lunes, 22 de junio de 2015

PARECE QUE FUE AYER, PERO YA VAN CUARENTA AÑOS

PARECE QUE FUE AYER, PERO YA VAN CUARENTA AÑOS.  Breve historia de las Comunidades Cristianas Populares de Granada. Con toda la subjetividad posible. Por Domingo Gómez Leiva. Junio de 2015.


Las CCP de Granada nacieron allá por los años setenta, al son del Concilio Vaticano II y la lucha por derribar la dictadura del general Franco y su nacional catolicismo. Según cuentan las crónicas el primer encuentro andaluz de CCP se celebró en Granada en Julio de 1977 que llegó a juntar a ochocientas personas, en los escolapios.…Al calor de los Grupos de la Teología Popular, (dos mil suscripciones a los temas) de Pepe Castillo, Margot y el centro Intercolegial, hoy Padre Suárez.
Las CCP de Granada en los años setenta estaban enclavadas en los barrios y parroquias más combativas, obreros y “populares” de Granada. En el Zaidín la comunidad de  Miguel y  Carmen Caballos y las monjas del Zaidín. En el Polígono de Cartuja, las parroquias y comunidades de  Pedro Gómez y Pilar, los Luises, J. Antonio Pérez Tapias, Antonio Hernández, Quitian, Pope Godoy, Ángel Aguado y Encarna. La comunidad de Julio y Paco, primero en San Isidro y después en el Polígono. En Haza Grande: la comunidad de Mariquilla, Mª Ángeles Blanco…En el barrio y parroquia de San Ildefonso, José Antonio Moreno, Pepe Gilabert, Mari Luz, Carmelo Perez,  y Cía. En los pueblos, Motril con Manolo Velázquez , en Zafarraya con Elías Alcalde, en Monachil con Pepe Vega….
Ni que decir tiene que todos estos grupos y comunidades fueron punta de lanza en la  transformación social de los barrios más deprimidos de Granada empujado proyectos sociales, asociaciones vecinales, políticas, cooperativas, y nuevas alternativas de vida en común y solidaridad. Y transformación eclesial, elaborando nuevas formas de ser iglesia desde la comunidad y la opción por los pobres y desde una teología “popular” y de liberación. En esto contamos con la inestimable colaboración magistral de José María Castillo, J. Antonio Estrada, Carlos Domínguez, Pilar Traver…

Los años ochenta, se caracterizaron por la pérdida y/o expulsión de las CCP de las parroquias de Granada. La expulsión de José Antonio Moreno de la parroquia de San Ildefonso en 1985, ultimo reducto parroquial de las CCP, fue un hecho crucial en el posicionamiento de muchos grupos y comunidades que dejaron de coordinarse con CCP. 
El Cristo de la Yedra fue el lugar común durante algún tiempo de las CCP y aparecen nuevos grupos como el de Miguel López, Pilar, Antonio Ruiz y la de Pepe Ródriguez que venían rebotados de Regina Mundi. Mas tarde se creó el grupo mixto en torno a  Pilar Traver.
Deambulamos por otros enclaves como el Colegio 28 de Febrero, hasta alquilar el local de Atarazana, antes de Solidaridad andaluza,  que nos conforma hoy como punto de encuentro semanal para todo tipo de celebraciones y actuaciones.

En los noventa las CCP dejan de ser comunidades afincadas  y que actúan en diversas zonas de Granada, quedando reducidas a cinco grupos que intentan vivir su fe desde el apoyo a las causas de los desfavorecidos, impulsando en unos casos y haciendo posible en Granada colectivos tan importantes como  la Asociación Pro Derechos Humanos, que a través de Diamantino García comenzaba su andadura en Andalucía, ASPA, o Granada Acoge, El consumo responsable, la deuda externa o el 0.7 y muchas otras causas que conformaron una nueva personalidad a las CCP de Granada.
Los niños y niñas de las parejas de CCP fueron naciendo y creciendo y  nos obligaron a replantearnos el nuevo sentido de nuestra fe que pudiera ser razonablemente creíble y transmisible en la Catequesis. Nuestras niñas y niños fueron mamando, formándose y optando. Dar sentido a los sacramentos del bautismo en el río, la eucaristía, seguir construyendo nuestra nueva Teología, desde el camino que juntas íbamos recomponiendo y reconstruyendo, reelaborando, aprendiendo a desaprender para atrevernos a transgredir, innovar, hacerlo nuestro y desde nuestro propio sentido. Eucaristías con o sin cura, con pan, sin niños, lecturas de aquí y de allá, plegarias,cantos palante y patrás….Casi como un parto pero al final como un pan caliente elaborado por nosotras con los ingredientes que la vida y las experiencias nos pusieron en el camino.

