lunes, 19 de octubre de 2020

CCP-Granada en apoyo a la Campaña Pobreza Cero 2020

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada nos unimos a muchos colectivos de diversa índole integrados en la "Campaña Pobreza Cero" Granada 2020, EXIGIENDO a las administraciones que acaben con la pobreza en el mundo, España y en Granada, porque es posible eliminarla, solo hace falta voluntad política. 
Comenzamos en el Triunfo, con una marcha por las calles de Granada. Hicimos dos paradas en la Plaza de la Universidad y en Bibrambla donde se leyó parte del comunicado y Alberto puso la nota musical, para finalizar en la Fuente de las batallas, donde se leyó el manifiesto y diversos colectivos expresaron la situación de la pobreza en Granada con las personas sin hogar y la Zona Norte que aun sigue con cortes de luz y la precariedad de los barrios ignorados: Desempleo, emergencia alimentaria y exclusión social.


MANIFIESTO FINAL POBREZA CERO GRANADA 2020.

Hoy, día 17 de Octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.
Como todos los años salimos a la calle a alzar la voz por un planeta libre de pobreza y desigualdad.

Este año, sin olvidar la desigualdad, la discriminación y la pobreza afectan a millones de personas en el mundo, los colectivos que integran la Plataforma Pobreza Cero en Granada centran el mensaje de la Campaña 2020 en LA EMERGENCIA ALIMENTARIA que se vive en nuestra ciudad.

Mucho se ha escrito del virus Covid19 que nos iguala a todos, que no hace distinción de personas. Pero esto no es cierto. La pandemia ha provocado más de 30.000 muertos en el Estado español. Según importantes estudios, la pandemia está afectando con más fuerza a los barrios empobrecidos. Los barrios con renta baja, registran una incidencia de casos 2,5 veces superior que los de renta más alta.

Los vecinos de los barrios empobrecidos tienen trabajos que no permiten el teletrabajo. Se tienen que desplazar para acceder a su puesto de trabajo en transportes públicos masificados. Habitan viviendas precarias y sobreocupadas, donde la distancia social es difícil de mantener.

Granada es un reflejo de esta realidad. La irrupción de la pandemia COVID19 ha puesto de manifiesto la fragilidad de los sistemas de protección social municipales. Según las estimaciones de diferentes organizaciones, al menos 2.500 familias del municipio de Granada carecen actualmente de los recursos necesarios para comer adecuadamente todos los días.

Entendemos que la magnitud de la crisis al inicio de la pandemia hiciera difícil al Ayuntamiento articular una respuesta rápida a las necesidades generadas por el estado de alarma. Pero no es aceptable que 6 meses después, a pesar de la labor admirable de los trabajadores y trabajadoras de los Servicios Sociales, el Consistorio siga siendo incapaz de satisfacer adecuadamente las necesidades de los granadinos y granadinas en situación de exclusión social.

El tsunami de la alarma sanitaria, es seguido por otra ola más imperceptible para la opinión pública: la ola de la crisis social y económica, que sigue creciendo semana a semana, que ha hecho que las desigualdades se profundicen. Una de las primeras manifestaciones de esa crisis social y económica fue la aparición de un fenómeno que suele resultar ajeno a la opinión pública en estas latitudes: el 
HAMBRE.
Añadir título
Cada vez más personas tienen dificultad para satisfacer una necesidad vital tan básica como comer, un derecho fundamental. Comer a diario, disfrutar de una vivienda digna, tener luz y agua, disponer de butano para cocinar o calentarse, tener acceso a productos higiénicos... no son "caprichos" o "privilegios". Son derechos que obligan a los poderes públicos a actuar para garantizarlos.

La ciudad de Granada ha estado viviendo una crisis alimentaria sin precedentes desde marzo y sigue instalada en ella. Es verdad que el Ayuntamiento ha desarrollado una gran variedad de iniciativas, pero
de forma descoordinada: suplencia de los comedores escolares, tarjetas monedero de varios formatos, reparto de comida, etc. Pero se echa en falta una mejor planificación. A pesar del gran compromiso profesional de los trabajadores y las trabajadoras de los Servicios Sociales, el resultado es poco 
satisfactorio.

El funcionamiento de los Servicios Sociales predominantemente "virtual", positivo como medida de protección, ha impedido que la población sin acceso a telefonía o Internet pueda solicitar la ayuda necesaria. La "brecha digital" se ha convertido en "fosa digital".

El Ayuntamiento ha impulsado el reparto de comida a través de ONGs y asociaciones. Ello sugiere que el Equipo de Gobierno considera el reparto más como un "acto caritativo” privado que como la obligación de un servicio público en respuesta a un derecho básico. Las ONGs y asociaciones hacen lo que pueden. Pero el afrontamiento de la crisis alimentaria de Granada es un deber primario del Ayuntamiento.

Por ello, S O L I C I T A M O S

1. Que se destine mayor presupuesto para afrontar con solvencia la crisis alimentaria derivada de la pandemia COVID19. Estas partidas deben detraerse de inversiones que no sean esenciales para el bienestar de los granadinos y las granadinas.

2. Que se refuercen los Servicios Sociales del Ayuntamiento, con más personal y con medidas organizativas que permitan a la ciudadanía acceder a ellos con facilidad.

