jueves, 15 de abril de 2021

Insurrección. Deme Orte.

Hubo resurrección porque antes hubo insurrección.
Un judío marginal, un galileo pobre y subversivo
que violaba los códigos de pureza,
se juntaba con gente de mal vivir
y encaraba la hipocresía de los buenos.

Profeta de liberación, rompía las cadenas de la opresión
y daba felicidad desde la pobreza.
Cuestionó el Templo y el Imperio,
renegó del dios Dinero
y apostó por una nueva sociedad
de hombres y mujeres iguales y hermanos.

Vivió la vida intensamente, dio vida, prometió Vida.
Combatió el sufrimiento y la muerte.
Los poderes de la muerte -el Templo, el Imperio, el Dinero-
se conjuraron contra él y le dieron muerte.
Muerte de esclavo, de maldito, tortura previa,
fuera de la ciudad, traicionado y abandonado,
por blasfemo, subversivo, insurrecto y soñador.

En su muerte encontró muerte la muerte.
La Vida triunfó en la vida entregada.
La vida enterrada fue semilla de Vida.
Hubo resurrección porque antes hubo insurrección.


Y porque hubo resurrección, hubo insurrección.
Y lo que fue miedo se hizo valentía,
lo que fue fracaso se hizo esperanza,
el abandono se hizo amor,
el silencio, proclama,
la duda, anuncio,
el individuo, comunidad.

Donde dos o tres se juntan hay una célula subversiva.
Donde hay una mujer y un hombre nuevos hay un mundo nuevo.
Donde hay Comunidad hay insurrección.
Donde hay nueva insurrección, hay nueva resurrección.
Donde hay insurrección colectiva, hay resurrección colectiva.
Y llegará la insurrección total y la resurrección total.

Demetrio Orte Jiménez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.