martes, 29 de noviembre de 2016

XVIII Semana Andaluza de Teología: Gemido de la tierra, gemido de las personas empobrecidas. Comunicado Final. Málaga del 25 al 27 de Noviembre de 2016.

 A modo de Comunicado Final de de la XVIII SEMANA ANDALUZA DE TEOLOGÍA, bajo el Lema: “GEMIDO DE LA TIERRA, GEMIDO DE LAS PERSONAS EMPOBRECIDAS”, celebrada en Málaga del 25 al 27 de noviembre de 2016, nos ha parecido oportuno expresarlo por medio de un poema.
 Yayo Herrero miembro de Ecologistas en Acción, nos hizo ver que “hemos superado los límites de la biocapacidad del planeta”, por lo que tenemos que abordar un plan de rescate de la Tierra.
De la mano de Jeromo Aguado pastor y activista de Vía Campesina, constatamos la necesidad de volver a una mentalidad campesina en cuanto al cuidado de la tierra.
Juan José Tamayo, Secretario de la asociación de Teológica Juan XXIII, nos plantea la necesidad de un diálogo intercultural, interétnico e interreligioso, hacia una nueva síntesis: Dios, Tierra, Humanidad.
Finalmente, el teólogo José Arregui, nos invitó a hacer las paces con la Tierra, y no solo una tregua, porque “la Tierra es de Dios”.
“CONSERVEMOS LAS OBRAS DE DIOS”.
Desde nuestra fe en Dios Bueno y Creador consideramos y cuidamos  a la Naturaleza como Hermana y Madre a la vez.
Nos sentimos hermanados/as a todos los seres vivos o inertes que la pueblan y con los que compartimos una misma condición: Somos creaturas-criaturas salidas del Amor del Único Hacedor, Fuente de todo Bien y Don.
Quien dijo y predicó que el ser humano
es “el rey de la creación” nos equivocó;
no hay más Rey y Señor que el Único y Buen Dios.
Estar dotados de conciencia y racionalidad
no ha de ser para dominar, sino para usar y cuidar
lo que no es nuestro, sino préstamo no más.
Dominar no es aniquilar, ni depredar; es crear, mejorar y conservar
Así nos hacemos imagen difusa al menos de Quien a todos/as creó a impulsos de su Amor, nos cuida y protege como a su obra el Autor. 
Desde nuestra opción de seguir a Jesús de Nazaret queremos vivir en la sencillez y acentuar ser sobre tenerno acumular ni acaparar la parte que toca a los demás.
Si “no sólo de pan vive el hombre”…hemos de superar la prueba permanente del consumo irrefrenable, insaciable, pues si sólo vivimos de pan quitamos a otros su pan y la palabra humana será estúpida publicidad.
Aprender la lección de lirios y pájaros invita a vivir con simplicidad, sin agobios, sin seguros a todo riesgoporque la vida no se puede enjaular entre los barrotes de la seguridad; lo poco que necesitamos será resultado y añadidura de poner la vida en la justicia que hermana.

Como ciudadanos/as sabemos que el desastre ecológico hunde sus raíces en el abismo Norte-Sur
que hace del Planeta festín para unos pocos,
donde los hambrientos debieran ser la primera especie a proteger pues por millones los hacemos perecer.
Un falso e injusto modelo de producción, comercio y mentalidad nos hace creer que los recursos de la Madre Tierra los podemos malgastar con insaciable voracidad en una alocada fiesta permanente y sin necesidad.
A la Madre Tierra la hacemos abortar,
sus dolores causan nuestros actuales temores,
ella nos devuelve el maltrato que le damos
y cosechamos el mal que en ella sembramos.
Si no respetamos sus derechos nos quedaremos hasta sin Derechos Humanos pues ¿cómo podremos vivir si la obligamos a mal parir?
No queremos escudarnos en el mal general,
lo que esté en nuestras manos lo vamos a realizar,
cambiando para ello nuestra mentalidad:
no dueños/as, sino servidores/as y cuidadores/as.
Lo sencillo y lo cotidiano, lo doméstico y lo público,
la austeridad y el saber usar y radicalmente trabajar por el advenimiento del Reino que es la Ecología de la Fraternidad entre todos los seres -los humanos y los demás- como adelanto de “los nuevos Cielos y nueva Tierra” que el Buen Creador nos brindará.

POEMA DE UN CAMPESINO PALESTINO.
Quemad nuestra Tierra. Quemad nuestros sueños. Verted ácido en nuestras canciones. Cubrid con serrín la sangre de los nuestros, asesinados. Ahogad con vuestra tecnología el clamor de todo lo que es libre, salvaje e indígena. Destruid. Destruid, nuestra hierba y nuestro suelo. Asolad alquerías y aldeas, que nuestros mayores construyeron. Los árboles, las casas los libros, y las leyes y toda la equidad y la armonía. Arrasad con vuestras bombas los valles; borrad con vuestros editores nuestra literatura; nuestra metáfora. Desnudad los bosques y la Tierra Hasta que ni el insecto ni el ave ni la palabra encuentren rincón alguno donde refugiarse. Haced eso y aún más. No tengo miedo a vuestra tiranía. No desespero nunca. Y ES QUE GUARDO UNA SEMILLA. Una semilla pequeña pero viva que voy a guardar con cuidado y a plantar de nuevo. (A Jeromo Aguado, pastor de vacas y activista de la Vía Campesina)

3 comentarios:

  1. Excelente resumen de un Emcuentro anual que sigo de lejos desde hace años. Mañana lo reproduciré en ATRIO.org. Y enhorabuena por iniciar este blog. Yo creo que la red en profundidad de realidades de renovación eclesial y democrática se debe potenciar sobre todo por red de blogs. Un abrazo a todas y todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos parece estupendo que el blog de CCP-Granada sirva para plantearnos nuesvos caminos,lenguajes, paradigmas y espiritualidades...Agradecemos que difundáis todo lo que desde aquí compartimos. Gracias.

      Eliminar
    2. Muchas Gracias Antonio, te agradecemos también que incluyas el enlace a nuestro Blog en el portal ATRIO, por si puede ser de interés para alguien. Mil gracias, derramado. Domingo.

      Eliminar

Nos parece importante participar, proponer, resaltar ideas, disentir..con todo cariño y respeto. Deja tu comentario más arriba, donde dice "Introduce tu comentario". Gracias.