3. Que se mejore la respuesta a la emergencia alimentaria mediante una acción liderada por los Servicios Sociales. Que sean ellos quienes centralicen la información evitando duplicidades y laberintos burocráticos.

4. Que se cree una Tarjeta Monedero única, que se entregue a todas las familias en situación de necesidad, que incluya una cuantía suficiente para cubrir las necesidades de alimentación e higiene. Y que pueda ser gastada en comercios del barrio. De esta forma se dinamizará la economía local.

Hoy, día 17 de Octubre, unámonos al grito para erradicar la pobreza en el mundo, para erradicar la pobreza en Granada. La pandemia no nos iguala. La pandemia nos diferencia.

Acabemos con la brecha de la desigualdad y la pobreza en la ciudad de Granada.

miércoles, 7 de octubre de 2020

Comunidades Cristianas Populares en apoyo de la Emergencia Alimentaria en Granada.

CONTINÚA LA EMERGENCIA ALIMENTARIA EN GRANADA

La irrupción de la pandemia COVID19 ha puesto de manifiesto la fragilidad de los sistemas de protección social municipales de las personas y familias. 

Pudo entenderse que la novedad, globalidad y magnitud de la crisis hiciera difícil al Ayuntamiento articular una respuesta rápida a las necesidades vitales generadas por el estado de alarma en las primeras 2-3 semanas. Pero no resulta aceptable que, 6 meses después, siga teniéndose la impresión de que la acción social del Consistorio, a pesar del esfuerzo y la labor admirable de los trabajadores y trabajadoras de sus Servicios Sociales, siga siendo incapaz de satisfacer adecuadamente las necesidades vitales de los granadinos y granadinas en situación de exclusión social. 

El tsunami sanitario, que marcó el tiempo de las primeras semanas y que ahora rebrota, fue seguido por otra segunda ola más imperceptible para la opinión pública, subyugada por las informaciones sobre "casos" y "muertes": la ola de la crisis social y económica, que llegaba a un territorio aún no recuperado de la crisis de 2008. Esa ola, que sigue creciendo conforme avanzan las semanas, no ha hecho sino profundizar en las desigualdades de antes y generar otras nuevas, al afectar a personas y colectivos que, antes de la crisis, podían mantener aceptablemente su situación, aunque fuera de forma precaria. 

Una de las primeras manifestaciones de esa crisis social y económica fue la aparición de un fenómeno que suele resultar ajeno a la opinión pública en estas latitudes: el HAMBRE. 

Cada semana que pasaba y pasa, cada vez más personas han tenido y tienen dificultad para satisfacer una necesidad vital tan básica como comer, un derecho fundamental. La existencia de un derecho genera automáticamente el deber de los demás de respetarlo y de hacer lo posible por satisfacerlo y protegerlo. Comer a diario, disfrutar de una vivienda digna, tener luz y agua, disponer de butano para cocinar o calentarse, tener acceso a productos higiénicos (compresas, pañales…), no son "caprichos" o "privilegios", son derechos que obligan a los poderes públicos a actuar para garantizarlos. 

Pues bien, la ciudad de Granada ha estado viviendo una crisis alimentaria sin precedentes desde el mes de marzo y sigue instalada en ella, aunque resulte poco perceptible para buena parte de la ciudadanía, la que tiene sus necesidades cubiertas. 

Es difícil dar una cifra de las personas que están en esta situación, precisamente por su condición precaria q las hace pasar desapercibidas incluso para los Servicios Sociales. Pero, según las estimaciones que hemos realizado las diferentes organizaciones, no menos de 2.500 familias del municipio de Granada carecerían actualmente de los recursos necesarios para comer adecuadamente todos los días. Es verdad que desde el Ayuntamiento se han hecho "cosas".

Pero se echa de menos una mejor planificación con ideas claras. Por eso, a pesar del denodado esfuerzo y compromiso profesional y personal de los trabajadores y las trabajadoras de los Servicios Sociales, el resultado es poco satisfactorio. 

En vez de centralizar la respuesta en los Servicios Sociales del Ayuntamiento y dotarles de los recursos adecuados y suficientes para hacer la labor de gestión de la crisis alimentaria, se ha optado por "bunkerizarlos", "virtualizarlos" y precarizarlos

El modelo de funcionamiento predominantemente "virtual", con sus innegables aspectos positivos y con su parte de necesidad derivada de la obligación de proteger la salud de todos y todas, ha impedido que una parte de la población -generalmente con pocos recursos de todo tipo, incluido el acceso a la telefonía y el uso de Internet- pueda solicitar la ayuda tan necesaria. La "brecha digital" se ha convertido aquí en "fosa digital" insalvable para algunas personas. 

Conseguir "cita" para que te vea físicamente una trabajadora social se ha convertido para mucha gente en un suplicio. Si además tienes dificultades con el idioma, dicha tarea puede resultar sencillamente imposible.

Cuando en estas semanas pasadas se ha pretendido dar respuesta institucional a la crisis alimentaria se han puesto en marcha una gran variedad de iniciativas, pero de forma descoordinada y no integrada: suplencia de los comedores escolares, tarjetas monedero en varios formatos y de diferentes procedencias, cantidades y entidades que las gestionan, reparto directo de comida o a través de ONGs, asociaciones o colectivos sociales, etc. 

