntos sociales; los curas y obispos que abusan de menores. Estas personas tienen nombre y apellidos. Son conocidos y nos escandaliza verlos participar activamente en actos religiosos. Ésos sí que no  llevan una vida conforme a la fe. Y la Iglesia consiente.

La Iglesia debe ser responsable de sus reiteradas prácticas LGTBIfóbicas que incitan a la discriminacióny al menoscabo de derechos y por tanto, el Estado de derecho debe actuar  y proteger a las personas que son víctimas de estas prácticas. Exigimos la retirada del Concordato con la Iglesia Católica para poner fin al privilegio fiscal e impunidad y las  reiteradas actuaciones y declaraciones que incitan a la exclusión y menoscaban los derechos civiles y humanos.

Exigimos a nuestros obispos que apliquen criterios misericordiosos y no condenatorios al estilo de Jesús, acoger en vez de excluir. Mostramos nuestra más afectuosa solidaridad con Alex y su familia, por su valentía. Invitamos al Papa Francisco que tome cartas en estos asuntos de manera mucho más contundente e influya para que esta decisión vuelva a ser revocada. Y animamos a todas las personas a hacer valer sus derechosdentro y fuera de la iglesia, denunciando casos tan lamentables como el del Obispado de Cádiz, ejemplo de intolerancia, en nuestra sociedad democrática.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
4 de Septiembre de 2015.

Dictadura sin entrañas.
 Las Comunidades Cristianas Populares queremos advertir que se está implantando en Europa una dictadura sin entrañas.

Históricamente, la dictadura y el fascismo se hacen primero con el poder político. Luego suprimen la democracia con el cierre del parlamento o construyen un parlamento domesticado. La crisis griega ha  dejado bien claro que el neoliberalismo imperante es una dictadura financiera, que se acerca peligrosamente al fascismo y que está pasando a la fase de supresión de los parlamentos democráticos. Los Gobiernos de la  Comunidad Europea, actuando bajo el mandato de la troika, han exigido a Grecia que las leyes promulgadas por el parlamento griego deban ser aprobadas por los poderes financieros. ¡Se ha suprimido la democracia en Grecia! No manda el pueblo sino los acreedores.

Hay más. La dictadura financiera exige que se establezca una garantía, un fideicomiso, regulado y controlado por los poderes financieros para asegurar el pago de la deuda. Esa garantía incluye los puertos (El Pireo), aeropuertos, carreteras, ferrocarriles… Toda esta riqueza pública y colectiva será regida por los poderes financieros.

En Europa manda la troika, pero con Grecia se han quitado la careta. Yanis Varoufakis ha hablado por primera vez desde que dejó su puesto como ministro de Finanzas griego. Ha dicho dos cosas con las que estamos de acuerdo: Primera: “la completa falta de escrúpulos democráticos” en los que dirigen los destinos de Europa. Y segunda: “nuestra Eurozona es lugar muy inhóspito para la gente decente”.
El proyecto inicial europeo, por el que todos apostamos, ha ido tomando derroteros bien distintos. Europa, dirigida por la democracia cristiana y la social democracia tras la segunda guerra mundial, construyó un modelo de Estado, al que se llamó el Estado de bienestar. Se basaba en que los políticos buscaban por encima de todo el bien común. Construyeron un  banco público mundial, el Banco para la Reconstrucción y el desarrollo (el BIRD), que tenía como objetivo fundamental la reconstrucción y el desarrollo de los países asolados por la guerra. Construyeron una sociedad en paz que tenía sus bases en el pacto social, la intervención del Estado en la Economía, la regulación del mercado, los impuestos progresivos y los servicios públicos.

Se han cambiado las tornas de forma trágica. El neoliberalismo se ha aliado con el fascismo y con la derecha más extrema y se ha ido implantado en el mundo. Empezaron enviando a Freedman, el premio nobel de economía, fundador del neoliberalismo, a asesorar a Pinochet, siguieron con toda America Latina, el patio trasero, y ahora están con Europa. Privatizaron el BIRD, al que convirtieron en Banco Mundial, un banco privado, cuyo objetivo fundamental es obtener beneficios perpetuos de los estados. Obligan a los estados a hacerse fiduciarios y avalar las deudas de los bancos.

El proceso privatizador se ha ido haciendo implacable: desregularon el sistema financiero, exigieron al Estado que se abstuviera de entrar en la economía, dejaron mano libre al mercado para que regulara todo incluso los derechos humanos, suprimieron el pacto social, minimizaron el convenio colectivo, implantaron el salario precario y el despido barato, privatizaron toda la riqueza pública rentable, suprimieron o bajaron los impuestos a los ricos, terminaron con los servicios públicos, acabaron con el estado de bienestar e impusieron el estado de la precariedad, que afecta y destroza a tantos millones de personas.

Desde las Comunidades Cristianas Populares lanzamos la voz de alerta. Animamos a las personas y al conjunto de la sociedad a reaccionar con firmeza contra estos atropellos a la dignidad humana.  

Comunidades Cristianas Populares. 20 de julio de 2015.


Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía contra la tragedia de la inmigración que se ha cobrado 1100 muertes de africanos en el Mediterráneo en seis días.
La inmigración se arregla solucionando la pobreza en África y no construyendo muros. (Pepe Múgica, presidente de Uruguay)

Las Comunidades Cristianas de Andalucía denunciamos a las mafias que juegan con miles de vidas humanas por afán de dinero y denunciamos las causas profundas de tanta miseria, hambre, guerras y desolación, que apenas son destacadas por  los medios informativos, ni por las administraciones correspondientes. Desde comienzos de este año son ya 1.500 los africanos que mueren en el mar, sólo en las costas italianas: Una vergüenza planetaria.

Han sido las potencias europeas y norteamericanas quienes, a  través de sus grandes multinacionales, han dejado a África en la miseria. Son ellas las que provocan guerras internas, desestabilización de gobiernos y caos en esos países, buscando sólo lo que les interesa: sus materias primas muy importantes para sus industrias, sea oro, diamantes, coltan o petróleo.... África es el continente explotado, expoliado y olvidado por los países más desarrollados.

Este sistema económico mundial cruel e injusto es el causante de tanta muerte y desolación. Europa y España  viven de espaldas a la vecina África. Sólo importa invertir para controlar la llegada de africanos a sus costas. Cámaras de última generación en las costas andaluzas para vigilar las embarcaciones que intentan llegar huyendo de la muerte segura. Vallas metálicas con cuchillas afiladas que matan a quienes pretenden cruzarlas. Cies y devoluciones en caliente. Leyes migratorias antihumanas.

Clama al cielo la hipocresía de los líderes europeos que demandan hipócritas y ridículas soluciones.
Como creyentes en el Dios de la vida, apostamos por el compartir, la hospitalidad, el reparto de la riqueza y todas las medidas urgentes y posibles como el 0.7% o la Renta Básica Universal para todas las personas del mundo que hagan de este un lugar sin fronteras, para la fraternidad y el encuentro.
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA.
25 de Abril de 2015


Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía rechazan rotundamente las recientes modificaciones en Primaria y Secundaria respecto a la enseñanza de la Religión Católica.

            Las CCP de Andalucía hemos conocido, con una mezcla de  incredulidad, de vergüenza y de rechazo, las modificaciones introducidas por el Ministerio de Educación para la enseñanza de Religión en Primaria y Secundaria.
            Los miembros de las CCP rechazamos rotundamente la enseñanza de cualquier religión en Primaria o en Secundaria. Más en concreto, lamentamos muy seriamente la confusión que se crea entre la iniciación a la experiencia cristiana, que por su misma naturaleza no es evaluable, y una asignatura concreta que debe ser evaluada. Esta confusión sólo conduce al rechazo y a una dificultad añadida para captar el mensaje de fraternidad universal que Jesús de Nazaret practicó y enseñó.
El carácter ideológico, catequético y de adoctrinamiento se impone frente al estudio del “hecho religioso” como un elemento más de la cultura en la que vivimos. Desde esta concepción, la asignatura de religión debería quedar fuera del curriculum de los centros públicos y concertados, y como tal, relegada al espacio propio de cada comunidad religiosa.
Las diferentes comunidades religiosas- incluída la católica- deben utilizar sus propios medios y recursos para la transmisión de la fe. La escuela pública y concertada debe ser el espacio para compartir, convivir y entender “Los diferentes hechos culturales, históricos, sociales, científicos, filosóficos…y también religiosos, desde una cosmovisión inclusiva” . Este es el sentido de una sana “laicidad” que compartimos muchos cristianos y cristianas. 
            Por si fuera poco, el nuevo texto de Religión Católica, redactado por los dirigentes eclesiásticos, contiene afirmaciones trasnochadas y, en todo caso, discutibles que conducen más bien al dogmatismo y a un enquistamiento en el diálogo con otras religiones y con la ciencia. 
Las CCP defendemos claramente la implantación de una asignatura obligatoria: “Historia de las Religiones”, como instrumento de diálogo y de respeto mutuo en una sociedad cada vez más plural. Serviría también para profundizar en las raíces más secretas de nuestra cultura, con sus luces y sus sombras. Esta asignatura tendría la categoría de las demás especialidades, estaría impartida por personas con acceso en concurso-oposición y en ningún caso estaría bajo el control de ninguna autoridad religiosa. Denunciamos que tal como está actualmente concebida, sea financiada al 100% con fondos públicos, y que el profesorado sea nombrado y controlado por los obispos.
            Las CCP denunciamos los acuerdos del Estado Español con la Santa Sede, incomprensiblemente mantenidos desde 1979 y hasta potenciados en esta reciente normativa. Apostamos por un estado laico, respetuoso con todas las religiones, pero dejando muy clara la neta diferencia entre una ética universal, basada en los Derechos Humanos, y la moral específica de cada religión concreta.
            Exigimos cuanto antes una ley de educación consensuada por toda la ciudadanía, que nos evite estar reformando cada cuatro años, con las nefastas consecuencias para nuestros niños y jóvenes. Y nos unimos a todos aquellos que, de modo multitudinario, estos días están expresando su rechazo a  esta ley: las mareas verdes formadas por profesores, madres y padres, alumnado de múltiple diversidad social, política y ciudadana.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía. 28 de Febrero de 2015.


CCP de Andalucía sobre los abusos sexuales cometidos en Granada

Las COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA manifiestan su dolor y su repulsa ante los abusos sexuales cometidos en Granada
Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía manifestamos nuestro dolor, nuestra indignación y nuestra repulsa ante los abusos sexuales que se han cometido en Granada y que se han hecho públicos en fechas recientes. De manera muy especial nos solidarizamos con las víctimas de estos abusos y con su sentimiento de soledad durante tanto tiempo. Al mismo tiempo valoramos y alabamos su valentía al pasar del silencio y el sufrimiento individual a la denuncia pública de los hechos.
Denunciamos con firmeza la política de ocultamiento y de silencio que los dirigentes eclesiásticos han venido imponiendo durante siglos. Ese silencio vergonzoso y vergonzante ha dado pábulo a la impunidad y hasta al descaro, mientras que ha mantenido a las víctimas en situación de vergüenza, de humillación y de desamparo.
Aplaudimos con entusiasmo la actuación del Papa Francisco en este tema: su valentía para sacar a la luz pública los hechos, por muy dolorosos que sean, y su decisión de que sea la sociedad civil y los tribunales competentes quienes se ocupen del caso, ya que se trata de un delito tipificado en nuestro código penal independientemente de que sea considerado un grave pecado en la moral cristiana y en la de muchas otras religiones.
Desde este comunicado animamos a las víctimas de abusos sexuales a que denuncien esos abusos. Al hacerlo están prestando un servicio para el saneamiento de la sociedad, están contribuyendo a frenar esos abusos y, sobre todo, se liberan del sentimiento personal de humillación para recuperar su propia dignidad de personas.
Desde nuestra condición de seguidores de Jesús de Nazaret no podemos permanecer callados y sin levantar nuestra voz de denuncia contra el arzobispo de Granada, Monseñor Martínez. Que unos hechos como los denunciados, que han ocurrido en su diócesis durante tanto tiempo e implicado a un número tan considerable de sus sacerdotes, hayan pasado desapercibidos a sus obligaciones como supervisor o, lo que sería aún peor, no hayan recibido por su parte la atención que las denuncias exigían, ponen de manifiesto de una forma clara su incapacidad para llevar a cabo la labor pastoral de velar por la verdad y la justicia que le ha sido encomendada. Dado que cada día se extiende más ampliamente la opinión de que ha actuado como encubridor de los supuestos pederastas, pensamos que debería ser destituido del cargo de arzobispo, ya que ha demostrado sobradamente en reiteradas ocasiones lo lejos que están sus palabras y sus gestos del Evangelio que predica.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, 30-11-2014
LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA DENUNCIAN LA PASIVIDAD Y LA INEFICACIA DE LOS PAÍSES RICOS ANTE LA EPIDEMIA DE ÉBOLA EN PAÍSES DE ÁFRICA
                Los crímenes contra población africana los arrastramos desde muy atrás. Durante siglos los reinos cristianos practicaron la caza y captura de población negra como si fueran alimañas para implantar un vergonzoso y criminal comercio de esclavos en territorio americano.
                  La descolonización del territorio africano se llevó a cabo según los intereses de los países invasores, rompiendo estructuras ancestrales de población, fragmentando etnias y provocando enormes conflictos tribales que todavía perduran.
                Las modernas tecnologías están siendo un nuevo instrumento para esquilmar los abundantes recursos naturales del territorio africano logrando que sus habitantes se hundan aún más en la miseria y el hambre.
                Paradójicamente, abundan las armas en todos los lugares de conflicto. No se escatiman asesinatos en masa y hasta se obliga a la población infantil a tomar parte activa en los conflictos bélicos. Hay dinero para armamento, pero no hay dinero para comida.
                El sida, la malaria y ahora el ébola apenas fueron noticia mientras no se acercó a nuestro primer mundo, satisfecho y opulento.
El virus del ébola no es nuevo. Surgió por primera vez en el año 1.976 en Sudán y República Democrática del Congo (antes Zaire) y posteriormente  se fue extendiendo por otros países africanos como Gabón, Uganda,  Guinea Conakry, Sierra Leona, Liberia, Nigeria...hasta que en este mismo  año llega a EEUU y ahora a España.
Es muy triste comprobar cómo durante todos estos años han ido muriendo a miles (más de 3.400) en esos países africanos sin que aquí en este mundo occidental nos hayamos preocupado lo más mínimo. La solución pasa por erradicar la pobreza de los países empobrecidos y no por el recorte de las ayudas al desarrollo.
                Las CCP de Andalucía manifestamos nuestro dolor y nuestra vergüenza por este largo y escandaloso comportamiento y reconocemos que somos beneficiarios de estas largas injusticias. Por eso nos sentimos más obligados a gritar contra ellas y aportar nuestras posibilidades de ayuda.
                Lamentamos desde luego el continuado y tenaz silencio de los dirigentes eclesiásticos que tanto parecen preocuparse por la vida humana, pero que son tan reacios a levantar su voz frente a situaciones tan clamorosas de injusticia y de crueldad.
Queremos también denunciar a quienes quieren responsabilizar de la infección de la auxiliar a la trabajadora, cuando se han comprobado fallos garrafales en el cumplimiento del protocolo de actuación previsto para estos casos.
                Desde estas líneas nos atrevemos a lanzar una llamada a todas las personas de buena voluntad y especialmente a nuestro colectivo cristiano para que practiquemos una solidaridad y una generosidad añadida, colaborando económicamente con las ONGs que luchan contra el sida en países africanos y se ven obligados a actuar en situaciones de extrema carencia y hasta con la muerte en los talones..
                La valentía y la entrega de esas personas nos hacen renovar nuestra apuesta por la utopía de Jesús de Nazaret, esa aspiración humana tan radical por una sociedad verdaderamente fraterna sin distinción de países, culturas, religiones o color de la piel.
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA
12 de Octubre de 2014


