martes, 17 de abril de 2018

CCP de Granada contra la criminalización de la Solidaridad. Redgra, Fuente de las batallas 15-4-2018

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada integradas en la Red Granadina por el Refugio y la Acogida participamos el domingo 15 de Abril de 2018 en una concentración en la Fuente de las Batallas de Granada contra la criminalización de la pobreza:

Hace poco más de un mes nos concentrábamos en la Plaza del Carmen para apoyar a Helena Maleno, la activista andaluza de la asociación CAMINANDO FRONTERAS, que tenía que declarar en un juzgado de Tánger por colaboración en redes de trata de personas. ¿Su delito? Avisar de naufragios en el Estrecho de Gibraltar y salvar a personas que buscan una vida más segura.
Dentro de 3 semanas, a primeros de mayo, tres bomberos sevillanos de la organización PROEM-AID serán juzgados en Grecia ¿Su delito? Arriesgar su propia vida para salvar a personas que huyen de la violencia.
Y el caso que más mediático de todos: el buque de la organización Proactiva Open Arms, bloqueado e investigado por la fiscalía italiana. ¿Su delito? Rescatar a personas en el mar, entre Italia y Libia.
¿El común denominador de los tres casos? La persecución y hostigamiento de personas y organizaciones que buscan justicia y libertad para los migrantes y refugiados.
Estos tres, no son los únicos casos. Otros casos menos llamativos siguen sucediendo cada día, lo que contribuye a empañar la imagen pública de quienes ejercen la solidaridad, que hasta ahora era considerada ejemplar.
El Mediterráneo es un cementerio húmedo y silencioso. En lo que llevamos de 2018 han muerto en este precioso mar más de 500 personas. No se conoce ni una sola medida de la Unión Europea ni del Gobierno Español para paliar esta situación. El objetivo de los gobiernos es el control de fronteras, y a esto supeditan la seguridad de las personas que huyen de la muerte.
En todos los gobiernos europeos está creciendo el discurso que presenta la inmigración como un problema de seguridad nacional. Este discurso alimenta y justifica políticas migratorias cada vez más restrictivas y excluyentes.
La Unión Europea desea alejar las fronteras comunitarias y llevarlas donde no haya cámaras ni prensa, donde no haya testigos de la trasgresión de los derechos humanos. En 2016 Europa acordó con Turquía la retención en su suelo de las personas que huían de la violencia en busca de lugares seguros. En 2017 el acuerdo se ha firmado con Libia que, a cambio de sustanciosas sumas de dinero, impide que las ONGs accedan a su litoral, impidiendo así socorrer a pequeñas embarcaciones de migrantes y refugiados a la deriva.
Estas medidas están incrementando el número de muertos en el Mediterráneo. Más de 3000 en 2017. 500 desaparecidos en lo que va de año. Frente este drama, la reacción de los Gobiernos es criminalizar a los trabajadores humanitarios.
Frente a la ausencia de compromiso de las autoridades europeas y españolas con las personas migrantes y refugiadas, la solidaridad de personas y organizaciones es la única que está respondiendo a este drama humano.
Personas y organizaciones se encuentran con una triste realidad: quienes más se implican salvando vidas, más sufren el acoso de los gobiernos. Se persigue lo que debiera ser elogiado. Es la criminalización de la solidaridad.
Criminalizar a los trabajadores humanitarios deslegitima su labor y desanima a otros voluntarios a colaborar con ellos.
Sin embargo hay signos de esperanza. Una ola de solidaridad está arropando a estos activistas que lejos de intimidarse por las amenazas, se sienten fuertes. Y Proactiva Open Arms volverá a volverá a operar con el primer navío con el que fueron al Mediterráneo, el Astral, con el que rescataron a más de 14.000 personas, a pesar de no ser una embarcación adecuada para operaciones de rescate.
Exigimos al gobierno de España que apoye y defienda a sus ciudadanos en las distintas causas judiciales abiertas contra ellos.
Salvar vidas es un deber de todo ser humano.
Salvar vidas no es un delito.
Salvar vida no es un crimen.



1 comentario:

  1. Buenas: Mi nombre es Claudia.Me interesa ponerme en contacto con Uds. Podrían enviarme dirección y fechas de encuentro?
    Mi mail, claudiaperriard@yahoo.com.ar
    Gracias
    Paz y Bien
    Abrazo en Cristo

    ResponderEliminar

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.