En el nuevo milenio, se emanciparon los chicos y chicas, algunos marcharon por los caminos del amor, pero los más testarudos decidieron ponerlo todo en común, el pan y el techo, las luchas y las felicidades hechas proyectos de trabajo en común con “cuidado consumo ecológico” y derechos humanos. Yo creo que este ha sido uno de los mejores frutos de nuestra historia fecunda. No todo fue en balde. También crecimos en nuevas liturgias del sacramento del amor y del vivir en común
Seguimos compartiendo nuestros compromisos, proyectos y luchas personales en favor de los últimos: Derechos Humanos, Foro por la Defensa de los Inmigrantes, Granada Abierta, Economías éticas: Fondo de Solidaridad, Fiare, Proyectos de cooperación… 
Aparecieron nuevos paradigmas teológicos, Vigil, Leaners, Crossang, Martinez Lozano, Ubuntu, que nos tienen atrapadas y enamorados…Seguimos avanzando en nuestros lenguajes no discriminatorios, no duales, teónomos,  reinventando nuevas liturgias con nuevos lenguajes, cantos, meditando y activándonos al mismo son. 
El afecto mutuo sigue caracterizando nuestras celebraciones y encuentros de Principio de curso, Navidad, Carnaval, Cuaresma, Pascua, Final de curso, Charlas y debates de formación…Y siguen naciendo nuevos hijos de los hijos que ya conforman otro nuevo grupo de catequesis…
En este tiempo último se nos agregaron algunas  nuevas personas y también hemos sufrido significativas pérdidas porque se fueron de este mundo: Pilar Traver, Manuela, Cati, Miguel, Encarnita o porque se han ido marchando de CCP algunos miembros y miembras, por causas diversas o quizá por  no haber sabido tod@s cómo gestionar mejor las relaciones, el respeto a la diversidad y la pluralidad de sentires. Siempre dijimos y nos ratificamos en que las puertas de CCP están abiertas para irse y también para volver…
Estamos pocos y quizás con mucha juventud acumulada, pero nos sentimos acompañad@s de much@s herma@s nuestr@s de  CCP Andalucía, España, el Mundo,  con los que nos seguimos reuniendo en encuentros andaluces y estatales, de otras comunidades, parroquias, colectivos y grupos cristianos con los que sintonizamos. Y de todas las personas que quieren hacer de esta tierra un nuevo mundo con otro orden, donde la justicia, la solidaridad y el amor sean posibles.
Con este bagaje histórico y esta situación actual encaramos el futuro conscientes de que, al menos para nosotros, es de vital importancia mantener y fortalecer nuestra permanencia en las CCP, convencidos de que la comunidad es absolutamente necesaria para la vivencia colectiva de nuestra fe en Jesús de Nazaret y la concreción de su Buena Noticia en está sociedad y en este tiempo que nos ha tocado vivir.

Última eucaristía en S. Ildefonso,  en la calle,  Marzo 1984 tras la expulsión de Jose Antonio Moreno y cerrada la Parroquia.. La comunidad exige al arzobispo participar en la elección del nuevo párroco.
 .


En la Gran Vía, frente al Gobierno Civil, protestando congtra los muertos en el estrecho. Años 1990...



En un encuentro en Huétor, los jóvenes con Pilar Traver y en la oración del domingo por la mañana frente a la naturaleza. Añs 90.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.