LAS  COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA NOS SOLIDARIZAMOS CON EL MATRIMONIO HEIZER DE INSBRUCK (AUSTRIA) 

            El hecho llama la atención por lo anacrónico y por su alejamiento de la realidad: el obispo de Innsbruck (Austria) Manfred Scheuer, ha excomulgado a la señora Martha Heizer, presidenta del Movimiento internacional “Somos Iglesia”, y a su esposo Gert, por celebrar la Eucaristía sin presbítero en la residencia de la pareja. 
            La celebración de la Eucaristía en casas particulares se remonta a las primeras comunidades cristianas, tal como aparece en las cartas del apóstol Pablo y en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Esas celebraciones comunitarias constituían las “iglesias domésticas”, como la expresión más sencilla y espontánea de la fraternidad cristiana. 
            Las primitivas celebraciones domésticas, presididas con frecuencia por la madre de familia según la costumbre romana, fueron cediendo terreno ante el empuje del clericalismo y del juridicismo romano hasta asfixiar todas las iniciativas comunitarias. La paralización llegó a ser tan absoluta que el papa Pío X escribía en 1906: "La Iglesia es una sociedad desigual que incluye a dos categorías de personas: los pasto­res y el rebaño. (...) Por lo que se refiere a la multitud, no tienen otro derecho sino el de dejarse guiar y, como rebaño fiel, seguir a sus pastores".
            A pesar de los avances del Concilio Vaticano II, los dirigentes eclesiásticos mantienen su inercia remolona ante los procesos históricos. En cambio, la progresiva adultez de la sociedad civil nos ha ido también ayudando hacia la adultez cristiana. Las Comunidades Cristianas Populares aspiramos a ser personas adultas en la fe que tomamos nuestras propias decisiones y asumimos nuestras responsabilidades también en el interior de nuestra propia Iglesia. Así lo viene  entendiendo el matrimonio Heizer que celebra la eucaristía en su comunidad doméstica sin que se sea necesaria la presencia legitimadora de un presbítero con respaldo jerárquico. 
            El hecho de esta excomunión pública resulta más insólito porque de sobra conocen los jerarcas eclesiásticos que hay muchos grupos cristianos en muy diversos países donde se celebra la eucaristía sin presencia de presbíteros o por falta de presbíteros en determinados territorios o porque no se considera imprescindible la presencia de esas personas. En todo caso, desconocemos si esta condena pública es solo iniciativa de un obispo, si es que pretende servir de ejemplaridad o es presión hacia las instancias vaticanas para que tomen postura pública. 
            Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos solidarizamos con el matrimonio Heizer y su comunidad, con el movimiento “Somos Iglesia” y tantas otras comunidades que entendemos que es “toda la comunidad” quien celebra y preside la celebración del recuerdo de Jesús; que es la comunidad el espacio donde Jesús se hace presente, y la diversidad y el reparto de carismas nuestra mejor riqueza. Nos gustaría en este ámbito, seguir acogiendo los nuevos gestos de Francisco, también dentro de la Iglesia como signo de un nuevo tiempo que empieza a acontecer. 
Pensamos que los derechos no se conceden sino que se ejercitan, se conquistan y se defienden,  tanto en la sociedad civil como en la propia comunidad cristiana. Por esta razón deseamos seguir dando pasos en la autonomía personal y comunitaria, profundizando en el verdadero compromiso que nos dejó como tarea Jesús de Nazaret: la solidaridad interpersonal y la aspiración comprometida para construir una sociedad menos injusta, menos insolidaria y mucho más fraterna
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
2 de Mayo de 2014.   

               CCP-A EN  APOYO A LA CAMPAÑA POR UNA RENTA BASICA UNIVERSAL 
            Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía denunciamos la desoladora situación de emergencia social que padecemos en nuestro país, por los recortes del actual gobierno español  en enseñanza, sanidad y dependencia; por el alto índice de paro  (el 26 % de la población activa), que ha dejado sin ningún ingreso a más de 650.000 familias. Son vergonzosas y hasta insultantes las repetidas noticias sobre pobreza, desahucios, precariedad y marginación que van limitando la libertad real de millones de personas y las van arrojando a la exclusión social.

         En Andalucía es más dramática aún esta situación: los parados llegan al millón y medio (el  36,4 %, diez puntos más que la media española) y son 139.000 los hogares que carecen de ingreso alguno. Buena parte de estos hogares sufren cortes de agua, de luz, y frecuentes desahucios. Para vergüenza de nuestra sociedad, son ya varios los indigentes que han aparecido muertos en los vertederos, cajeros y  plazas de ciudades como Cádiz, Málaga o Sevilla. Uno de cada cuatro españoles pobres es andaluz y malvive de lo que desechan los supermercados o de la caridad de los comedores de Cáritas u otras instituciones.

            Frente a esta situación de miseria, los ricos son cada vez más ricos. En España, a pesar de la crisis, los ingresos medios de las personas más ricas del país son siete veces superiores al nivel medio de ingresos de quienes tienen menos rentas. Se ha subvencionado a los Bancos con más de 60.000 millones de euros y el beneficio de las empresas del Ibex ha sido de 38.156 millones de €, el año pasado. 

        Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía consideran que, estas injustas y terribles desigualdades económicas suponen una flagrante violación del derecho a la vida, expuesto en el art. 3º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el art. 15º de la Constitución Española. Por otra parte, las políticas de acción social que lleva a cabo la Junta de Andalucía, como el salario social o las rentas mínimas de inserción, exigen demasiados requisitos burocráticos y, en el mejor de los casos, solucionan el problema sólo de forma temporal.

Por ello, aplaudimos y nos solidarizamos con la Plataforma española que promueve la Iniciativa Legislativa Popular ante el Parlamento nacional, para que se promulgue una Ley de Renta Básica Universal, como un medio eficaz para la erradicación de la pobreza. La Renta básica universal (RBU) es el derecho que tiene cada persona, desde su nacimiento y sin ninguna condición añadida, a percibir una cantidad periódica del Estado, por encima del umbral de la pobreza, para cubrir sus necesidades materiales de subsistencia.

La RBU es un mecanismo eficaz de  distribución de la renta, que garantiza la  seguridad económica a la población frente a la incertidumbre y la arbitrariedad en el trabajo, que permite iniciar otros modos de vida, que fomenta la igualdad de género y contribuye a eliminar los estigmas sociales de la pobreza.

Por otra parte, esta medida coincide con  la práctica de las primitivas comunidades cristianas, en donde “no había ningún indigente entre ellos” (Hechos 4,34). También significa recuperar el principio cristiano (olvidado en la práctica) de que la propiedad tiene una función social y de que, como decían los Padres, se llama rapiña, avaricia y defraudación no sólo el arrebatar lo ajeno, sino también el no dar parte de lo propio a los demás.  
            Comunidades Cristianas Populares de Andalucía. Febrero del 2014


POR LA DIGNIDAD Y LA IGUALDAD DE LAS PERSONAS.

Las Comunidades Cristianas populares de Granada y Andalucía rechazamos con rotundidad que el Arzobispo de Granada auspicie editoriales que publican libros que atentan contra los derechos más elementales de las personas, y en especial de las mujeres: el de la dignidad y e igualdad.

Creemos que en  la sociedad del siglo XXI, en un estado de derecho, laico, que desafortunadamente privilegia a la Iglesia Católica, fomentar y auspiciar estas ideas es hacer apología de la desigualdad y del machismo más criminal que de ninguna manera ni la ciudadanía ni el estado debe permitir. Cuarenta y tantas mujeres muertas en lo que va de año es algo muy grave que la ciudadanía aun no ha tomado en serio con la rotundidad que merece. Pues de aquellos polvos, estos lodos….

Pensamos que colaborar en propagar estas ideas no ayuda a dignificar a las personas, no es evangélico ni cristiano: Lobos con piel de oveja, dice el evangelio, sepulcros blanqueados, falsos profetas y pastores, que no nos representan que no.

Invitamos a la ciudadanía y especialmente a los cristianos y cristianas a no ser borregos amaestrados y anestesiados y ejerciten su derecho a disentir, denunciar las situaciones de desigualdad, violencia de género, machismo…, y anunciar que es posible y necesario otro mundo con otro orden distinto donde las relaciones de igualdad, justicia, amor  y fraternidad sean las que rijan los destinos de la sociedad, la comunidad de seguidores de Jesús y la humanidad entera.
15 de Noviembre de 2013
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA


 LA TRAGEDIA DE LAMPEDUSA ES LA CONSECUENCIA DE UNA EUROPA QUE ASESINA A INMIGRANTES AFRICANOS CON UNAS LEYES CRUELES  Y REPRESIVAS.

Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, estamos, como la mayoría de la ciudadanía, impactadas por la desgarradora noticia de la muerte de las,  probablemente, más de 300 personas de origen africano en el naufragio de Lampedusa. Un número que nos da escalofríos sólo pensarlo.  Los buzos que se han acercado hasta el fondo del buque han dicho que han estado en el infierno. Curiosamente, a los fallecidos, para poder enterrarlos, les han concedido la nacionalidad italiana. Ésa que les niega a los inmigrantes que intentan llegar a sus costas. Ésta es la hipocresía de nuestros políticos.
Esta muerte, como las que tienen lugar en la travesía del Estrecho de Gibraltar o en las fronteras de Ceuta y Melilla, no son  muertes casuales. Son el fruto lógico de unas leyes europeas injustas y despiadadas, represivas, para con las personas inmigrantes que intentan llegar a nuestros  países huyendo del hambre, la miseria, las enfermedades y las guerras. Es Europa y sus gobiernos, la gran responsable de estas situaciones. Y cada vez es más evidente el nulo  interés real de que salgan de esas causas que conducen a la inmigración. Prácticamente, han  desmantelado la Ayuda  al Desarrollo de los Países empobrecidos. En  España, en los presupuestos  recientemente presentados,  la Ayuda Oficial al Desarrollo queda casi reducida a los fondos obligatorios a la UE y a organismos internacionales. Se hace una brutal reducción de los fondos gestionados a través de ONGD. Todo ello síntoma de un contexto caracterizado por el recorte de las políticas sociales locales. El cumplimiento del déficit no puede seguir siendo utilizado como excusa para recortar aún más los derechos de la ciudadanía y acabar con las políticas públicas abocando a millones de personas a situaciones de pobreza e inseguridad.
La legislación italiana prohíbe desde hace varios años la ayuda a las personas inmigrantes. Quizá por eso, por temor a ser sancionadas, varios pesqueros se negaron a prestar a ayuda a quienes la reclamaban. El gobierno del PP también pretende con una nueva  ley“criminalizar la solidaridad”.
Como muy bien   dice el comunicado de la Asoc. Pro Derechos Humanos de Andalucía,”la agencia Europea de fronteras, Frontex, ha desplegado navíos, aviones, helicópteros, sensores térmicos, cámaras infrarrojas y recientemente hasta drones para vigilar desde el Estrecho de Gibraltar hasta Grecia y evitar que entren los indeseables del Sur.

 España ha implantado el SIVE con una creciente militarización del Estrecho, ha colocado alambradas en  Ceuta y Melilla y ha puesto en marcha los drones de vigilancia. Y está estudiando cómo conseguir que las vallas de Ceuta y Melilla sean absolutamente infranqueables” (http://apdhacadiz.wordpress.com/2013/10/04/lampedusa-no-es-una-fatalidad-son-las-victimas-de-la-europa-asesina/#more-2977)

Europa está obsesionada con la que llaman “inmigración irregular”. Nosotros, cristianos y cristianas de base,  tenemos muy claro que todos los seres humanos somos  iguales porque todos somos personas hermanas y ciudadanas del mundo , “ningún ser humano es ilegal”.
Desde aquí nuestro sentido pesar a los familiares y compañeros de todas las personas fallecidas y nuestra denuncia más enérgica contra esta legislación europea que pretende hacer un fortín de sus fronteras para que nadie les prive de su bienestar- que cada vez más va desapareciendo- del que hasta ahora han estado disfrutando, precisamente porque millones de seres humanos viven en la desesperación y en la miseria.
El Mediterráneo no puede ser un enorme cementerio para los miles de africanos que intentan cruzarlo. Más de 8.000 personas han muerto ya frente a la isla de Lampedusa en los últimos años. Centenares y centenares, también intentando cruzar el Estrecho.

