martes, 18 de octubre de 2016

Las CCP de Antequera, Málaga y Sierra Sur de Sevilla. Encuentro 16 de Octubre: Hacia una Ecología Integral: Reconvertirlo todo.

ENCUENTRO 16 OCTUBRE 2016. En ADIPA, Antequera.
Las Comunidades Cristianas Populares de la Zona de Antequera, Málaga y Sierra Sur de Sevilla, se reúnen en un Encuentro mensual, normalmente en Antequera. Todo el día es Eucaristía. Comienzan a las 10.30h preparando algún canto, presentaciones y avisos, dando paso a la Liturgia de la Palabra donde se lee algún texto alusivo al tema del encuentro y el evangelio. Hacia las 12.15h se reúnen por grupos contestando un par de preguntas que ayudan a la reflexión y hacia las 13.15h hacen la puesta en común: Nuestro Evangelio de hoy como expresión personal de nuestra fe. Acción de Gracias, Fracción del pan-comunión, colecta y a las 14h. Comida compartida. Por la tarde hacia las 15.15h. Canto, Evaluación del encuentro, Comunicaciones, informaciones, Exposición de nuestros deseos y preocupaciones al Padre, el Padre Nuestro y la Paz de Despedida.
El Encuentro de este mes de Octubre fue dedicado: Hacia una Ecología Integral: Reconvertirlo todo, para preparar el tema de la Semana de Teología Andaluza de noviembre. Estas fueron sus conclusiones: 
INTRODUCCIÓN 
(En esta nueva manera de ver la cosmovisión a veces, como dice Arregi, “yo me pierdo, pero me alegro de perderme, me lleno de asombro ante el enigma de esa configuración ”material” que es cada cuerpo”)
Creo que hablar de ecología es a estas alturas vivir nuestras vidas conforme a la cosmovisión que vamos vislumbrando y el lugar que en ella ocupamos. Ser conscientes de que en nuestras manos está salvar la vida del Planeta y no lesionar los derechos de nuestrxs hermanxs, por no decir, de nuestros nietxs. En definitiva es lo urgente e ineludible porque en este tiempo no es posible vivir de espaldas a la ciencia.
 Una Cosmovisión total donde se da la comunión de todos los seres. La Tierra es un gran organismo viviente. El universo, con sus estrellas y galaxias, sus agujeros negros y sus vacíos, es un cuerpo inmenso.” Y en donde apostamos y vislumbramos lo que puede ser el Dios Madre-Padre para nosotrxs.
Nos aventuramos por caminos en parte inexplorados, nos atrevemos a soñar. Una nueva visión siempre es vista como amenaza para el status quo. El espíritu sopla donde quiere.”
UN POCO DE TEORÍA
La humanidad está experimentando un crecimiento en conciencia ecológica y el factor clave de este crecimiento y en el que coinciden la mayor parte de los analistas es la CIENCIA, la revolución científica que la humanidad ha realizado en los últimos siglos y sobre todo en los últimos 50 años.
 Este gran avance ha sido, más o menos, el abandono de una visión estática, eterna del cosmos y la adopción de una visión dinámica y evolutiva. En esto coinciden la mayoría de científicos y analistas  (Diarmuid O’Murchu, teólogo irlandés.  Rupert Sheldrake (nacido en 1942) es un escritor, bioquímico y biólogo británico)
Nos ayudan a entender que somos una unidad con toda la biosfera, que descendemos de las bacterias y de las células, que compartimos los mismos átomos y elementos, las mismas moléculas de agua presentes en nuestro planeta tierra desde hace miles de millones de años; que estamos tan arraigadxs en la naturaleza como los árboles, por medio del aire, el agua, los alimentos, y las impresiones sensoriales; que estamos en un “boca a boca” con la naturaleza: respiramos, bebemos y comemos, y devolvemos gases, líquidos y sólidos, y también podemos responder a la belleza, nos invitan a contemplar  el cosmos como una especie de sistema viviente, como algo que se parece más a un organismo que a una máquina, la idea de un cosmos dotado de memoria y de hábitos en evolución, debería parecer tan plausible, por lo menos, como las leyes eternas, inamovibles.
En esta contemplación del cosmos, las personas somos una especie EMERGENTE en este planeta. Somos además unas recién llegadas. Si Dios nos ha creado lo ha hecho haciéndonos evolucionar a partir de otras especies.
La idea de Dios también la hemos ido cambiando de considerarlo como un legislador inmutable, eterno, como piensan las personas más conservadoras de las distintas tradiciones religiosas, al Dios de los místicos, el Dios que continuamente crea y renueva, el Dios que es compasión, el que es liberador, está en contraste con el Dios que dicta leyes rígidas, eternas.