Esto último es bien llamativo, porque ha sido una opción ampliamente apoyada e impulsada por el Ayuntamiento. Ello sugiere que el Equipo de Gobierno considera el reparto de comida más como un "acto caritativo privado", potestativo por tanto, que como una obligación estricta de servicio 2 público en respuesta a un derecho básico. 

Nadie duda del buen hacer de las diferentes ONGs, asociaciones y colectivos vecinales autoorganizados que han dedicado esfuerzo, tiempo y dinero al reparto de comida. Entre ellas nos encontramos algunas de las entidades que firmamos este escrito. Es obvio que, sin el trabajo, el compromiso y el esfuerzo que hemos realizado todos estos colectivos, la crisis alimentaria hubiera sido infinitamente peor. 

A todo esto hay que añadir que el Consistorio no ha mostrado hasta ahora ninguna intención de mantener, más allá del 1 de Octubre, las ayudas que ha puesto en marcha hasta ahora. Ello implicaría que la crisis alimentaria alcanzaría entonces incluso a las familias que sí habían logrado sortearla estos meses de alguna manera gracias a dichas ayudas, aunque fueran limitadas. 

Si nada cambia, se avecinan unos meses muy duros para las familias excluidas de la ciudad de Granada. Las organizaciones firmantes de este escrito entendemos que el afrontamiento de la crisis alimentaria, en la que Granada sigue sumida, es un deber primario del Ayuntamiento. Además, es necesario un replanteamiento profundo y estructural con medidas a largo plazo, integrales y coordinadas. La labor de las asociaciones, colectivos y ONGs sólo puede ser secundaria y subsidiaria, colaboradora, pero no supletoria, de la labor del Ayuntamiento. Por ello, las organizaciones firmantes 

S O L I C I T A M O S 

1. Que se destinen partidas presupuestarias complementarias para afrontar con solvencia la crisis alimentaria derivada de la pandemia COVID19. Estas partidas deberían detraerse de otras inversiones que no sean esenciales para el bienestar de los granadinos y las granadinas. La acción social del Ayuntamiento debe tener una prioridad casi absoluta.

2. Que se refuercen los Servicios Sociales del Ayuntamiento, con más presupuesto, con más personal contratado y con medidas organizativas que permitan que la ciudadanía que precisa de sus servicios pueda acceder a ellos con rapidez y facilidad en unas condiciones dignas para todas las personas implicadas. 

3. Que se optimice la respuesta de emergencia a la crisis alimentaria mediante una acción planificada liderada y gestionada por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de forma integral, transparente y coordinada con todos los demás departamentos y concejalías del municipio. Deben centralizarse las informaciones y respuestas, evitando duplicidades y el laberinto burocrático. El papel de las organizaciones y asociaciones privadas debe ser de colaboración y apoyo en la ejecución de la acción pública municipal. 

4. Que se unifiquen los servicios de dispensación de alimentos en una única modalidad, gestionada integralmente por los Servicios Sociales. Proponemos que esta modalidad sea una Tarjeta Monedero única, que 

a. Se entregue a todas las familias y personas que los Servicios Sociales estimen que estén en situación de necesidad. 

b. Sea compatible con la recepción de otras ayudas. Los Servicios Sociales deberán estudiar cada caso, cada familia, para establecer dicha compatibilidad. 

c. Incluya una cuantía suficiente para cubrir las necesidades básicas de alimentación e higiene. La compra de productos higiénicos de primera necesidad supone un enorme coste para las familias, especialmente cuando tienen menores a su cargo. 

d. Pueda ser gastada en comercios del barrio y no únicamente en grandes superficies comerciales, que son mucho más caras y no favorecen a los granadinos y granadinas. De esta forma se conseguirá el beneficio colectivo adicional de dinamizar y potenciar la economía local. 

ENTIDADES FIRMANTES (POR ORDEN ALFABÉTICO): 1. Acción en Red 2. Agape+ 3. Ajuntamiento Albaicín 4. Ajuntamiento Centro-Sagrario 5. AMANI 6. Amig@s del Centro de Salud del Albayzin 7. Asamblea Feminista Unitaria de Granada 8. Asociación Adultos Cartuja 9. Asociación Amigos de Almanjáyar y Cartuja 10. Asociación Andaluza d Barrios Ignorados (AABI) 11. Asociación Dar Al Anwar 12. Asociación de Mujeres Gitanas Romí 13. Asociación de Vecinos de La Chana 14. Asociación Educadores María de Borja 15. Asociación Entrelibros 16. Asociación Gitana Anaquerando 17. Asociación Nosotras Granada 18. Asociación para la Movilidad Personal y Ecológica de Granada 19. Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía - Delegación en Granada 20. Asociación Vecinal Nueva Cartuja 21. Ateneo de Granada 22. Calor y Café 23. Caritas Parroquial de Santa María Micaela 24. Colectivo Siriri 25. Colegio Oficial de Trabajo Social de Granada 26. Comunidades Cristianas Populares. 27. Ecologistas en Acción 28. Fakali (Federación Andaluza de Mujeres Gitanas) 29. Fundación Secretariado Gitano 30. Granada Abierta 31. Granada Acoge 32. Granada en transición 33. Granada Visible 34. Lestonnac Centro-Socioeducativo 35. Médicos del Mundo 36. Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Granada 37. Obra social Padre Manjón 38. Ojos del Sur 39. Plataforma Existe+Mundo 40. Plataforma Pobreza Cero de Granada. 41. Plataforma por las pensiones públicas de Granada 42. Provivienda 43. Red Granadina por el Refugio y la Acogida (RedGra) 44. Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Granada Casa de Paso 45. Stop Desahucios Granada 15M - Asamblea Centro

Video elaborado por Antonio Lara. 8 de Octubre 2020.

domingo, 27 de septiembre de 2020

CCP-Granada Celebrando el Otoño y comenzando el curso 2020 con mascarilla, distancia y al aire libre....