Unimos esta protesta contra  la ilegalización y criminalización de la inmigración y sus causas  a las muchas   movilizaciones de esta Semana contra la Pobreza, que como seguidores de Jesús de Nazaret ha de ser siempre nuestro principal objetivo.  Basta ya. NO MÁS MUERTES DE INMIGRANTES. NO A UNAS LEYES REPRESIVAS CONTRA  INMIGRANTES. NO A LA CRIMINALIZACION DE LA POBREZA Y LA SOLIDARIDAD.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, 7 de Octubre de 2013.


COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA. CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO
Querido y admirado hermano Francisco:
Hemos leído con mucho interés la entrevista que tuvo Vd. con los periodistas en el avión a la vuelta de su viaje a Brasil. Hemos comprobado con alegría, una vez más, su sencillez, su cercanía, su sinceridad, su sentido del humor y, por qué no decirlo, su bondad. Esta hermosa experiencia nos anima de nuevo a seguir buscando en nuestras vidas la fidelidad al evangelio de Jesús, tema del que Vd. habla con tanta frecuencia.
En esa entrevista utiliza Vd. una expresión que ha dado pie a esta carta abierta. Dice Vd.: “A mí me gusta cuando una persona me dice: 'Yo no estoy de acuerdo'”. Pues bien, con todo respeto y confianza le manifestamos nuestro desacuerdo en el tema del sacerdocio de la mujer. No aspiramos a que la mujer sea “más importante que los obispos y los curas en la Iglesia”, como Vd. afirma. No. Reivindicamos sencillamente la igualdad efectiva de todos los miembros de la Iglesia a la hora de asumir servicios y responsabilidades eclesiales.
Nos sentimos avergonzados de que las religiones monoteístas mantengan todavía su carácter tan marcadamente patriarcal y que sigan practicando una resistencia tan tozuda a la efectiva igualdad de derechos entre varones y mujeres dentro de su propia organización. Pensamos que las religiones pueden y deben dar un paso de gigante en esta materia, como aportación valiosa para un cambio de estructuras en toda la comunidad humana. Así han tenido la valentía de iniciarlo algunas confesiones cristianas.
En esta línea, no podemos ni imaginar que una hipotética práctica de Jesús de Nazaret pueda esgrimirse como excusa o justificante contra el derecho humano a la igualdad entre todas las personas.
Finalmente, seguimos soñando y esperando en que este paso sea el comienzo de otros profundos cambios estructurales que necesita urgentemente nuestra Iglesia.
Con todo respeto y cariño
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA – ESPAÑA
Andalucía, 5 de agosto de 2013

 LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA Y ANDALUCÍA SE SOLIDARIZAN CON MANUELA RUTE.

Los miembros de las  Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía, como seguidores y seguidoras de Jesús de Nazaret, que pasó su vida sin excluir a nadie y  acogiendo a todos y todas, mostramos nuestra solidaridad y respeto a Manuela Rute, vecina de Íllora en Granada.

La autoridad eclesiástica de nuestra Diócesis le niega el derecho a pertenecer plenamente a su Comunidad Cristiana Parroquial y en concreto a recibir el sacramento de la confirmación porque considera su condición de transexual como una aberración. El Sr. arzobispo de Granada y el párroco de Íllora no tienen potestad para prohibir que a una fiel cristiana se le administre el sacramento de la confirmación por el hecho de ser transexual. Según el canon 843 del vigente Código de Derecho Canónico, "Los ministros sagrados no pueden negar los sacramentos a quienes los piden de modo oportuno, están bien dispuestos y no les está prohibido por el derecho recibirlos".

Creemos que en los Evangelios Jesús aparece continuamente ofreciendo amor incondicional, respeto y acogida a todas las personas, y especialmente a los más débiles, pobres y necesitados de cariño y comprensión.

En el Evangelio que se leerá este domingo en las parroquias, Jesús ofrece su apoyo a una mujer a la que todos marginan. La autoridad eclesiástica hoy hace todo lo contrario de lo que haría Jesús: condena y margina a una mujer que se ha ganado el respeto y la comprensión de sí misma y de la sociedad.

Desde nuestra fidelidad al Evangelio nos sentimos obligados a denunciar situaciones como estas que atentan despiadadamente contra los Derechos Humanos, contra la Caridad Cristiana y contra el mismo Evangelio.

Revindicamos una iglesia que en vez de excluir y condenar, invite y acoja a la mesa común desde los valores de Jesús, independientemente de la condición social, cultural, étnica, sexual, religiosa de las personas. 

Invitamos a los cristianos y cristianas a disentir y propiciar un movimiento de personas indignadas con esta iglesia Jerárquica y despótica poseedora de “su verdad absoluta”, fundamentalista, que no nos representa, que no son signo de actitudes evangélicas, que habla de pobreza sin despojarse de sus vestiduras, sin contemplar la dignidad, los rostros concretos y nombres concretos de las personas, y especialmente las empobrecidas y excluídas de nuestra sociedad. 

Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía.
En Granada 14 de Junio de 2013.

LAS CCP DE ANDALUCÍA ANTE LA DESTITUCIÓN DE JOSÉ CHAMIZO COMO DEFENSOR DEL PUEBLO ANDALUZ.

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía lamentan la “vergonzosa” destitución de José Chamizo como defensor del pueblo andaluz.

Consideramos que ha sido  orquestada con premeditación y alevosía por el PP, PSOE e IU para desactivar descaradamente el altavoz de los sin voz, haciendo caso omiso a miles de ciudadanos y ciudadanas, colectivos y asociaciones que han expresado su agradecimiento y han pedido su permanencia en el cargo.

La crítica de Chamizo hacia la clase política: “la gente está de ustedes hasta el gorro”, su independencia y  apuesta decidida por la defensa de los derechos humanos en favor de los más marginados, pensamos que están en la base de su rápida, extraña y consensuada destitución.
Los más desfavorecidos ven apagada su voz a costa de las prebendas  pactadas por estos representantes políticos que en este caso no sintonizan con el sentir  de la ciudadanía.  
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.
28 de mayo de 2013.

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA CONTRA  LA LEY  WERT Y LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN EN LOS CENTROS PÚBLICOS Y CONCERTADOS.

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía rechazamos la nueva ley de educación y especialmente el sentido que recobra la “asignatura de religión” porque nos retrotrae a tiempos pasados, donde el carácter ideológico, catequético y de adoctrinamiento se impone frente al estudio del “hecho religioso” como un elemento más de la cultura en la que vivimos.Desde esta concepción, la asignatura de religión debería quedar fuera del curriculum de los centros públicos y concertados, y como tal, relegada al espacio propio de cada comunidad religiosa.

Denunciamos que dicha asignatura sea financiada al 100% con fondos públicos, y que el profesorado sea nombrado y controlado por los obispos.

Exigimos que cese esta connivencia entre el poder político y la Conferencia Episcopal, más preocupada en mantener un concordato de corte preconstitucional, que le reporta importantes privilegios,  más que en vivir de acuerdo con los valores de Jesús. Por eso, pedimos una vez más la derogación de los acuerdos Iglesia- Estado, fundamento de unas relaciones que debieran estar basadas en los principios de la no confesionalidad y laicidad del mismo, como pregona nuestra constitución.

No compartimos las declaraciones de los obispos andaluces en su nota del día 22 de Mayo donde critican los recortes en la educación concertada en Andalucía y la eliminación de unidades, donde en algunos casos se discrimina por motivos de sexo, mientras estos mismos obispos y sus compañeros en la conferencia episcopal, callan  ante los brutales recortes del gobierno central en materia educativa y en otras partidas sociales, sanidad, dependencia etc.

Las diferentes comunidades religiosas- incluída la católica- deben utilizar sus propios medios y recursos para la transmisión de la fe. La escuela pública y concertada debe ser el espacio para compartir, convivir y entender “Los diferentes hechos culturales, históricos, sociales, científicos, filosóficos…y también religiosos, desde una cosmovisión inclusiva” . Este es el sentido de una sana “laicidad” que compartimos muchos cristianos y cristianas.

Exigimos cuanto antes una ley de educación consensuada por toda la ciudadanía, que nos evite estar reformando cada cuatro años, con las nefastas consecuencias para nuestros niños y jóvenes. Y nos unimos a todos aquellos que, de modo multitudinario, estos días están expresando su rechazo a  esta ley: las mareas verdes formadas por profesores, madres y padres, alumnado de múltiple diversidad social, política y ciudadana.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
28 de Mayo de 2013


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES (CCP) DE ANDALUCÍA SE MANIFIESTAN CONTRA EL CONTROL IDEOLÓGICO POR PARTE DEL VATICANO

Personas y grupos de las CCP de Andalucía hemos recibido con perplejidad y tristeza las declaraciones del obispo de Palencia respecto al teólogo Juan José Tamayo y las afirmaciones de la Comisión Teológica Internacional respecto al control que los obispos deben ejercer sobre los teólogos. Como miembros a la vez de la Iglesia y de la sociedad civil queremos exponer nuestro punto de vista a la opinión pública.

1.     En nuestras sociedades modernas, donde las ideas circulan con toda libertad y rapidez a través de las redes sociales, resulta patética la pretensión de poner puertas al campo de la teología.
2.     Las sociedades laicas caminan con paso firme hacia el pluralismo religioso. En este contexto resulta trasnochado, cuando no irritante, pretender poseer todo la verdad religiosa y condenar cualquier intento de racionalización del hecho religioso.

3.     Aspiramos a una sociedad cada vez más horizontal, participativa y democrática. Esta aspiración la trasladamos al interior de nuestra Iglesia y ya no queremos ser súbditos aborregados, obedientes y silenciosos, sino ciudadanos activos y participativos con plena igualdad de derechos.

4.     Manifestamos desde aquí nuestra cercanía, nuestro cariño y nuestra solidaridad con tantos teólogos europeos y americanos controlados, fiscalizados, censurados y hasta perseguidos por la curia vaticana. Paradójicamente, las comunidades cristianas nos alimentamos de sus escritos y de sus charlas y esas personas nos siguen ayudando a conocer más en profundidad el mensaje de Jesús.

5.     Recuperamos nuestro siempre obligado punto de referencia: Jesús de Nazaret. Aquel hombre careció de poder institucional y de fuerza coactiva. Sólo utilizó su forma de ser y su forma de vivir. Su comportamiento irritó a los poderosos de la religión, del dinero y de la política, pero, en cambio, generó un poderoso movimiento de ilusión y esperanza entre las personas y los colectivos marginados.

6.      Reivindicamos que Jesús de Nazaret no es monopolio de ninguna religión o grupo social. Es patrimonio de la humanidad entera. Los valores que él proclamó y que él vivió en la frontera de la utopía forman parte del acerbo común más valioso para todo ser humano: la solidaridad y la alegría de compartir como proyecto personal y como derecho político irrenunciable para toda la familia humana.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía   
20 de Marzo de 2012.


CONTESTANDO A NUESTROS OBISPOS ANTE LAS ELECCIONES ANDALUZAS

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía

Una vez más vemos con estupor cómo nuestros obispos andaluces vuelven a intervenir, días antes de las elecciones al parlamento de Andalucía, para dirigirse a los católicos y "orientarles" en su voto. Señalan el partido al que deben de votar los católicos: Aquel que no plantee el aborto, ni el matrimonio homosexual, ni  la eutanasia y que esté por la enseñanza religiosa...Es decir: Voten  a la derecha conservadora.

Como cristianos, miembros del Pueblo de Dios, nos duele y nos ofende que nuestros pastores guarden un silencio cobarde y cómplice frente a las dramáticas situaciones de sufrimiento que esta crisis financiera está provocando en amplios sectores de la población andaluza, y , en cambio, salgan con prontitud a pedir el voto para una opción política que está desmantelando los servicios sociales, recortando las partidas económicas en sanidad y educación, y haciendo recaer las consecuencias de la crisis en
los sectores  más débiles de la sociedad.

Nosotros, cristianos andaluces no podemos compartir este discurso electoralista a favor descaradamente de los grupos conservadores.
Denunciamos su toma de la postura política, aprovechándose de la todavía gran influencia que ejercen sobre su rebaño (en su sentido más literal) y el gran daño que están causando en la vida política y social de España, sobre todo de los más necesitados.

Pensamos que cada persona debe votar, las opciones que considere en conciencia mejor para el conjunto de la sociedad. Y si algo debe primar en los seguidores de Jesús de Nazaret , que siempre estuvo al lado de los más débiles, son aquellas opciones políticas que mejor puedan defender a los más pobres, la clase trabajadora, los parados, los que no tienen una vivienda, a quienes necesitan asistencia social, sanidad  y educación pública sin recortes, quienes mejor atiendan a los grupos de exclusión social, quienes más apoyen las causas justas de los más pobres en cualquier lugar del mundo. Quienes más combatan la injusticia. Quienes más luchen por un orden económico radicalmente nuevo, que no esté al servicio de los mercados, sino del pueblo más desfavorecido.

No nos sentimos representados por las orientaciones de éstos nuestros obispos y expresamos nuestro derecho a disentir.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
6 de Marzo de 2012

ANTE LOS RECORTES SOCIALES Y EL AUMENTO DEL PARO.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
Estamos viendo con preocupación cómo aumenta cada día más el número de personas en paro  llegando a niveles verdaderamente insoportables. Se contabilizan  5.273.600 (22,85%)  personas en España y 1.248.500 en Andalucía (31,23%).  Aumenta el número de familias con todos sus miembros en paro, llegando ya a 1.500.000. 
Nos sentimos muy cercanos y muy solidarios con todas esas familias y personas que carecen de perspectivas de futuro y que se ven abocadas a la incertidumbre y a la desesperación.