La creación no ocurre de una vez para siempre; antes bien, es la creatividad un proceso continuo que se manifiesta como una serie de etapas o de pasos, muchas veces irrepetibles.
El cosmos, como hemos visto en estos autores no se parece a una máquina de exacto funcionamiento, a un reloj sino que es un ente vivo, con su propio dinamismo de libertad y creatividad. La tierra viviente de la que somos parte.
 
RESPONSABILIDAD
Esto despierta en nosotrxs un sentido de la responsabilidad y de conexión con un todo mayor del que formamos parte.
Es absurda, pero muy sencilla, la lógica de un mundo donde manda el dinero. Y el holocausto universal ofrecido a Mamón es terrible: hemos esquilmado las selvas y las minas, agotado los enormes pozos de petróleo, envenenado el agua y el aire; cada vez más gente se ha hecho más rica y cada vez más gente se ha vuelto más pobre, con una consecuencia lógica: la diferencia entre los ricos y los pobres es cada vez más grande.
El Estado socialdemócrata del Bienestar fue un paso adelante, pero respondía a la misma lógica. El bienestar de los países ricos se logró a costa de los países más pobres, expoliados de sus materias primas y obligados a comprar los productos elaborados con ellas al precio impuesto por los países explotadores. Y añadieron una invención diabólica: cuanto más efímeros sean los productos antes caducarán, y más deberá comprar la gente y más podrán producir las empresas e invadir el mundo, y ganar y ganar.
Estamos actuando de un modo temerario, deshaciendo el trabajo realizado por el tejido biótico a lo largo de muchos cientos de millones de años en lo que, en la perspectiva planetaria, es un mero instante. (332). La humanidad, puede, efectivamente, destruirse a sí misma y destruir una gran cantidad de otras especies si no despierta al hecho de que no somos más que una parte de un todo más grande, un todo con el que tenemos que trabajar cooperativamente si de verdad queremos prosperar en este planeta. (333)
Cuando reverenciamos la Tierra por sí misma creamos la posibilidad de una cultura profética. Hemos experimentado lo que ocurre cuando una cultura no es capaz de entender la historia de la Tierra: queda interrumpida su relación con la gente y con el planeta. En esta muerte cultural es donde ahora nos encontramos, ante la ruina y la devastación planetarias. Este crucial momento de colapso cultural despierta en LAS PERSONAS la oportunidad de entender y de nueva salud.
La humanidad debe entender que nosotras y el planeta en el que vivimos, no somos un mero accidente cósmico somos en gran medida hijas del proceso cósmico y de la evolución de Gaia (El concepto de Madre Tierra o, con el término de los antiguos griegos, Gaia*  de una Tierra viviente, como la tratan los pueblos indígenas). Podemos ahora decir, en un sentido que es poética y astronómicamente preciso, que “el cosmos entero ha mimado a la Tierra para que llegue a existir”.
Pero…
La humanidad está actualmente atrapada en hábitos, prácticas y sistemas opresivos y destructivos, la economía capitalista crece a costa de la destrucción de lo que precisamente necesitamos para sobrevivir sírvanos como ejemplo lo ocurrido últimamente: En 2006 un grupo de indígenas lencas de Río Blanco acudieron a Berta Cáceres en busca de ayuda tras haber sido testimonios de la llegada de maquinaria y material de construcción en su área[13] . Cáceres investigó el proyecto e informó a la comunidad que se trataba de una alianza comercial para construir cuatro represas hidroeléctricas en el río Gualcarque. Los actores implicados eran la compañía china Sinohydro (la mayor compañía constructora de presas del mundo), la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial y la compañía hondureña Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) . La defensa de estos derechos de las personas indígenas por esta líder activista en defensa del medio ambiente, Berta Cáceres, le costó la vida, fue asesinada el 3 de marzo y a los 4 meses asesinaron a Lesbia Yanet.
Esta forma de organizar la economía que sostiene que sólo tiene valor económico aquello que puede medirse en términos económicos, ignorando que todo lo que, siendo imprescindible para la vida, no se puede expresar con la vara de medir del dinero. Por ej.: La polinización, el ciclo del agua, parir, o el cuidado de las personas ancianas, todo esto desaparece de sus análisis económicos.


CONSTATAMOS: (como dice Yayo Herrero)
El capitalismo se ha mostrado incapaz de satisfacer las necesidades vitales de la mayor parte de la población. En su metabolismo económico predomina el canibalismo: sectores sociales privilegiados llevan un estilo de vida y de consumo (tarjetas Black) que solo es posible explotando a la clase obrera e incautando una cantidad ingente de trabajo que desarrollan las mujeres en el espacio invisible de los hogares, y metabolizando aceleradamente bosques, ríos, suelos y minerales.