 

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada inauguramos  el Otoño y este nuevo curso de pandemia Covid16, el sábado 26 de Septiembre, gozando del sol, los pinos y al aire del jardín de los Combonianos, guardando distancias físicas, que no social, y con mascarilla. Nos vimos por última vez en junio junto al Genil, casi después de cuatro meses confinados. Se nos presenta otro curso raro, pero con la firme esperanza de recomponernos de nuevo, como podamos, al calor del amor de Jesús y apoyando las causas de l@s últim@s.

Nos instalamos cada cual con su taburete, unas 17 personas, alrededor de la mesa común y esparcidos por la montaña, pero comunicados por las miradas y el espíritu que nos invita al encuentro. Preparó la celebración la comunidad de S. Ildefonso y comenzamos con esta meditación:

“Donde están dos o tres reunid@s en mi nombre, allí, en medio de ell@s, estoy yo”
Estas palabras son nuestra fuerza. Nosotr@s nos reunimos en tu nombre. Somos grupo, porque nos haz llamado Tú.
Tú has pronunciado mi nombre y los de mis compañer@s: ¡Fulan@! ¡Ven, y sígueme!

Tu nos has agrupado en una comunidad, “Vosotros sois mis amig@s”.
Tú nos has señalado lo alto de la montaña. Ánimo, que mi yugo es llevadero y mi carga ligera”.
Tú te has puesto en la cabeza de nuestro grupo. “Estoy con vosotr@s, día a día”.
Ahora, en medio de la marcha, te decimos con todo el alma: Acaba en cada un@ de nosotr@s la obra que has empezado.

Haznos tierra, buena, honda y mullida, para que tu semilla encuentre fondo y fructifique.
Haznos sensibles a tu voz, no frí@s y cerrad@s cual nuevos fariseos.
Empástanos en tu amor, para que seamos un grupo cálido y dinámico.
Acaba en cada uno de nosotr@s la obra que has empezado. Acábala, Jesús, en mí y en mis compañer@s.

(Patxi Loidi)




MATEO 21, 28-32

 - A ver, ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero diciéndole: «Hijo, ve hoy a trabajar en la viña».  Le contestó: «No quiero»; pero después sintió remordimiento y fue.

Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Este contestó: «Por supuesto, señor», pero no fue.

¿Cuál de los dos cumplió la voluntad del padre?

Contestaron ellos:

- El primero.

Jesús les dijo:

- Os aseguro que los recaudadores y las prostitutas os llevan la delantera para entrar en el reino de Dios. Porque Juan os enseñó el camino para ser justos y no le creísteis; en cambio, los recaudadores y las prostitutas le creyeron. Pero vosotros, ni aun después de ver aquello habéis sentido remordimiento ni le habéis creído.

Tiempo de Despertar, un canto de Miguel Manzano con unos magistrales arreglos jazísticos e interpretación excelsa de Pedro Iturralde, de hace más de cuarenta años,  pero aun más vigente en nuestros días, nos recordó que lo importante son las acciones, no las palabras: 

https://www.youtube.com/watch?v=mKOyhTzNkM0&feature=emb_logo

Pusimos sobre la mesa nuestra reflexión común; deseos, esperanzas, y nuestras próximas acciones con los colectivos en los que estamos comprometidas:

Viernes 2 de Octubre: Círculo de Silencio contra las políticas que matan, marginan y criminalizan a las personas migrantes y refugiadas.

Sábado 17 de Octubre: Acción Andante y concentración en el día internacional de la pobreza, como acción de visibilización de las bolsas de pobreza alimentaria en Granada y el mundo, dentro de la Campaña Pobreza Cero 2020.

Sábado 24 de Octubre: Acción andante de la Red Granadina por el Refugio y la Acogida visibilizando los incendios de los Campamentos de refugiad@s en Moria y jornaler@s en Huelva.

Junto con el pan partido y compartido, expresamos nuestra acción de Gracias por el reencuentro y el nuevo curso que comenzamos. 

Quedamos en volver a vernos una vez al mes en el mismo sitio y hora y en las calles de la Vida.

Y algunas cosillas más que enviamos por correo electrónico.


martes, 15 de septiembre de 2020

CCP de Andalucía contra las acciones del Obispo de Cádiz.

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos adherimos al escrito de nuestros hermanos de Cádiz contra las acciones de D. Rafael Zornoza, obispo de Cádiz.

A todos los colectivos cristianos, teólogos y personas de buena voluntad que apoyen nuestras peticiones. Grupo Cristiano de Reflexión-Acción de Cádiz.