La situación es más indignante por un doble motivo. Por una parte, esta crisis aplasta de forma creciente a los estratos sociales más bajos e incluso a  las clases medias que se ven abocadas a la pobreza por la pérdida del empleo y la imposibilidad de pagar las hipotecas. Y, por otra parte, los responsables directos de la crisis, es decir, los grandes bancos y las gigantescas fortunas especulativas, conservan una absoluta impunidad con la pasividad y hasta el apoyo de los gobiernos.

Denunciamos con tristeza e indignación los recortes que se van haciendo desde los distintos gobiernos cuando esos recortes inciden directamente sobre aspectos fundamentales del estado de bienestar: educación, sanidad y protección social.

Unimos nuestra denuncia y nuestra protesta a la de tantas personas que se manifiestan de muy diversas maneras contra estas medidas antisociales.

Recordamos de modo muy especial a Jesús de Nazaret, quien siempre se situó decididamente en favor de los que menos tenían y en defensa de los excluidos de la sociedad.

Animamos a los responsables de la Iglesia a que sean especialmente valientes en estos momentos de crisis: que renuncien a privilegios en el pago de impuestos y que pongan al servicio de los que menos tienen algunas de las muchas propiedades que posee  la Iglesia en España.

Exigimos a los responsables públicos que no hagan recaer los recortes sobre los de siempre, las clases medias y bajas, sino que imponga impuestos más justos sobre los que más ganan: las grandes corporaciones bancarias y los grandes capitales. Que establezcan un impuesto a las transacciones financieras especulativas y que sean exigentes y eficaces contra el fraude fiscal y los paraísos fiscales entre otras medidas.

Pensamos que es hora de salir a la calle para protestar de modo público en unión con todas las personas y colectivos que se movilizan en España por estos motivos.
Animamos a toda la ciudadanía a que exprese su protesta y su desacuerdo uniéndose a las manifestaciones convocadas por los sindicatos para el próximo día 29 de Febrero.
Febrero de 2012


.LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA LAMENTAN LA AMBIGÜEDAD DE LA VISITA DEL PAPA A MADRID

Las CCP de Andalucía lamentan la enorme confusión que significa y provoca la inminente visita del Papa a Madrid.

1.- El Papa es, de hecho y de derecho, el Jefe de un Estado, por muy pequeño que sea el Estado Vaticano. Con varios agravantes: ese Estado es la única monarquía absoluta que se mantiene en Europa, ese Estado no ha ratificado la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 y en ese Estado no existe la democracia ni existe la igualdad de derechos entre varones y mujeres. 

2.- El Papa es al mismo tiempo el máximo dirigente de la Iglesia Católica, la religión tradicionalmente mayoritaria en España y que goza de amplio respaldo entre la sociedad española. 

3.- La próxima visita del Papa mantiene y potencia esta ambigüedad calculada entre dos funciones que son irreconciliables entre sí. 

4.- Las CCP de Andalucía lamentamos el escándalo objetivo que significa esta visita. En efecto, aleja todavía más la imagen y la realidad oficial de la Iglesia Católica respecto del mensaje que proclamó y vivió Jesús de Nazaret: un mensaje de sencillez, de ausencia de boato, de claro distanciamiento crítico ante los poderes establecidos y de sólida identificación con los sectores y personas más desfavorecidas de la sociedad. Su visita a España,  va a costar oficialmente unos 50 millones de euros (8300 millones de las antiguas pesetas), financiada en una parte por las administraciones públicas y en otra parte por las grandes empresas españolas que cotizan en bolsa en el IBEX-35. 

5.- Las CCP de Andalucía compartimos globalmente los planteamientos de muchas personas y colectivos que son claramente partidarios de un Estado verdaderamente laico en España, donde ninguna religión sea financiada por el Estado. 

Más de 100 organizaciones laicas y religiosas han convocado una manifestación cívica para expresar su rechazo. Entre estas organizaciones religiosas están: Cristianos por el socialismo, Iglesia de Base de Madrid y  REDES CRISTIANAS (que agrupa a más de 160 colectivos cristianos de toda España) A Redes Cristianas pertenecemos las Comunidades Cristianas Populares del Estado español. Apoyamos por tanto la manifestación convocada para expresar el rechazo a este fabuloso despliegue de medios públicos y para decir que con los impuestos de todos los españoles no se debe financiar la visita de un líder religioso. 

6.- Finalmente, ante la visita y los viajes del Papa, hacemos nuestra la pregunta que el teólogo José María Castillo expresaba en un artículo reciente: “¿Por qué el Papa no se va, de momento al menos, a Somalia y Kenia, y se queda en los campos de refugiados hasta que no se le ponga remedio eficaz a esta situación?”.
Desde esta perspectiva  nos sentimos claramente distanciados de la ostentación y el ritualismo que se va a escenificar desde el aparato jerárquico...Tenemos  el derecho a disentir y discrepar como cristianos de esta Jerarquía,  y cada vez se hace más urgente y necesario un movimiento de indignados e indignadas con esta iglesia institución ¡QUE NO NOS REPRESENTAN! ¡QUE NO!.       
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA. 13/08/2011.


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA APOYAN
 AL MOVIMIENTO “DEMOCRACIA REAL YA”. 
Porque es un grito de jóvenes y mayores que expresan el descontento de decenas de miles de personas que están sufriendo en sus propias carnes las consecuencias de un sistema que les excluye y les margina. Un sistema político sometido a las leyes de los poderes económicos internacionales que son los que mandan y obligan a los gobiernos a emprender recortes sociales de gran envergadura. Así queda secuestrado nuestro voto porque vemos que se ponen en marcha medidas antisociales que jamás votamos y que rechazamos con toda energía.  

Porque sus movilizaciones  están  convocadas por la misma base de nuestra sociedad que está sufriendo el paro, la exclusión social, el desahucio de sus viviendas, contratos en precario, jóvenes sin futuro, jubilados con pensiones congeladas etc., sin intervención de los partidos políticos ni de los sindicatos. 

Porque entendemos que este movimiento está apuntando a la raíz  del  verdadero problema: Quieren una verdadera democracia, una democracia real y ya, donde ellos puedan expresarse y decidir de verdad. No quieren una pantomima de democracia donde se vote cada 4 años y los políticos hagan lo que les parezca o lo que les obliguen los “malditos” mercados y que permanezcan callados hasta los próximos 4 años que vuelvan a votar y callar. 

Por eso muchos de nosotros, estamos participando en este movimiento y pedimos a toda la ciudadanía apoyo y solidaridad con este movimiento y a que se unan  a las movilizaciones que estos días se están desarrollando en numerosas localidades andaluzas. 

Creemos que apoyar este movimiento es apoyar a los sectores que están sufriendo más las consecuencias de la crisis y de un sistema económico muy injusto en nuestros países desarrollados y también en los del tercer Mundo. Y Jesús de Nazaret, siempre estuvo apostando por los que más sufrían. 
DEMOCRACIA REAL YA! 
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCIA 20-05-2011


SOBRE LA EJECUCIÓN DE BIN LADEN: EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS.
NOTA DE PRENSA DE LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA.
1.     Las Comunidades Cristianas de Andalucía desde nuestra condición de ciudadanos y ciudadanas seguidores del mensaje de Jesús de Nazaret,  denunciamos el crimen de estado perpetrado por el gobierno de los EE.UU. en la caza y ejecución de Bin Laden y otras personas, utilizando la tortura e infringiendo el principio ético, evangélico y universal de “NO MATAR” y de los acuerdos internacionales que prescriben prisión, juicio y castigo del acusado. Como expresa el teólogo Leonardo Boff: “NO SE HA HECHO JUSTICIA, SE HA PRACTICADO LA VENGANZA”. “El fin no justifica los medios”. 

2.     Nos avergüenza que este modo de proceder se vea como algo normal por la ciudadanía, porque así lo ha decidido el Presidente del país más poderoso del mundo y que casi todos los jefes de estado europeos, incluido el español,  lo feliciten por la acción. Lamentamos que la Iglesia institución y otros colectivos laicos y religiosos acepten con su silencio esta manera de proceder.
Pensamos que estas prácticas nos rebajan y degradan como seres humanos y nos hace retroceder en los logros conseguidos por la humanidad. No podemos combatir el terrorismo con acciones terroristas, sino con el profundo respeto a los derechos humanos.
 

3.     Uniéndonos a la asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía,                   pedimos por tanto, al comité Nóbel del parlamento Noruego sea retirado el premio Nóbel de la Paz  a Barack Obama, por infringir los derechos humanos más elementales.  

En Granada a 16 de Mayo de 2011.
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA


EN AGRADECIMIENTO A JOSE MARÍA CASTILLO, TEÓLOGO, Y A LA UNIVERSIDAD DE GRANADA.

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía felicitan a José María Castillo por su nombramiento como doctor honoris causa por la universidad de Granada el pasado 13 de Mayo.


Para nosotros y nosotras ha sido el teólogo que nos ha hecho descubrir al Dios humanizado en Jesús y encarnado en todo lo humano, especialmente en los más débiles, empobrecidos y últimos de la sociedad.

Nos produce una enorme alegría que la universidad pública granadina reconozca el trabajo de investigación, conocimiento y entrega personal de Castillo después de haber sido expulsado de su cátedra por la institución religiosa, en la facultad de Teología de Granada.

Fuimos numerosos cristianos y cristianas de base de Granada y otras zonas de Andalucía y España, amigos, compañeros jesuitas, la comunidad universitaria, algún cura diocesano, los que estuvimos acompañando, apoyando y agradeciendo todo lo recibido y compartido con Castillo en tantos años. Lamentamos que la iglesia institución siga rechazando, con su ausencia y silencio tan valiosa obra, personalidad y aportación teológica.

Sabemos que la universidad granadina está en proceso de gestación de una Cátedra de Teología donde el hecho religioso vuelva a ser objeto de estudio y conocimiento en una universidad pública. Nos congratulamos, felicitamos, agradecemos y animamos a proseguir en ese proyecto tan necesario para toda la sociedad. Deseamos que la dirección de esa cátedra esté libre del corsé de cualquier institución eclesiástica y pueda ser lo más libre, laica y diversa posible. Y proponemos a José María Castillo como director honoris causa, al menos, de la misma. 
  
Enhorabuena y Gracias, José María y a esta universidad.
Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.
En Granada, 15 de Mayo de 2011

 LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA CONTRA EL PROCESAMIENTO DEL VATICANO AL TEÓLOGO JOSÉ A. PAGOLA

Ante las noticias aparecidas en la prensa sobre el procesamiento del teólogo José A. Pagola por parte del Vaticano queremos manifestar lo siguiente:

1.- Nos parece una medida anacrónica este sistema de abrir un verdadero juicio inquisitorial contra un teólogo, autor del libro “Jesús. Aproximación histórica” que ha sido previamente estudiado de modo pormenorizado por teólogos y escrituristas y que ha obtenido el “nihil obstat” y el “imprimatur” del anterior obispo de S. Sebastián. 

Un libro además, del que nos hemos nutrido en Andalucía, en España y en otros muchos lugares del mundo, muchas comunidades cristianas y que nos ha ayudado y nos sigue ayudando de modo muy importante para la mejor comprensión de Jesús y para una tener una fe mas consistente y mejor formulada. Y que también ha ayudado a mucha gente alejada de la iglesia o no creyente pero que está en una actitud de búsqueda y a quienes la lectura del libro de Pagola le ha ayudado a un mayor acercamiento hacia la figura de Jesús. 
Un libro que ha sido leído por numerosos teólogos de prestigio y que no han encontrado nada que merezca ser reprobado y mucho menos nada de tipo herético. 
Un libro  que el ministro de cultura del Vaticano Monseñor Ravasi ha recomendado como uno de los dos mejores libros escritos sobre Jesús y que ha recomendado vivamente su lectura.

2.- Sabemos que el libro, desde que salió a la luz pública, fue objeto de crítica por parte de los sectores de nuestro episcopado más tradicionalista y ultraconservador, con fuertes apoyos en el Vaticano. Primero fue la orden de retirada de las librerías y ahora, el procesamiento al autor. Unos procesos, que, como han reconocidos teólogos también represaliados y sancionados como Y. Congar o José Mª Castillo, resultan del todo humillantes y contrarios a todo derecho. Por lo que los teólogos se sienten indefensos y dañados en lo más profundo de su ser humano.

3.- Creemos que este estilo de gobierno en la Iglesia debiera ser eliminado y sustituido por otro de estilo más evangélico, basado en el respeto, la tolerancia, el diálogo y la comprensión, teniendo como base el sano pluralismo teológico que el Vaticano II aceptó.

4.- Expresamos por último nuestro apoyo y solidaridad con José A. Pagola que seguro debe estar sufriendo por la forma  de proceder de las altas instancias vaticanas en estos casos.

Desde aquí le animamos y le pedimos fuerza y coraje para seguir escribiendo y hablando como hasta ahora, siendo por encima de todo fiel a su conciencia  para seguir hablándonos de Jesús con  la misma pasión y convicción que lo ha venido haciendo hasta ahora. 
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA 
7 de Febrero de 2011



INFORME EQUIPO  ELABORACIÓN DE COMUNICADOS. “LA VOZ DE CCP”.
PARA LA COORDINADORA DEL SÁBADO 15 DE ENERO DE 2011.

  1. El nuevo equipo “la voz de ccp”, se constituyó en Septiembre pasado. Lo constituímos cinco personas: Pope Godoy (Jaén), Juan Cejudo (Cádiz), Antonio Moreno  (Sevilla), Luis Pernía (Málaga) y Domingo Gómez (Granada).
  2. En este trimestre hemos elaborado 3 comunicados:
- Contra la venida del Papa a España.
- En apoyo al pueblo Saharaui.
- A favor de todas las familias.