La desigualdad ha crecido de forma alarmante en las llamadas sociedades del bienestar: buena parte de la población se va hundiendo en la precariedad y millones de personas se encuentran en situación de exclusión: ya no cuentan ni son vistas. Un 1 % de la población mundial retiene el 50 % de los recursos y de ese 99 %, una gran mayoría, a pesar de que sufrimos las consecuencias de esa codicia, no reaccionamos, estamos anestesiadas, nos parece increíble que estemos ante una catástrofe causada por nosotras mismas,  embarcadas en un sistema de vida loco que arrastra al desastre a la “Comunidad de Vida” de este planeta.
Existe un importante paro estructural. Muchas personas empleadas son trabajadoras pobres. El trabajo ya no garantiza derechos.
Progresivo desmantelamiento de los servicios públicos: al poner los recursos al servicio de la regeneración de las tasas de ganancia del capital todo aquello que se destinaba a los sistemas de protección social pasa a desatenderse y son las familias quienes pasan a hacerse cargo de resolver la precariedad vital (abuelxs que reciben a sus hijxs y nietxs en casa…) porque solo les queda el colchón familiar para no quedar excluidos y, una vez más son las mujeres las que, en mayor medida cargan con las tareas.
Ante esta situación nos quedan algunas, 
CUESTIONES INSOSLAYABLES:
1ª. Asumir el inevitable DECRECIMIENTO. La humanidad ha de vivir con menos energía y materiales. No es una opción. Por las buenas se hará de forma planificada, democrática y justa. Por las malas si los que tienen el poder económico o militar siguen sosteniendo su estilo de vida material llevarán a la expulsión y precariedad de mucha gente y…
2ª. Reparto de la riqueza y las obligaciones. Ya hemos visto que tenemos un planeta con recursos limitados, que además estamos degradando. (ej,:  Honduras; peces que tienen mercurio o bolsas de plástico, el coltán…) Habrá que desacralizar y cuestionar la legitimidad de la propiedad privada que impide una vida decente para muchas personas.
3ª. Esta transición no será sencilla ni podrá ser realizada sin conflicto: Los poderosos y ricos se sentirán amenazados (artículo Vicenç Navarro: “La ocultada causa del ‘impasse’ político en España”) porque, obviamente, los privilegios de las élites no se pueden mantener si se garantiza una vida decente a las mayorías sociales y se asegura la sostenibilidad ecológica.
¿QUÉ HACEMOS?
 Por tanto ¿tiramos la toalla como decíamos el E. pasado? O  podemos dirigirnos hacia algo nuevo, aunque ello requerirá inevitablemente que abandonemos lo viejo. No debemos abandonar la idea de que aún hay tiempo para apartarnos de la peligrosa ruta en la que vamos. Sin duda sería difícil, como fue difícil el racionamiento y la reconversión industrial que hubo que hacer en tiempos de guerra y… Pero difícil no es lo mismo que. Imposible. Sería una claudicación cobarde rendirse ante un reto que salvaría muchas vidas y evitaría tantos sufrimientos simplemente porque es difícil y costoso y porque requiere sacrificios de quienes tenemos tanto, que podemos sobrevivir con menos. En el caso de aquellos que se están beneficiando desproporcionadamente del actual sistema, significará sacrificar algo que consideran valioso. (347) pero NO existe en el mundo ningún costo-beneficio capaz de justificar semejante COBARDÍA La Tierra es nuestro hogar y somos parte de una entidad planetaria mayor que mantiene las condiciones aptas para la vida.
Hemos de ser conscientes de que la ecodependencia  y la interdependencia es condición necesaria para conseguir CAMBIAR. Necesitamos rearmarnos culturalmente, avanzar en el IPA (indicador de progreso auténtico) y en el FNB (felicidad nacional bruta) o en el “buen vivir” que aportan los pueblos indígenas (Latinoamericanos). Se trata de hacer crecer un movimiento global que frene a la dinámica extractivista (natural y social), que frene la expulsión masiva de personas y que impulse y exija a los gobiernos que están en este camino, y que saque de las instituciones a quienes siguen la lógica del biocidio. Es ya cuestión de supervivencia. (Arregui)
 Algún día ha de reventar este sistema, verdadero antisistema, donde la especulación está sustituyendo a la producción, los bancos a las fábricas, los bonos y las acciones a los víveres, donde los Estados destinan el dinero de la gente a rescatar a los bancos que quiebran y que una vez rescatados ahogarán a la gente con sus préstamos e intereses. Algún día estallará este mundo al revés. Ya está estallando: ningún muro, valla ni ejército podrá contener a las multitudes, continentes enteros desesperados por la miseria y la guerra.
¿No habrá arreglo? Solo a condición de que nos unamos todos y aprendamos a ser más felices decreciendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.