 Cádiz, 10 de septiembre de 2020


Los abajo firmantes estamos muy preocupados por numerosas actuaciones de nuestro
Obispo D. Rafael Zornoza en estos últimos años, que están provocando un
gran malestar en amplios y diferentes sectores de la diócesis de Cádiz y Ceuta: religiosos, políticos, sociales, culturales, etc.

Ha habido numerosos despidos de trabajadoras y trabajadores (más de 20) en el Obispado, Seminario, Caritas y parroquias. Varios párrocos han tenido problemas con el obispo hasta el punto de que éste ha llevado a los tribunales eclesiásticos de Sevilla a uno de ellos, el párroco de Vejer Antonio Casado, que aún está pendiente de sentencia. Este sacerdote se ha visto obligado a denunciar al obispo ante los tribunales acusándole de cinco delitos contra él. Otro sacerdote, el párroco de Conil, ha tenido que recurrir a la Congregación del Clero en el Vaticano para defender sus derechos. Recibida la resolución de dicha Congregación y, ante la disconformidad con la misma, el Obispado ha abierto un procedimiento penal canónico. Otro párroco fue cesado en Algeciras y se enteró de su cese porque sus feligreses le enseñaron la prensa local que le informaba del cese, ya que él no había recibido ninguna comunicación.

El párroco de Conil, que ha sido el único que se ha atrevido a criticar en público algunas de estas actuaciones, ha sido objeto de marginación por parte del obispo que le ha retirado la función que venía realizando durante años como maestro de ceremonias en la Catedral, lo ha destituido como profesor del Seminario, después de 23 años de docencia, aunque, gracias a la resolución de la Congregación del Clero, el obispo ha tenido que revocar su destitución, pero le ha amenazado de removerlo de sus oficios eclesiásticos y lo ha degradado nombrándolo administrador parroquial, cuando llevaba muchos años de párroco, mientras a todos sus compañeros les ha renovado en sus cargos. Posteriormente, lo ha removido de la parroquia, nombrándolo capellán del Hospital Clínico de Puerto Real a tiempo completo. Esta remoción ha provocado un gran malestar entre los feligreses, que se ha traducido en importantes movilizaciones en el pueblo y en Cádiz capital y han formado una Plataforma llamada “pro justicia Obispado de Cádiz y Ceuta”.

Desde el Grupo Cristiano de Reflexión- Acción, formado por 17 personas, todas laicas, le hemos propuesto repetidas veces que ceda algunos de sus muchos inmuebles que posee a través de varias fundaciones, a las personas más necesitadas: personas desahuciadas, inmigrantes, personas sin techo, sin haber recibiendo respuesta alguna. Le propusimos que cediera el Seminario, actualmente casi vacío, al menos en parte, para estas personas necesitadas, pero no atendió nuestras peticiones.

También hemos denunciado la política de despidos masivos (más de 20) en el obispado, Caritas, Seminario y parroquias y hemos estado presentes en muchos de estos juicios, no pocos de los cuales han sido declarados despidos improcedentes, dejando al descubierto las injusticias laborales cometidas por el obispo y demostrando la falta de ejemplaridad en una institución que, social y evangélicamente, debería ser espejo de justicia.

Rafael Vez, párroco de Conil, ha criticado muchos despidos improcedentes, los cambios de
titularidad de propiedades
que fueron donadas a las parroquias de determinados pueblos, de patrimonios de fundaciones que han pasado a manos de otras, la opacidad de la información de las fundaciones diocesanas, la entrega de patrimonio monetario y de bienes inmuebles a la recién creada Fundación Educatio Servanda, de intereses mercantilistas, que se están moviendo en torno a la Diócesis de Cádiz y Ceuta, y la actitud nada cristiana ni evangélica con determinados sacerdotes como el Padre Antonio Casado quien le ha solicitado en numerosas ocasiones entrevistarse con él, recibiendo como respuesta su silencio y que ha estado mucho tiempo pasando muchas necesidades económicas y viviendo gracias a las ayudas de algunos amigos y feligreses. Estas actuaciones están muy alejadas del Evangelio de Jesús de Nazaret, que establece la incompatibilidad entre servir a Dios y al Dinero, y responden, más bien, a criterios empresariales guiados por el beneficio, y no por el servicio. Hemos experimentado el sufrimiento de las personas despedidas, maltratadas y degradadas por el obispo o sus colaboradores inmediatos, con su consentimiento, tras trabajar durante muchos años al servicio de la diócesis. El comportamiento episcopal no puede ser más ignominioso, por inhumano y contrario al Evangelio.

Aún nos acordamos del daño tan enorme que se le hizo a la familia del Madueño a quien se le quitó el bar, propiedad del Obispado, que la familia y sus antecesores gestionaban ejemplarmente en alquiler durante más de 100 años, a través de la fundación Carneiro.

Ya hace más de un año se envío al Papa una amplia información de todo lo que estaba sucediendo en la diócesis, sin haber obtenido ninguna respuesta. También escribimos al anterior nuncio y a los cardenales Osoro y Omella, obteniendo del nuncio y de Omella unas escuetas respuestas.