  1. Hemos trabajado de manera participativa, consensuadamente, intentando reflejar el espíritu de las comunidades de andalucía. Elaborando, corrigiendo, aportando, reelaborando. Lo hemos hecho de manera más o menos rápida pero podemos mejorar la rapidez. Esto es importante para que los comunicados aparezcan en el momento en que se está hablando del tema. Si no es así, el comunicado deja de tener interés para los medios de comunicación. 
  1. Una vez elaborado el escrito lo hemos enviado a los miembros de la coordinadora para que estos aprueben o paren en su totalidad. Y si no ha habido contraorden hemos dado el visto bueno para su difusión. 
  1. Hemos huído de la “democratitis inoperante”, es decir que todo el mundo de cualquier comunidad opine, porque eso hace imposible que un escrito pueda salir en su momento, rápido. Porque es casi imposible que todos-as nos pongamos de acuerdo en todo. Y ese es el trabajo del equipo, intentar reflejar el sentir mayoritario, aunque no todos coincidamos en todo. Por eso es necesaria la confianza al equipo, que en caso de perderla, lo que habría que hacer es nombrar a otro equipo, sin problema. 
  1. Creemos conveniente que los comunicados definitivos se difundan a todos los miembros de comunidades y que las coordinadoras locales lo envíen a todos los medios de comunicación posibles de su zona o al espacio sideral internaútico. Independientemente de que individualmente se comparta o no  en su totalidad, es algo que es asumido por todas las comunidades de andalucía, y como tal sería deseable difundirlo.15.01.2011

EN DEFENSA DE “TODAS LAS FAMILIAS” 

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía (CCPdeA) manifestamos nuestra defensa de “todas las familias” admitidas por nuestra legislación y no sólo de la  “familia cristiana” ensalzada por el Arzobispo de Madrid, Rouco Varela y otros obispos  el pasado 2 de enero en la plaza madrileña de Colón. Tal celebración no tendría nada de particular si esa parte de la Iglesia no estuviera obsesionada por denigrar y menospreciar al “resto de familias” existentes en nuestra sociedad, con la excusa de defender y promover la denominada “familia católica tradicional”.

Creemos que nuestros obispos deben además dejar de lanzar frases absolutamente exageradas como cuando dicen que "las leyes progresistas provocan una crisis mas honda que la económica". o que "la UNESCO pretende convertir a la mitad de la población mundial en gays", o que "los matrimonios canónicamente constituidos son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho” porque, como han dicho algunos teólogos y comentaristas políticos, están dando toda la impresión de estar haciendo ya la campaña electoral a los partidos conservadores. Y no creemos que sea esa la labor que deban hacer nuestros obispos.

Reconocemos y aprobamos la diversidad familiar que  se da en nuestra sociedad, desde la reformas legal del 2005: familias formadas por personas del mismo o distinto sexo, monoparentales o reconstituidas etc. Defendemos en particular la seguridad jurídica, la autoestima y tranquilidad que la modificación del Código civil ha causado en las personas LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales), grupo oprimido, despreciado y sometido a vejación durante mucho tiempo, reconociendo su derecho a configurar libremente su unión sentimental.

Entendemos que proteger a las familias es preocuparse por el bienestar de sus actuales componentes, especialmente de los más vulnerables: la mujer, los niños y las niñas. Respecto a la mujer, nuestra Jerarquía ha de desterrar su esencial actitud misógina de considerarla en el matrimonio subordinada al varón y de prohibir su ordenación sacerdotal. Igualmente denunciamos y condenamos los abusos sexuales, psíquicos y físicos que muchos miembros de nuestra jerarquía: obispos, sacerdotes y religiosos han cometido contra los niños y niñas de muchas familias.


Finalmente, las CCPdeA manifestamos que el “derecho a la vida” se debe establecer, sobre todo  en estos difíciles momentos de crisis económica, en el derecho básico y fundamental de que todas las personas solteras o agrupadas en familia, tengan sus necesidades básicas de vivienda, educación, salud y trabajo cubiertas. Cuando en España existe ya un 20 % de personas bajo el umbral de la pobreza, no se puede tolerar que el Estado haga recaer únicamente sobre el pueblo trabajador los efectos de la crisis que ellos no han causado.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía. 6 de Enero de 2011.


SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SAHARAHUI

Los miembros de las CCP de Andalucía manifestamos nuestro dolor y nuestra solidaridad con el pueblo saharaui que viene padeciendo desde hace muchos años la imposibilidad de ejercer su derecho a la autodeterminación tal como estableció la ONU en 1965.

Expresamos  nuestra repulsa  ante el silencio informativo impuesto por las autoridades marroquíes que han impedido la presencia de los medios de comunicación internacionales en el actual conflicto que se alarga injustificadamente.

Marruecos vulnera así la Declaración Universal de los Derechos Humanos que en su artículo 19 proclama que "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". 

Pedimos a los Gobiernos de España y de Francia que sean más activos e imaginativos en la búsqueda de soluciones para el presente conflicto y en conseguir la pronta celebración del Referéndum para la autodeterminación del Pueblo Saharahui.

Finalmente animamos a toda la población andaluza a que manifieste su solidaridad y su apoyo al pueblo saharaui en las variadas  manifestaciones que se están produciendo en distintos lugares de Andalucía.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía
20 de Noviembre de 2010


Ante la visita del Papa a Santiago de Compostela y Barcelona, los días 6-7 de noviembre de este año 2010, las CCP-Andalucía, queremos hacer pública nuestra oposición a esta nueva visita  por las siguientes razones.

    1º.-No estamos en contra de las visitas pastorales que el Papa realice a las Iglesias particulares para “confirmar en la fe” a todos los seguidores de Jesús y para estar cerca de los problemas de las gentes a las que visita.

Sin embargo, estamos en contra,   de estos viajes multitudinarios, superficiales  y folklóricos que fomentan un culto a la personalidad del papa como personaje público y como jefe de estado. De hecho, será recibido por los Reyes y se entrevistará con el Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero.

2º.-  Estamos en contra de estos viajes papales que originan cuantiosos gastos en estos tiempos de crisis, particularmente en España y que  son sufragados o bien a cargo del erario público, es decir del bolsillo de muchos contribuyentes que no son católicos, o bien mediante el dudoso cobro por la asistencia a los actos religiosos, como ocurrió en su último viaje a Inglaterra.

3º.- Entendemos que este tipo de viajes debieran hacerse de un modo sencillo y evangélico. Jesús se rodeaba de los más pobres: tullidos, enfermos, leprosos…Debieran ser los más pobres quienes rodearan al papa también en sus viajes.

4.- Finalmente estamos en contra de este viaje del papa porque lo consideramos contrario a los valores del Estado laico y la laicidad que nosotros mantenemos.  Las CCP apostamos por un marco de relaciones entre  todos los miembros de la sociedad donde sólo tienen cabida los valores universales más allá de cualquier confesión religiosa. En concreto, la efectiva realización de los derechos humanos en un marco de respeto, de igualdad y de convivencia pacífica. Para hacer efectiva esta sociedad abogamos por la supresión de los Acuerdos firmados entre el Estado y la Sta Sede en 1976 y 1979 y por la promulgación de una Ley de conciencia y no sólo de libertad religiosa.
CCP Andalucia13 de Octubre de 2010


Carta abierta de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía al Sr. Arzobispo de Granada.
 
Estimado D. Javier:
Queremos saludarle, en primer lugar, y comentar algunas de las ideas que ha expuesto Vd. en su artículo del pasado 13 de mayo. Le felicitamos por el hecho mismo de escribir. Nos parece reconfortante que salga Vd. a un debate público, en una sociedad democrática, expresando sus puntos de vista con toda libertad. Ese gesto democrático supone y exige el derecho de las demás personas a exponer también públicamente sus puntos de vista que pueden coincidir o discrepar en todo o en parte con los expuestos por Vd. Ya nos gustaría muchísimo que esta confrontación pública de ideas pudiera llevarse a cabo también en el seno de nuestra Iglesia Católica, favoreciendo un diálogo abierto, respetuoso y fraternal, donde prevalezca el valor de los argumentos y no el argumento de autoridad.

Entrando ya en el comentario de su escrito, nos ha llamado la atención el carácter agrio e irritado que utiliza. Más que una exposición reposada y razonada, hace Vd. un alegato contra personas o colectivos que Vd. considera responsables de tantos males. Pero no hemos encontrado argumentos concretos que avalen o defiendan sus puntos de vista. En cambio, abundan afirmaciones altisonantes como, por ejemplo, calificar el matrimonio como “esa maravillosa y fragilísima realidad humana, o mejor, divina”.
Más todavía. Vd. afirma: “se silencia que, según estadísticas oficiales, en Andalucía, la primera causa de muerte entre los adolescentes y jóvenes no son los accidentes de tráfico, sino el suicidio”. Además de que esa afirmación no se corresponde con la realidad, como cualquier persona puede verificar en internet, el contexto en que Vd. lo dice parece sugerir una culpabilización globalizada que quiere mezclarse con el tema de la sexualidad. Si nuestro análisis es correcto, significaría un despropósito lamentable, impropio de una persona que ocupa un cargo importante de responsabilidad.

Hay un aspecto en el que coincidimos plenamente con Vd. Se trata de la necesidad absoluta e imperiosa de una educación sexual desde la infancia en todos los ámbitos donde se mueve y donde madura cada persona. Estamos de acuerdo en que esa educación es el mejor antídoto contra los embarazos no deseados. Y que los poderes públicos deberían dedicar más medios para que la educación sexual, tan descuidada tradicionalmente por la Iglesia, se convierta en un logro adquirido y asimilado por todos los estamentos de nuestra sociedad.  Que nos haga personas, libres, maduras, responsables, que no abusan ni maltratan, y que se unen a otras personas por el vínculo del amor independientemente de su sexo.

La afirmación más llamativa de su artículo es ésta: “Lo que se silencia es el dato (perfectamente constatado) de que el uso masivo de los preservativos no ha detenido el sida en África, sino que lo ha propagado”. Nos preguntamos si Vd. se ha asesorado debidamente antes de arriesgarse a una formulación tan improcedente y de consecuencias tan peligrosas. Así como la gravedad moral de tal y tan grave afirmación, poniendo en peligro la salud de tantas personas. Se trata de un tema técnico que, en todo caso, debe debatirse en el ámbito de los especialistas. Lo que subyace en su artículo es una visión resentida y trasnochada de la sexualidad, orientada exclusivamente hacia la reproducción, y que lleva a callejones sin salida.

En fin, D. Javier. Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos sentimos también Iglesia. Somos muchos los cristianos y cristianas que revindicamos nuestro derecho a disentir; nos escandaliza y lamentamos con tristeza que  el Papa en su visita a Africa comenzase desviando la atención desde el principio con el tema del preservativo pasando a segundo término la denuncia implacable de los millones de niños que mueren cada año, víctimas de enfermedades curables a muy bajo precio. ¡Ahí es donde está la defensa de la vida!
 
Esperamos y deseamos que sus futuras intervenciones sean mucho más responsables y evangélicas, menos desacertadas y menos incongruentes que la actual. Pero en cualquier caso, nos servirá para enriquecer el diálogo y el intercambio de ideas dentro del pluralismo democrático y de la libertad cristiana.
Un saludo respetuoso, D. Javier 
10-05-2009 Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.


 COMUNICADO DE LAS CCP DE ANDALUCÍA: ANTE LA MODIFICACIÓN LEY DEL ABORTO.

Desde las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, observamos con preocupación y desagrado la campaña organizada por la jerarquía católica española en torno a la ley del aborto y a su posible modificación. Los hechos nos llevan a una irritada perplejidad. Por una parte, la jerarquía española organiza una cerrada campaña en defensa de la vida. Pero, al mismo tiempo, el papa  Benedicto XVI se sitúa claramente en contra del uso de los preservativos. Y lo hace precisamente en África, donde el preservativo puede ser un instrumento muy eficaz para defender la vida, evitando el contagio del sida... ¿En qué quedamos?

No vemos claro el objetivo de la campaña eclesiástica. No sabemos si pretenden que se derogue la actual ley del aborto para volver al imperialismo ético que estuvo vigente durante los oscuros tiempos del nacional-catolicismo o si  pretenden impedir la modificación de la ley actual. No estaría mal que formularan su objetivo con toda claridad.

En toda esta confusión echamos de menos una campaña, al menos tan enérgica como la actual, para prevenir los embarazos no deseados y para asesorar y acompañar a las mujeres que se encuentren en situaciones difíciles. También echamos de menos una afirmación muy rotunda del respeto absoluto y último a las decisiones individuales.

Constatamos una vez más, y con creciente tristeza, la lejanía en que se encuentran muchos dirigentes eclesiásticos, especialmente en España, respecto de los problemas, preocupaciones y aspiraciones de la sociedad civil, sobre todo de los sectores más sensibilizados y concienciados.

A este paso, la Iglesia oficial va convirtiéndose cada vez más en gueto, intransigente y encerrada sobre sí misma, mucho más proclive a la condena que a la comprensión, a la compasión y a la solidaridad que vivió y nos enseñó Jesús.

Queremos manifestar a la opinión pública que cientos de miles y hasta millones de personas creyentes no compartimos las posiciones de los obispos en este y en muchos otros temas, aunque la voz de la Iglesia oficial sea la que tiene más instrumentos para hacerse oír.

Por fortuna para tanta gente y para el conjunto de la humanidad, siempre nos quedará Jesús de Nazaret.   
CCP-Andalucía 31-03-2009

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía protestan rotundamente contra el Comunicado de los Obispos andaluces  sobre las próximas elecciones

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía hemos leído y releído con incredulidad y con creciente indignación el texto completo de las “Orientaciones Pastorales de los obispos de Andalucía” con motivo de las próximas elecciones generales y autonómicas en Andalucía.
Compartimos la invitación de los obispos “a sentirnos más protagonistas de la sociedad en que vivimos y a emitir el voto  en conciencia y con sentido de responsabilidad.  Recogemos también su recomendación de construir una sociedad mejor no sólo con el voto cada cierto tiempo, sino “también con un compromiso constante y cotidiano en la contribución a la vida común”.
Valoramos su llamada a la solidaridad hacia los sectores sociales más desfavorecidos, especialmente hacia la población inmigrante. Pero nos parecen formulaciones tan estereotipadas y tan anodinas que da la impresión de que se hacen solamente para salir del paso.
Igualmente asumimos su afirmación de que “parte esencial del bien común es la libertad religiosa”. Efectivamente, cuando la Iglesia oficial negó durante siglos esa libertad religiosa y cuando en los Estados Pontificios, mientras existieron, se persiguió de forma implacable toda forma de libertad religiosa, resulta un alivio que, por fin, se acepte ese principio de libertad religiosa que la sociedad civil ha conquistado por sí misma a pesar de la cerrada oposición de todo el aparato eclesiástico.
Nos hubiera agradado que los obispos reconocieran públicamente el penoso papel histórico que han tenido los dirigentes eclesiásticos en su cerrada resistencia a reconocer los más elementales derechos cívicos, como el derecho de opinión, de reunión, de asociación y hasta de pensamiento. Por no hablar de su tajante negativa a reconocer la igualdad radical de todos los seres humanos.
Quizá porque han caminado durante tanto tiempo a remolque de la historia mantienen unos esquemas totalitarios que, curiosamente, pretenden trasladar a los actuales poderes públicos. Por eso, tras la lectura del Comunicado, las CCP de Andalucía:

1.- Rechazamos “el tipo de comunidad humana y política que nos proponen los obispos precisamente porque a determinadas personas y colectivos se les niega su derecho a vivir en plano de igualdad de acuerdo con su orientación sexual o porque se les niega el derecho a decidir sobre su propia muerte de acuerdo con sus convicciones personales.

2.- Apostamos sin reservas por una “Educación de la Ciudadanía”. Entendemos que es obligación de los poderes públicos educar a toda la sociedad y muy especialmente a la juventud en una conciencia moral centrada en el respeto absoluto a los Derechos Humanos. Pensamos que “la construcción de una ciudad armoniosa  de la que hablan los obispos no se consigue desde una moral totalitaria o exclusivista, sino desde la aceptación del pluralismo y desde el respeto a otras opciones éticas que tienen también cabida dentro de los Derechos Humanos.

3.- Afirmamos claramente que no nos sentimos representados por el Comunicado de los obispos. Y que otras muchas personas, incluso practicantes, tienen comportamientos éticos muy madurados, pero muy diferentes de lo que pretenden establecer los obispos como la única moral católica.  Creemos en una iglesia comunidad de creyentes en los valores de Jesús con pluralidad de opciones políticas, sociales, morales y culturales con derecho a disentir y expresarse libremente.

4.- Finalmente, exigimos con todo respeto a los obispos que se alineen inequívocamente con los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad. Que desde ahí inquieten las conciencias de todas las personas de buena voluntad. Que tengan el coraje de desmarcarse de posiciones políticas que buscan mantener situaciones de privilegio. Y que no sigan confundiendo vergonzosamente el mensaje de Jesús con alianzas con el poder.
CCP-Andalucía, 24 de enero de 2008


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA RECHAZAN FRONTALMENTE LA DEFENSA QUE HACEN LOS OBISPOS DE UN ÚNICO MODELO DE FAMILIA

Las CCP de Andalucía manifestamos nuestro malestar por esa identificación de la familia con la forma “tradicional” que ha tenido hasta ahora. También rechazamos de plano la afirmación de que el llamado modelo católico de familia está inserto en la misma naturaleza humana.

Los miembros de CCPA nos sentimos cómodos en esta sociedad española que respeta distintos modelos de familia, sin imponer una fórmula determinada y única. En cambio, nos sentimos profundamente incómodos con ese intento larvado, pero repetido una y otra vez, de imponer un modelo de familia que los dirigentes eclesiásticos llaman “cristiana”. Conocemos por experiencia  muchos modelos de familia donde se vive la fe cristiana en profundidad y alegría, abiertos a la solidaridad frente a la marginación, y apostando con gran honestidad por seguir de cerca los pasos que inició Jesús de Nazaret.

Los mismos dirigentes eclesiásticos deberían tener muy en cuenta que muchas personas casadas por la Iglesia han decidido divorciarse para rehacer sus vidas y para encontrar nuevas oportunidades de amor, de ilusión y de esperanza. Y lamentamos la dureza de corazón y la intransigencia institucional ante esas personas, negándoles incluso el derecho a recibir los sacramentos.  

Reconocemos con tristeza que la Iglesia oficial mantiene una asignatura pendiente con la sexualidad humana. Esa férrea vinculación de sexualidad con procreación les lleva a contradicciones insalvables que ya la propia vida se encarga de desmontar y rebasar. Somos muy sensibles a los inmensos sufrimientos que la moral sexual católica ha provocado en tantas personas de buena voluntad. Y lamentamos la ceguera institucional católica para no abrir los ojos a los signos de los tiempos.

Por fortuna para nuestra sociedad y para la propia Iglesia, detectamos con esperanza que las personas van tomando sus propias decisiones morales desde su adultez personal y no desde directrices externas. Y valoramos muy positivamente el grado de tolerancia y de respeto que va ganando terreno en la convivencia social.

Paralelamente, se van abriendo paso múltiples y variadas formas de vivir la fe cristiana sin el control impositivo de la autoridad eclesiástica. Pensamos en el futuro con optimismo y esperamos que, como tantas otras veces a lo largo de la historia, la Iglesia oficial no tendrá más remedio que reconocer, a regañadientes, los logros y las liberaciones que la propia sociedad autónoma ha ido consiguiendo para el conjunto de la ciudadanía.

Por último recordamos a la Jerarquía de la Iglesia Católica que, cumpliendo el mandato evangélico, antes de intentar quitar la paja del ojo del gobierno en cuanto a democracia y derechos humanos, quiten la viga del propio. Ellos pertenecen  a una institución que aún no ha aceptado la declaración de derechos humanos, ni pueden aceptarla, al no admitir la igualdad entre hombre y mujer; y esa misma institución nada sabe de democracia ya que su gobierno es una fundamentalista monarquía absoluta.

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA.
Andalucía, 6 de enero de 2008




COMUNICADO DE LAS COMUNIDADES CRISTIANAS DE ANDALUCÍA 
RESPECTO A LA CONDENA DEL ARZOBISPO DE GRANADA POR PARTE DE UN TRIBUNAL DE JUSTICIA

Las Comunidades Cristianas de Andalucía hemos acogido con satisfacción la sentencia judicial dictada contra el arzobispo de Granada. Como el hecho se presta a muchas interpretaciones queremos puntualizar nuestro punto de vista.

1.- No nos alegramos por la condena en sí de una persona, mucho más si ostenta un cargo importante en la Iglesia. Pero nos alegramos de que personas hasta ahora intocables por motivos religiosos se sometan a la jurisdicción de los tribunales de justicia, como cualquier ciudadano de un país democrático.

2.- Entendemos que este procedimiento es un paso muy sustantivo para conseguir la plena integración de todas las personas en una sociedad laica, donde no existen privilegios por ningún concepto, mucho menos por razones de índole religiosa, aunque lamentamos que la sanción impuesta al arzobispo haya sido mínima en comparación con los perjuicios ocasionados al canónigo por la dureza del Código de Derecho Canónigo de la Iglesia. Como dice el teólogo José María Castillo:Porque, a fin de cuentas, el arzobispo despacha el asunto pagando tres mil y pico de euros, cosa que para el arzobispado no es problema. Mientras que el canónigo, Javier Martínez, se ha quedado, al menos hasta ahora, con su suspensión “a divinis”, sin poder ejercer el sacerdocio, expulsado del cabildo de la catedral, prácticamente sin oficio ni beneficio. Con lo cual se ha demostrado que el derecho penal del Estado es bastante más benigno que el derecho canónico de la Iglesia”

3.- Esperamos y deseamos que este hecho sirva como precedente beneficioso para que cualquier persona pueda defender sus derechos ante la jurisdicción ordinaria y que se acabe la “trampa” de apelar a la obediencia religiosa o al Derecho Canónico para justificar los posibles desmanes o atropellos contra cualquier persona.
Andalucía, 10 de diciembre de 2007   


PARTICIPAR Y DECIDIR.

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía se solidarizan con la lucha que la  comunidad parroquial de Albuñol está llevando a cabo: Tener Voz y decisión frente a la actitud inquisitorial del arzobispo de Granada.
No conocemos de primera mano el caso concreto de la parroquia deAlbuñol y el traslado de su párroco, solo disponemos de la información  reflejada en los medios de comunicación. Lo importante del caso es que las comunidades cristianas sean parroquiales o de otro tipo, deben tener el derecho de PARTICIPAR Y DECIDIR en los asuntos que les afecten. Y mucho más si se trata de elegir a la persona que va a coordinar la vida comunitaria.  Esto fue así durante los primeros siglos del cristianismo y no hay razón teológica que lo determine, como bien lo explica el teólogo José María Castillo en el artículo publicado en Ideal  el 17-8-07.
Creemos en una iglesia COMUNIDAD de comunidades diversas, con múltiples carismas elegidos desde la base, el diálogo y la igualdad de sexos.
Denunciamos la respuesta “irrevocable”, dictatorial, del arzobispo de Granada y por extensión el modelo feudal-piramidal que caracteriza la organización de esta iglesia. No fue así en los primeros tiempos y no es esta la iglesia que quiso Jesús.
Apoyamos las quejas, movilizaciones y modos de presión de la comunidad parroquial de Albuñol. En tanto que no conculcan el derecho de las personas, son tan cristianos como humanos y viceversa. Ya es hora de que los cristianos dejen de ser “borregos sumisos” con “pastores descarriados” y sobre todo antievangélicos.
Revindicamos el DERECHO de los cristianos a DISENTIR de la Jerarquía católica e invitamos a hacerlo públicamente sin miedo a represalias ni a un falso sentido de la prudencia.

Secretaría Técnica de las Comunidades Cristianas Populares de Granada y Andalucía. 
11-09-2007


A JOSÉ Mª CASTILLO, TRAS SU SALIDA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

CARTA ABIERTA DE LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA


Querido y entrañable Pepe Castillo:

La noticia de que has salido voluntariamente de la Compañía de Jesús no nos ha pillado de sorpresa. Quienes llevamos muchos años en Comunidades Cristianas hemos seguido y te hemos acompañado, con distintos niveles de cercanía, en ese largo calvario de acoso y derribo al que has estado sometido durante casi 25 años. Sales de puntillas y sin dar un portazo, dando muestras una vez más de ese talante tuyo respetuoso, afable y bondadoso hasta el límite.

Pero esa elegancia tuya no nos exime de analizar la otra cara de los hechos. El comentario espontáneo de mucha gente, al enterarse de la noticia, ha sido: “Cuánto habrá tenido que sufrir este hombre para salirse de la Compañía a sus 78 años”. Lo decimos con tristeza, con dolor y hasta con rabia: la institución jesuítica te ha hecho la vida imposible. Ya sabemos que no es una cuestión personal. Pero una visión miope de la obediencia religiosa llevó a algunos superiores tuyos a un celo desmedido con la excusa de evitar males mayores.

No vamos a recordarte ese rosario interminable de atropellos cometidos contra ti en nombre de no sabemos qué. Te echaron de tu cátedra de teología en Granada y 20 años después no te han dicho todavía las razones de aquella expulsión. Intentaron de forma obsesiva tu ostracismo teológico con pretendidos traslados que te aislaran hasta de los libros de teología. Cada nuevo libro escrito por ti suponía un desesperante retraso de la censura jesuítica para conseguir desalentarte. En fin, muchos malos ratos, muchos humillaciones y muchos atentados contra los más elementales derechos a tu dignidad y a tu prestigio teológico.

Pero todo eso ya pasó. No te vamos a decir que para nosotros sigues siendo el mismo. Lo sabes de sobra. Nos has acompañado en nuestra maduración cristiana, hemos disfrutado con tus charlas en las Semanas de Teología. Hemos leído con fruición tus numerosos y esclarecedores libros. Nos hemos regocijado con tus ocurrencias. Hemos orado juntos en numerosas Eucaristías. Tenemos una historia común gozosa y extraordinariamente positiva. 

Ahora te admiramos más. Vemos que la libertad cristiana de la que tantas veces nos has hablado es la expresión de una vivencia personal muy tuya que necesita aflorar según las circunstancias. Y siempre, por encima de todo, valoramos esa bondad tuya que nos desarma y que prevalece sobre cualquier otra cualidad.

Pepe, amigo admirado y querido por tantas personas. Seguiremos en nuestro empeño humilde y tenaz de ser fieles al mensaje de Jesús. Sabes que cuentas con todas y todos nosotros. Pero también desde las Comunidades Cristianas seguimos contando contigo: como educador en la fe, como compañero de camino y como profeta insobornable que desestabilizas la estructura social, la estructura eclesiástica y nuestra personal vida más o menos instalada desde la sencilla perspectiva de Jesús de Nazaret.

Un abrazo muy cordial de tantas personas que te admiramos y te queremos.
Fdo. COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCIA.
Secretaría Técnica. 
21-05-2007.


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES OPINAN FRENTE A LA OPINION DE LA JERARQUIA CATOLICA EN EL CASO DE INMACULADA ECHEVERRIA.
 
Como grupos cristianos que afrontamos el seguimiento de Jesús desde la cercanía con las personas y sus sufrimientos nos sentimos profundamente dolidos por la actitud intransigente de la jerarquíaeclesiástica católica en el caso de Inmaculada Echeverría. Una vez más nuestra Iglesia oficial saca a relucir su vena represora imponiendo a la comunidad religiosa de los Hermanos de San Juan de Dios de Granada unas normas morales contrarias al sentir mayoritario de la sociedad.