Creemos que los hechos aquí descritos constituyen la mejor expresión del pecado de clericalismo, tan extendido en la Iglesia católica y criticado severamente en repetidas ocasiones por el Papa Francisco, para quien el clericalismo apaga el espíritu profético, aleja a la gente de la Iglesia, anula la personalidad de los laicos, que son “el corazón de la Iglesia”, y no les deja crecer. En definitiva, las víctimas del clericalismo, cree Francisco, son la gente humilde y pobre. Nos parece que el obispo de Cádiz se comporta y actúa con la actitud clerical que el papa denuncia.

Los hechos descritos no se corresponden con la actitud, el espíritu y la práctica de servicio, que debe caracterizar a los dirigentes que están al frente de la comunidad cristiana diocesana. Se encuentran en las antípodas de la opción por las personas más vulnerables, que es la traducción ética y evangélica de la opción por las personas empobrecidas. Reflejan un trato autoritario en la relación con los sacerdotes, colaboradores y colaboradoras, una renuncia a la autocrítica y una falta de respeto a las personas que adoptan una actitud crítica constructiva.

Pedimos tu apoyo y tu firma para que asuma la responsabilidad episcopal de la diócesis de Cádiz un pastor con sensibilidad social en solidaridad con las personas empobrecidas y en lucha contra la pobreza, espíritu de servicio y capacidad de diálogo con los sacerdotes y los cristianos y cristianas, las comunidades eclesiales de base y los movimientos sociales.

Haremos llegar este escrito con todas las firmas al Nuncio y a los responsables de la Conferencia Episcopal Española. Si se ve necesario, pedimos que el nuncio o El Vaticano envíe previamente un visitador apostólico que hable con las personas afectadas, que son muchas, y pueda comprobar sobre el terreno el relato que hacemos en esta Carta.

Pueden enviar su apoyo a cualquiera de estas direcciones poniendo su nombre y apellidos y DNI

Juan Cejudo Caldelas jucecalomatic591@gmail.com
Juan José Tamayo juanjotamayo@gmail.com
Francisco González franciscogonzalez.alvarez@gmail.com

GRUPO CRISTIANO DE REFLEXIÓN ACCIÓN DE CÁDIZ

-Francisco José González Álvarez, 45.042649R, coordinador.
franciscogonzalez.alvarez@gmail.com

-Juan Cejudo Caldelas 31.131.455N Cádiz. jucecalomatic591@gmail.com
y 18 firmas más.

Asenjo, el Obispo inmatriculador. Por Miguel Santiago.

 Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos adherimos al escrito de Miguel Santiago, contra el nombramiento de Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla, como hijo predilecto de la ciudad. Publicado en el Portal de Andalucía el 15/09/2020. Ver Aquí


La decisión del gobierno municipal de Sevilla de galardonar al arzobispo Juan José Asenjo como hijo adoptivo de la ciudad  resulta cuanto menos chocante.  Este arzobispo, nada más llegar a la ciudad hispalense, inmatriculó la Giralda en el año 2010, pretendiendo usurpar el patrimonio del pueblo andaluz. Seis años antes, cuando ostentaba la responsabilidad de la diócesis de Córdoba, inmatriculó la Mezquita. Será reconocido como un hijo ilustre de la ciudad a pesar de haber atentado contra la propia Constitución, que no reconoce el privilegio de estas inmatriculaciones. La Alhambra no estaba al alcance de la toma de decisión de la jerarquía católica andaluza ya que de lo contrario, las tres joyas patrimoniales andaluzas por excelencia hubiesen sido inmatriculadas.

Juan José Asenjo Pelegrina es un manchego  que nació el 15 de octubre de 1945. Adscrito al ala ultraconservadora de la Conferencia Episcopal, fue ordenado obispo por el papa Juan Pablo II en 1977, siendo su primer destino Toledo como obispo auxiliar. El 28 de julio de 2003 fue destinado a la diócesis cordobesa, cargo que desarrolla hasta 2008, en el que el papa Benedicto XVI le nombra arzobispo coadjutor de la Archidiócesis de Sevilla, sucediendo al cardenal Carlos Amigo en noviembre de 2009. Este purpurado pertenece al grupo de jerarcas contrarios al Concilio Vaticano II, que comienza a gestarse en los años ochenta del pasado siglo coincidiendo con la  llegada del papa Woytila, marcando un antes y un después con respecto a dicho Concilio. Este giro conservador en la política vaticana determinó un profundo cambio ideológico en la Conferencia Episcopal Española. Todo comenzó con el nombramiento de Ángel Suquía como arzobispo de Madrid-Alcalá, el 12 de abril de 1983, quien sustituyó al cardenal Vicente Enrique y Tarancón. Anteriormente, el 23 de junio de 1973 Ángel Suquía fue nombrado arzobispo de Santiago de Compostela, y en octubre del mismo año llegaría a ser consejero de Estado, en tiempos del dictador Franco.  De la mano del papa Juan Pablo II, que lo nombró cardenal en 1985, fue impulsor del giro ultraconservador en la Iglesia española que dio la espalda al Concilio Vaticano II, predicando una moral castrante y penalizadora de la sociedad actual (aborto, matrimonio homosexual, familia, eutanasia, métodos anticonceptivos, investigación con células madre, educación para la ciudadanía…). Al mismo tiempo, no tomaba ninguna postura contundente contra los múltiples casos de pederastia, o contra las escandalosas cifras de personas pobres y excluidas. Retrocedió a la teología del único dios verdadero y excluyente que imposibilita el diálogo interreligioso e intercultural propugnado por el Concilio Vaticano II. Su carrera clerical ascendente y vertiginosa le llevó a ser elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española en el periodo 1987-1993. Fue sustituido por el ultraconservador Antonio Rouco Varela como arzobispo de Madrid, siendo nombrado cardenal por el papa Juan pablo II en 1998 y desempeñando la presidencia de la CEE entre 1999-2005 y entre 2008-2011.

Estos dos cardenales fueron los responsables durante el wojtylismo del nombramiento de la pléyade de obispos ultraconservadores o “rigoristas”, entre los que se encuentran los tres obispos con más influencia en Andalucía: Javier Martínez, arzobispo de Granada, Demetrio Fernández, obispo de Córdoba y Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla.

Asenjo proviene de este viraje, siendo ahijado de estos cardenales que marcaron el transcurrir de la Iglesia española durante treinta años. Al poco tiempo de ser nombrado obispo, desempeñaría la responsabilidad de Secretario General de la CEE entre 1998 y 2003. En su biografía hay una serie de responsabilidades que le confieren el título de obispo “inmatriculador” por excelencia: fue miembro de la Comisión Episcopal para el Patrimonio Cultural (1997-1998) y copresidente de la Comisión Mixta Ministerio de Educación y Cultura-Conferencia Episcopal para el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales (1998-2003). En estos años se plantea el cambio de la ley hipotecaria por el gobierno de Aznar y se pone en marcha con todas sus consecuencias, iniciándose la inmatriculación de los bienes más apreciados del patrimonio del Estado español. En 2005 fue elegido presidente de la Comisión Episcopal para el Patrimonio Cultural de la Conferencia Episcopal Española. La coordinación nacional de la quinta visita apostólica del papa Juan Pablo II a España, ocurrida entre los días 3 y 4 de mayo de 2003, sería el motivo por el que el Rey le concedió la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, hecho que lo catapultó al obispado de Córdoba días después. Fue recibido con todos los honores por la entonces alcaldesa Rosa Aguilar, acompañada por José Bono, a la sazón presidente de Castilla-La Mancha.

En el año 2004 Asenjo se convierte en uno de los protagonistas del llamado “Pacto de Santa Lucía”. El prelado fue quien negoció con el entonces consejero de Economía y posterior presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, la vuelta de Cajasur a la competencia del Gobierno autonómico, tras el intenso enfrentamiento del Cabildo catedralicio de Córdoba con Magdalena Álvarez, consejera de economía de la Junta de Andalucía. En aquel momento la Caja atravesaba por un momento muy crítico, por la pésima gestión de los canónigos responsables de Cajasur. Sus operaciones inmobiliarias le llevaron a unas pérdidas de 4.000 millones de euros, lo que acabaría obligándole a entregar las llaves al Banco de España. En ese momento se encienden las alarmas en la Iglesia y ordenan a Iceta, Obispo de Bilbao y anterior consejero de Cajasur, pactar con el PNV para que Cajasur sea absorbida por BBK, con la condición de no levantar las alfombras y no airear ciertas actividades cometidas por la entidad eclesiástica. El 17 de julio de 2010 el Banco de España, auspiciado por el Gobierno de Zapatero apoyado por el PNV, decide que sea la entidad BBK Bank la dueña de Cajasur, con lo que se frustra la pretendida Caja única de Andalucía. Una vez más el PSOE pone los interese de partido por encima de los de Andalucía. La operación emprendida por Juan José Asenjo tendría su recompensa por la labor ejercida en todo el proceso de Cajasur: el arzobispado de Sevilla (2009).

Bajo el episcopado de Asenjo la Mezquita-Catedral fue acentuando su carácter catedralicio. Este prelado, avezado en las artes diplomáticas, ordenó fraguar todo el argumentario proclive a demostrar la propiedad eclesiástica de la Mezquita. La figura del canónigo Manuel Nieto Cumplido fue fundamental a la hora de poner en marcha su relato sobre la arquitectura e historia del monumento. En este ensayo, Nieto Cumplido llegaría a proponer una nueva interpretación de la arquitectura de la Mezquita, basada en la dependencia que, a su entender, ésta tiene de las culturas grecorromanas y bizantina en la construcción fundacional de Abderramán I y en la ampliación de Alhakan II respectivamente. Nieto consideraría que la Mezquita fundacional no responde a un proyecto original de los musulmanes, creador de un nuevo estilo en España. Curiosamente, su punto de vista se contraponía a uno de los cuatro criterios por los cuales la Mezquita-Catedral fue inscrita en 1984 en la lista del Patrimonio Mundial: “Las dimensiones de la Mezquita de Córdoba y su majestuosa altura interior, que nunca ha sido igualada, hacen de ella una obra artística única”.