Como Cristianos nos sentimos cercanos y solidarios con las posturas mantenidas por los Hermanos de San Juan de Dios del Hospital de San Rafael de Granada que desde una valiosísima entrega han acompañado y ayudado a Inmaculada durante su larga enfermedad y han comprendido y respetado su derecho a rechazar un tratamiento médico que mantenía artificialmente una vida que ella consideraba sinsentido.

Por el contrario, no comprendemos ni compartimos la postura de lajerarquía de nuestra Iglesia al oponerse a que fuera en el Hospital de la Orden de San Juan de Dios donde se realizara eldeseo de Inmaculada, a pesar de los informes favorables de la junta de Andalucía,del Servicio Andaluz de Salud y del Comité de Bioética de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios.

Nuestros pastores continuan pastoreándose ellos mismos y comportándose como sepulcros blanqueados pisoteando los más elementales derechos de las personas y de los grupos e imponiendo por la fuerza unas normas morales hipócritas y huecas. 

Nos duele que la postura oficial de nuestra Iglesia se alíe constantemente con los sectores más retrógrados e inmovilistas de la sociedad. Una vez más la Jerarquía católica mira para otro lado cuando se siente interpelada por el sufrimiento humano y por los derechos de las personas. 
Va siendo ya hora de desprenderse de los viejos ropajes que
huelen a rancio y vivir ligeros de equipaje en medio de la gente que sufre y lucha por una vida más digna. Nosotros en este caso estamos mucho más cerca de los Hermanos de San Juan de Dios que denuestra Jerarquía eclesiástica, porque creemos que así nos lo exige nuestro compromiso cristiano.

Comunidades Cristianas Populares de Andalucía 
 15-03-2007.


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCIA

VALORAN MUY NEGATIVAMENTE LA NOTA DE LOS OBISPOS

ANDALUCES RESPECTO AL REFERENDUM SOBRE EL

ESTATUTO DE AUTONOMÍA

Esta es la segunda vez que los Obispos del Sur se pronuncian sobre el proyecto de Estatuto para Andalucía. Ya lo hicieron con una nota más extensa el 18 de mayo de 2006. En aquella ocasión, las CCP de Andalucía hicimos un comunicado a la opinión pública donde nos mostrábamos muy críticos con la visión de los obispos y con su argumentación claramente dependiente del PP.

La reciente nota es más moderada. Pero mantiene el mismo recelo y las mismas generalidades. Los obispos no logran sustraerse de una mentalidad absolutista y muestran una añoranza indisimulada hacia una sociedad confesional bajo la tutela de la Iglesia.

1.- Los obispos siguen manteniendo una visión patriarcalista del matrimonio y de la familia, con la pretensión de que ese modelo es único e inmutable. Se comprende también su recelo a lo que ellos llaman “la ideología de género”. Si en la propia Iglesia no se ha reconocido todavía la igualdad de derechos para varones y mujeres, pretenden por lo visto que esta exclusión se extienda también a la sociedad civil.

2.- Pero la gran preocupación de los obispos es la enseñanza religiosa. No les basta la afirmación del art. 21,2, donde se afirma que la educación pública “tendrá en cuenta las creencias religiosas de la confesión católica y de las restantes confesiones existentes en la sociedad andaluza”. Aún así, siguen viendo el tufillo de “políticas laicistas” donde la religión no va a tener el lugar que ellos pretenden.

3.- El final del nº. 9 de la nota episcopal resulta especialmente peligroso por su totalitarismo ético: “Las leyes reciben su legitimidad del respeto a los derechos fundamentales de la persona y de los grupos sociales, tal como son declarados y defendidos por la doctrina social de la Iglesia.”

4.- Como resumen, repetimos lo que ya dijimos el 28 de mayo de 2006: Queremos dejar muy claro ante la opinión pública que somos muchas las personas y  colectivos cristianos que no compartimos en absoluto el posicionamiento de los obispos respecto al Estatuto Andaluz.
Andalucía 25 de enero de 2007
Secretaría de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía


Comunicado de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía sobre el discurso del Papa en Ratisbona

En la Coordinadora de CCP de Andalucía hemos analizado el discurso que el papa, Benito XVI, dirigió al profesorado en la Universidad de Ratisbona el pasado 12 de septiembre. Se trata de una intervención académica poco asequible para el gran público. El papa quiso recordar sus años de docencia en aquella universidad y se extiende en reflexionar sobre las relaciones entre fe y razón y las implicaciones entre cristianismo y cultura griega. En ese contexto es donde introduce la cita de un emperador bizantino del s. XIV que habla de forma peyorativa sobre el Islam.
La primera impresión es que esa dichosa cita resulta profundamente desacertada. Conviene recordar que el papa se ha movido durante su vida en el mundo de la docencia y en el de la burocracia vaticana. Desde esa limitación puede entenderse una cita erudita que queda tan fuera del contexto social actual, tanto político como religioso. Aún así, llama la atención que ninguna persona haya asesorado al papa o, lo que sería peor, que no se haya dejado asesorar.
Tras este desacierto, sacamos una primera conclusión que podemos formular así: el papa también mete la pata. No está de más constatar este hecho para desmontar esa pretendida infalibilidad de todas las actuaciones papales. La disposición para pedir disculpas es un gesto muy humano y muy cristiano. Reconocer las propias limitaciones tanto individuales como institucionales facilita el diálogo y el entendimiento en todos los niveles.
Pero el tema tiene mucho más calado. Según la cita papal, el emperador bizantino reprocha a Mahoma, “su directiva de difundir la fe por medio de la espada”. Nos sorprende mucho que el Papa no incluya en ese mismo reproche al cristianismo tal como ha procedido en tantas épocas de la historia. La fe y la espada han caminado juntas demasiadas veces y demasiado tiempo como para no ver también la viga en nuestro propio ojo. Todavía a estas alturas tenemos que avergonzarnos de G. Bush, presidente de EE.UU., cuando invoca a Dios para justificar el ataque a Irak.
Las implicaciones entre religión y violencia exigen una profunda autocrítica, no sólo para revisar la historia de las religiones y lamentar las atrocidades  que se han cometido en nombre de Dios, sino para aterrizar en la historia presente y desmontar la violencia estructural que todavía existe. Por ejemplo, en nuestra Iglesia Católica se sigue ejerciendo la violencia contra las mujeres negándoles el acceso a las responsabilidades de gobierno, se ejerce la violencia contra determinados teólogos excluyéndolos de sus cátedras o imponiéndoles un silencio excluyente e injustificado, se marginan los grupos cristianos más críticos con la jerarquía... Y todas estas actuaciones se siguen ejerciendo en nombre de Dios.
Paralelamente, expresamos nuestro rechazo más absoluto a las reacciones injustificadas de algunos grupos radicales islámicos. La libertad de expresión es un irrenunciable derecho humano conseguido con dramáticos esfuerzos e incluso con la oposición de la propia institución eclesiástica.
La respuesta de la diplomacia vaticana a la avalancha de protestas nos parece insuficiente. La consideramos más propia de un jefe de estado que de un dirigente religioso. Hemos echado de menos la búsqueda de una plegaria en común dirigida al mismo Dios misericordioso que es el punto primordial de referencia para todas las religiones, mucho antes y sobre todas las discrepancias posteriores. Con todo respeto, pensamos que todavía se está a tiempo de realizar esa oración en común junto con otras religiones en plano de absoluta igualdad y de humilde búsqueda de la fidelidad a Dios como paso decisivo para trabajar por la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos.
Como cristian@s de base que convivimos cada vez más de cerca con personas de diferentes culturas y religiones, nos vemos impelidos a vivir con humildad nuestra fe. Sentimos la necesidad de “desarmar” nuestras teologías en aquello que sean abiertamente hirientes y despectivas hacia las demás. También sabemos que esa “deconstrucción” se irá haciendo como fruto de una convivencia fraterna y solidaria entre unos y otros. Nunca las teologías oficiales se pondrán de acuerdo desde arriba.
De una cosa sí estamos segur@s: Que el Dios de la Vida y de tod@s nos invita a una Paz,  fruto de la justicia, la solidaridad y la libertad. Esa es nuestra tarea.
Antequera 23 Septiembre 2006.


Comunicado de las COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA en relación con el documento que publica la Conferencia Episcopal Española a los 40 años del Vaticano II

Algunos miembros de CCP de Andalucía hemos tenido la paciencia y el tesón de leer completo y hasta releer el documento episcopal titulado “Teología y secularización en España”. Otras personas hemos leído los pasajes más significativos y algunos resúmenes y comentarios. En conjunto, hemos llegado a unas conclusiones compartidas que formulamos aquí.

El documento es largo y farragoso, con 18 páginas de texto y hasta 200 notas. Está claro que no va dirigido al gran público, que pasa de estos temas. Pero tampoco va dirigido al conjunto de personas creyentes, porque la inmensa mayoría ni lo entiende ni lo soporta. Pensamos que se trata más bien de un documento para sacerdotes y teólogos, como aviso de navegantes. Y siempre teniendo muy a la vista la Congregación para la Doctrina de la Fe a la que se cita más de 60 veces.

A medida que se va leyendo el texto, es difícil superar el desaliento y la desesperanza. El documento rompe todos los puentes de diálogo con la cultura moderna, con otras religiones, con otras confesiones cristianas y hasta con los sectores católicos medianamente críticos. Desde esta perspectiva, su lectura es desoladora. En términos castizos, podemos decir que se han pasado más de seis pueblos.

Queremos manifestar nuestra discrepancia contra en el ataque injustificado que lanzan contra los muchos y diversos grupos cristianos de base y teólogos progresistas. Revindicamos nuestro derecho a disentir, a pensar de manera crítica con respecto a la Jerarquía. Por el hecho de pertenecer a la Iglesia, podemos  expresarnos, entender de otro modo las cosas y  exigir desde dentro otro modelo más evangélico.

Pensamos que los obispos se encuentran desbordados. Están asustados porque cada día se sienten más incapaces de controlar al personal. Hasta hace poco, temas complejos como el Jesús histórico, la exégesis bíblica, fundación de la Iglesia, virginidad de María y otros muchos se debatían en revistas especializadas que quedaban fuera del alcance de cristianos corrientes. Pero estos temas van saltando cada vez más a la opinión pública, aún con el riesgo de sensacionalismo que es casi inevitable en una sociedad  mediática.

Por otra parte, ha aumentado el número de seglares, mujeres y hombres, que han estudiado  teología y que pueden hablar de estos temas con conocimiento de causa y sin control institucional. También crece el número de personas inquietas, que se interpelan y buscan. Leen, discuten, reformulan su fe cristiana y la proponen públicamente a los demás como instrumento de reflexión y debate. Por añadidura, los obispos ya no controlan buena parte de las publicaciones religiosas.

A partir de estos datos, los obispos pierden pie. En los números 48-51 del documento y en otros muchos lamentan “el disenso” en tantas manifestaciones y afirman que estos fenómenos provocan desconcierto en un sector de creyentes. Hubiera sido muy acertado manifestar también la preocupación hacia otros sectores  que se alejan de la Iglesia precisamente porque la ven incompatible con un mínimo espíritu crítico.  

La respuesta de los obispos es el enroque. Se atrincheran en lo que siempre se ha dicho. Vuelven a remachar las verdades de fe como formulaciones absolutas e inmutables. Por supuesto, se confirma la estructura jerárquica machista, excluyendo a la mujer, y, además, por voluntad divina. Se reitera la fijación casi obsesiva en los temas de la sexualidad, etc. Ningún resquicio para dejarse interpelar por los rápidos y profundos cambios sociales. La culpa es siempre de los demás, sean de dentro o de fuera.

De manera especial, nos hacemos eco de los profesores jesuitas José Mª Castillo y Juan Antonio Estrada a quienes se cita en la nota 133. Se les expulsó de su cátedra de teología hace ya más de 15 años y hasta la fecha no se les ha dado la mínima razón que justificara una decisión tan extrema. Denunciamos el atropello continuado de los derechos humanos hacia estas personas, pisoteando su honor personal y su prestigio profesional como teólogos.

Desde aquí manifestamos nuestro respeto, nuestra admiración y nuestro cariño hacia estas dos personas. Y queremos dejar muy claro que ellas, como otras muchas que se encuentran en “entredicho episcopal”, siguen alimentando nuestra fe cristiana y siguen estimulando nuestra esperanza. Algo que rara vez encontramos en los obispos.

Pero lo que más sobrecoge, entristece y preocupa del documento episcopal es su absoluto silencio sobre la realidad social en la que estamos inmersos: la exclusión social, la inmigración, el paro, la opulencia y el hambre, la injusticia estructural, etc., etc. Todo ese mundo de sordidez y esperanza donde Jesús de Nazaret se esforzó en insertar el Reinado de Dios. De todo esto... ni una sola palabra. Aquí es donde llegan al máximo el desconcierto y la desolación.

Vemos a nuestros dirigentes incapaces de dar respuesta a las nuevas situaciones, sin creatividad ni capacidad de ilusionar, oficiando ceremonias litúrgicas de gran boato y riqueza, procesiones, romerías, actos de populismo religioso…al amparo de los grupos religiosos más conservadores (Opus Dei, Kikos…) y apoyando explícitamente a los grupos políticos que representan al capitalismo de la derecha más feroz.

Por fortuna para quienes seguimos enganchados con el mensaje evangélico, los hechos y las palabras de Jesús mantienen su interpelante sencillez y su cautivadora fascinación. El manantial sigue ahí, cristalino y borboteante, para quien quiera beberlo.

Finalmente, respecto al documento episcopal, nos permitimos una sugerencia. Lo mejor es no leerlo. Ganaréis un tiempo precioso y os evitaréis muchos malos ratos.

Secretariado de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.
 30-03-2006


LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA DISIENTEN DEL DOCUMENTO SOBRE LA ADMISIÓN DE CANDIDATOS AL SACERDOCIO PORQUE DISCRIMINA A LAS PERSONAS HOMOSEXUALES.

El Papa Benito XVI acaba de publicar la instrucción donde se prohibe la admisión de candidatos al sacerdocio por su condición homosexual.
Sin entrar aquí en los requisitos sobre cómo y quién debe ser candidato o candidata al sacerdocio NO ENTENDEMOS qué tiene que ver ser homosexual o heterosexual para ser animador y coordinador de una comunidad cristiana.
Constatamos que la Jerarquía de la Iglesia sigue valorando la homosexualidad y la sexualidad en general con criterios de otra época. En una sociedad moderna y desde los criterios socio afectivos más científicamente aceptados, donde las relaciones homosexuales tienden a “normalizarse”, debe ser posible que cualquiera de sus miembros dentro de la comunidad cristiana pueda expresarse desde LA MADUREZ de su SER Y OPCIÓN SEXUAL.
Creemos que las calificaciones que hace el documento sobre las personas homosexuales atentan muy gravemente contra la dignidad e integridad moral,  discriminación activa y provoca rechazo hacia dicha opción sexual, vulnerando los más elementales principios éticos.
Vincular los escándalos por abusos sexuales a la homosexualidad es utilizar a esta como chivo expiatorio, haciendo un flaco favor a un concepto maduro de sexualidad. También se producen abusos desde la heterosexualidad. Lamentamos que por parte de la jerarquía no se hayan tomado medidas más drásticas en este terreno, limitándose en la mayoría de los casos descubiertos al traslado de los culpables a otros destinos o con el cambio de responsabilidades en las tareas pastorales. Aquí la complicidad de los superiores suele ser la actitud predominante.
No entendemos que a la hora de valorar la idoneidad de un candidato al sacerdocio se investigue sobre sus opciones sexuales. Lo que de verdad debería importar es que reuna todas las condiciones de madurez humana afectiva y emocional, su madurez como cristiano seguidor de los valores de Jesús, su predilección por los empobrecidos, su actitud de servicio y entrega a la comunidad, su espiritualidad y capacidad para conectar con los problemas del hombre y la mujer de nuestro tiempo. 
COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ANDALUCÍA
01-12-2005


Ante el llamamiento a la desobediencia civil hecho por el Obispo de Granada el pasado domingo 1 de Mayo y por la Conferencia Episcopal anteriormente,  para que los funcionarios públicos no celebren bodas entre personas del mismo sexo, las Comunidades  Cristianas Populares de Granada hacemos saber que:

  1. La opinión de los obispos ante éste y otros temas, no es la única opinión de la iglesia. La Iglesia somos todo el Pueblo de Dios, no solo la Jerarquía.
  2. Muchos cristianos y cristianas, comunidades, religiosos y religiosas,  NO compartimos esos criterios acerca de la homosexualidad y el lesbianismo por no considerarlos bien fundados.
  3. Baste aclarar, que a todos los efectos científicos y sanitarios, está demostrado que la homosexualidad y el lesbianismo son  una forma totalmente normal de vivir la sexualidad.  No tenemos que discutir esto, como tampoco tenemos que discutir sobre si la Tierra da vueltas alrededor del Sol o al contrario; tampoco entramos en la discusión sobre si a las mujeres y a las personas de piel negra le corresponden los mismos derechos civiles que a los hombres blancos. Queremos olvidar aquellos tiempos en que en la iglesia se discutía sobre si tenían alma las mujeres, las personas negras o las personas indias.
  4. Si algo queda nítidamente claro en la vida y mensaje de Jesús es su opción por el AMOR. Si  Jesús viviera  hoy defendería los derechos de gays y lesbianas, como defendió los derechos de todas las personas oprimidas de su tiempo, incluso por encima de leyes y tradiciones religiosas o civiles.
  5. En cualquier caso, la jerarquía no debe inmiscuirse en las leyes de la sociedad civil, ni viceversa, en tanto no se atente contra los derechos humanos. Pensamos que la independencia de la sociedad civil es la mejor garantía de que ningún fundamentalismo del tipo que sea imponga sus normas a toda la población.
  6. Es hora  que la iglesia mire  para adentro y revise si realmente los derechos humanos y la democracia se respetan dentro de su seno. Hay que ir construyendo una iglesia más democrática y participativa, que no margine a las mujeres ni a las personas homosexuales. Necesitamos una iglesia que opte por la vida y no por la muerte, por la felicidad y no por el sufrimiento, en definitiva, que siga las bienaventuranzas de Jesús. Otra iglesia es posible y necesaria.
  7. La desobediencia civil y religiosa que hay que practicar es justamente contra todo lo que excluya a las personas por razón de sexo, color, religión, ideas, nivel económico, etc. Nuestra objeción  debe ir contra un modelo de sociedad y de economía que obliga a las grandes mayorías del mundo a vivir en la explotación y la pobreza, mientras una minoría consume y derrocha los recursos del planeta.  Ahí hay que ahondar.
  8. La ley de matrimonios entre personas del mismo sexo no obliga a casarse a quien no lo desee, no perjudica a nadie que tenga otras opciones y no rivaliza con las normas del matrimonio religioso.
  9. Nos parece escandaloso que la Iglesia Católica, desde su Jerarquía haga propuestas tan graves como la desobediencia civil basándose en una ética estrictamente propia de la institución. Leyes que defienden los derechos de cada individuo son las que está necesitando la sociedad, en el campo no solo de la sexualidad, sino también en el trabajo, vivienda, etc.
  10. Nunca nos hemos sentido tan orgulloso de ser ESPAÑOLES; España está siendo en Europa un hito y punto de referencia en la lucha por la igualdad y los derechos civiles, como lo es Mandela y lo fue Martin Luther King. 
 Comunidades Cristianas Populares de Granada. 07-05-2005


LO QUE DICE LA JERARQUÍA DE LA IGLESIA CATÓLICA NO ES “PALABRA DE DIOS”, NI LA VOZ DE TODOS SUS MIEMBROS. 

Somos muchas las comunidades de base que revindicamos nuestro derecho a disentir.Nos sentimos pertenecientes a la comunidad  de Jesús y con el mismo derecho que los obispos a opinar, aunque sea de manera radicalmente distinta y a veces contraria.

Somos conscientes de que la Jerarquía apoya y se siente apoyada por la derecha política más conservadora y por los grupos eclesiales más ultraconservadores: Opus dei, neocatecumenales (Kikos), comunión y liberación…..que alienta a manifestarse y a presionar socialmente cuando siente amenazados sus criterios, generalmente por gobiernos de corte más social.

Porque somos iglesia entendemos que la escuela pública y subvencionada debe ser laica y la religión como catequesis o moral debe relegarse a las parroquias y a las comunidades de fe.

Porque somos iglesia entendemos que el estado no debe subvencionar a ninguna Iglesia, y serán sus miembros, si quieren, quienes la mantengan.

Porque somos iglesia entendemos que es el amor maduro y adulto el ingrediente fundamental para constituirse en pareja o matrimonio sea cual sea la opción sexual que uno tenga o elija, con plenitud e igualdad de derechos civiles .

Porque somos iglesia tenemos derecho a plantearnos de manera distinta a la jerarquía temas tan personales como la eutanasia, las células madre, el aborto, la sexualidad…

Porque somos iglesia pensamos que ni ésta ni ninguna confesión religiosa debe manipular cuestiones pertenecientes a la sociedad civil, de la que forman parte todo tipo de personas, creyentes y no creyentes, y por las que esta misma sociedad se ha pronunciado a través de los cauces democráticos y representativos de los que se ha dotado.

Porque somos iglesia instamos a la jerarquía a ser voz de todos y no sólo de los que piensan como ella y sobretodo a no contribuir a la crispación y al enfrentamiento social.

Apostamos decididamente por una Iglesia sin privilegios que sea capaz de inculturarse y ser fermento en las sociedades laicas, plurales y democráticas, promoviendo ciudadanos activos que vivan y luchen por la paz, la libertad y la justicia, con una opción decidida por los pobres y los que sufren.
 
Creemos firmemente que la Iglesia debe ser una comunidad de comunidades sin discriminaciones de orientación sexual y género en el acceso a los distintos ministerios comunitarios.
 
Nos parece importante alentar y fomentar espacios de encuentro eclesial para compartir experiencias y aunar esfuerzos; para alzar una voz en contra del miedo a los cambios y a dejarnos interpelar por el Espíritu y el proyecto de Jesús de Nazaret.
 
Compartimos el testimonio de muchas comunidades cristianas, grupos y personas que trabajan conjuntamente con otras de diferentes religiones y también ateos, para conseguir una mayor justicia social y en definitiva una verdadera felicidad para todos los seres humanos.
 
Nos identificamos con una espiritualidad no basada en el temor y el pecado, sino en la alegría que viene de la promoción de todo ser humano en su crecimiento personal, hacia la liberación de toda sumisión, codicia, rencor y desconfianza. 
 
Finalmente, ante la coyuntura actual de tensiones entre el gobierno y la jerarquía eclesiástica, exigimos de nuevo que el sentir plural que hay dentro de la Iglesia sobre los temas que se están debatiendo pueda expresarse con libertad y sea escuchado con pleno derecho.
 
Comunidades Cristianas Populares de Granada. 
Secretaría Técnica. 09-11-2004.



OPINIÓN DE LAS COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE  GRANADA ANTE EL
 DOCUMENTO DEL VATICANO SOBRE LAEUCARISTÍA: derecho a disentir.

El Vaticano ha hecho público el documento "Redemptionis sacramentum", en el que se recogen las instrucciones sobre la celebración de la Eucaristía. Aunque, al parecer, el documento suaviza las posturas  recogidas en anteriores borradores, que habían generado enfrentamientos entre los sectores  conservadores y progresistas de la Iglesia, el texto definitivo contiene  normas e instrucciones que desde nuestra condición de cristianos de base  no podemos aceptar de ninguna manera. En primer lugar nos parece totalmente inaceptable la postura inquisitorial del documento  cuando pide a los cristianos que denuncien ante el obispo a los sacerdotes demasiado creativos

No podemos entender cómo se pretende condenar la creatividad a los seguidores de un tal Jesús que pasó por este mundo dándonos ejemplo de creatividad y derrochando expresividad, llaneza e “innovación” en todos los gestos de su convivencia con los que le seguían. Basta leer los Evangelios para descubrir un Jesús alejado de las normas estrictas ( "El sábado es para el hombre y no el hombre para el sábado" ) ; un Jesús cercano a la gente, que no le hace ascos a subirse a una barca o a comer en la casa de los pecadores; un Jesús que no respeta al pie de la letra las normas religiosas y es capaz incluso de resucitar a un muerto en un día prohibido por su religión. No podemos entender que la celebración de la Muerte y la Resurrección de Jesucristo tenga que hacerse de la misma forma en que se ha venido haciendo a lo largo de los siglos sin tener en consideración que las sociedades evolucionan y con ellas evolucionan también  las palabras y los gestos con los que expresamos nuestros sentimientos. Ya no nos sirven los símbolos y los gestos trasnochados del misal tradicional que la Jerarquía  quiere imponernos. Es necesario, si no queremos estar fuera de onda, expresarnos como creyentes de este tiempo y de esta sociedad con el lenguaje oral y corporal propios de nuestra sociedad del siglo  XXI.

La jerarquía de nuestra Iglesia considera abusos graves en la celebración de la Eucaristía  situaciones que a nosotros, en cambio, nos parecen grandes aciertos. Así, concelebrar con sacerdotes de otras religiones, aceptar en la celebración a los divorciados y admitir en la comunión a los no católicos son  actitudes de apertura e integración que la Jerarquía se apresura a  prohibir. Es difícil entender, para el creyente de hoy, la prohibición del  abrazo o saludo de la paz, que según el documento vaticano debe ser restringido "a quienes estén cerca". ¿Por qué no entender la eucaristía como la celebración de los valores de Jesús en nuestras vidas: de Paz, justicia, solidaridad, libertad y ahí están invitados todos (creyentes, agnósticos, arrejuntados, casados, divorciados...) independientemente de su condición?¿Por qué no entender que quién concelebra es la comunidad con sus diferentes carismas y con toda la creatividad de la que es capaz? "Solo los creativos se parecen a Dios" ¿Y si fuera cada comunidad la que elige quién preside la eucaristía? 

 Como cristianos comprometidos con la sociedad y preocupados por la situación de claro retroceso de la libertad en nuestra Iglesia  afirmamos nuestro rechazo a estas normas represivas y restrictivas para la celebración de la Eucaristía. Jesucristo en la última cena lo dejó bien claro :"Haced esto en memoria mía". O nos disfrazamos todos con ropajes propios del siglo I cada vez que nos acerquemos a la Eucaristía y hacemos una cena calcada a como lo hacían los judíos en tiempo de Jesús o cada comunidad deberá de buscar conforme a su  cultura  la forma más auténtica de celebrar la invitación de Jesús. 

Si la Eucaristía no es signo de la memoria subversiva del Cristo condenado por los poderes políticos y religiosos de su tiempo se convierte en un acto mágico en el que los prestidigitadores ordenados convierten ilusoriamente pan y vino en cuerpo y sangre.

Si la Eucaristía no significa celebrar la realidad que vamos transformando en comunidad, con los lenguajes, liturgias, símbolos, músicas, textos y expresiones participativas de tod@s desde la creatividad de cada grupo comunitario, se convierte en un ritual muerto donde los consagrados que están arriba del púlpito dicen y actúan y los te abajo contestan amén. Este es el triste espectáculo de la mayor parte de nuestras iglesias.

Creemos que ya es hora de que surjan otras voces de Cristianos que piensan, sienten y actúan de manera distinta al sentir de la jerarquía. Es hora de disentir y expresarlo sin miedos ni tapujos. Es hora de denunciar el alineamiento de nuestra iglesia con la derecha y con los movimientos más conservadores (Kikos, opus, etc). Otro mundo es posible y otra iglesia tambien.

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE GRANADA. 19-05-2004



No hay comentarios:

Publicar un comentario