La firma del “Pacto de Santa Lucía”, sería aprovechada por Asenjo para dar un paso más, la inmatriculación del monumento. De manera inconcebible, los responsables políticos de la cultura, consejero y ministra, ambos del PSOE, no se enteraron de la escandalosa inmatriculación de la Mezquita por treinta euros. Tuvieron que ser unos particulares en 2009 los que levantaron el secreto. La ansiada inmatriculación de la Mezquita por la Jerarquía cordobesa respondía al hecho de que  antes del 2010 la Iglesia cordobesa manejaba dos grandes tesoros, el financiero (Cajasur) y el turístico (la Mezquita). A partir del 2010 solo le quedó la Mezquita y no dudaron en salvaguardar sus intereses con uñas y dientes. Los mismos que ponen el acento en la Catedral intentando eliminar la historia andalusí del monumento, viven de los ingresos millonarios que aportan las visitas a la Mezquita cada año.

A partir de ahí seguiría inmatriculando templos y otros bienes inmobiliarios de la diócesis de Córdoba, y posteriormente de la sevillana cuando fue nombrado arzobispo. En 2010 inmatriculó la Catedral de Sevilla con sus dependencias, la Giralda y el Patio de los Naranjos, las dos obras andalusíes que quedaron en pie después de la destrucción de la gran mezquita almohade auspiciada por el cabildo catedralicio hispalense. El Patio de los Naranjos dejaría de estar abierto gratuitamente al público, incorporándose a la visita de la catedral previo pago.

La autoridad civil sevillana, encabezada por un alcalde socialista, acaba de premiar a este señor purpurado con motivo de su jubilación, otorgándole el título de hijo predilecto, cuando entre sus “méritos” está el pretender usurpar el patrimonio de Sevilla y Andalucía. Por el contrario, el papa Francisco no le ha otorgado el capelo cardenalicio, la ansiada distinción para cualquier jerarca católico.

Miguel Santiago. Miembro de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía.

Andaluz, natural de Córdoba, y ciudadano del mundo. Profesor. Implicado en el movimiento social, que apuesta por los derechos humanos, la igualdad, la interculturalidad y la interreligiosidad.

martes, 8 de septiembre de 2020

CCP contra las políticas que matan, marginan y criminalizan a personas migrantes y refugiadas.

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada apoyamos y participamos en el Círculo de Silencio de Granada, el pasado viernes 4 de Septiembre, a las 20.00h, en la Fuente de las Batallas de Granada, unas cincuenta personas, en una acción de lucha No violenta plural, laica, no partidista, y abierta a toda la ciudadanía que se autoconvoca cada primer viernes de mes en numerosos lugares del mundo PARA DENUNCIAR CON EL GRITO DEL SILENCIO LAS POLÍTICAS QUE MATAN, MARGINAN Y CRIMINALIZAN A LAS PERSONAS MIGRANTES Y REFUGIADAS.

Cuando agosto entra en su última semana, y parece que con el ambiente vacacional la vida se para, siguen pasando muchas cosas. El virus, del que se dijo que el calor no le sentaba bien, campa a sus anchas a nuestro alrededor. De eso llevamos hablando ininterrumpidamente desde marzo. Pero pasan más cosas, algunas en los últimos días, de las que quizá no haya oído hablar.

El 6 de agosto murieron 50 personas en dos naufragios de embarcaciones que se dirigían a Canarias. En lo que va de año, en esta ruta, ha muerto una persona por cada 20 que han desembarcado en las islas. El día 8 murieron ahogados dos niños de trece años en el puerto de Valencia al ser succionados por la maniobra de atraque del barco en el que llegaban como polizones, tras haber saltado del mismo para evitar ser repatriados.

El 14 de agosto The New York Times publica un artículo informando que el gobierno griego ha expulsado en secreto a más de 1.000 refugiados de las fronteras de Europa en los últimos meses, abandonándolos, en balsas salvavidas inflables sin timón ni motor, en los límites de las aguas territoriales turcas en el mar Egeo.

El día 17 murieron 45 personas, entre ellas cinco niños, cuando el motor de su embarcación explotó frente a las costas de Libia. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han condenado estas muertes tras el peor naufragio registrado en lo que va de año. 

El día 19 dos inmigrantes, polizones procedentes de Argelia con destino a Valencia, morían deshidratados antes de llegar a puerto dentro del contenedor en el que llevaban escondidos más de 24 horas soportando temperaturas de más de 40 grados. También el día 19 la Guardia Civil recuperó 15 cadáveres de un cayuco hallado a 80 millas al sur de Gran Canaria.

El día 20 murió un joven tras saltar la alambrada de seis metros en la valla de Melilla. El día 22 una embarcación procedente de Argelia se hundió frente a las costas de Cabo de Gata en Almería muriendo ahogadas 11 personas, entre ellas mujeres y niños.

Ante este dantesco panorama las personas y organizaciones sociales que defendemos un mundo donde la gente no se vea forzada a migrar, pero que junto a ello, tengan el derecho a hacerlo en condiciones seguras, no podemos dejar de exigir que se ponga fin a esta situación.

La Caravana Europea 2020 que se desarrollará entre los próximos días 26 y 30 de agosto es una acción impulsada por Caravana Abriendo Fronteras y Carovane Migranti. A pesar de las dificultades del momento hemos buscado una manera de realizar acciones en distintos lugares de Europa para denunciar las injusticias, la explotación, la violencia y el racismo que afectan a las personas migrantes y en consecuencia a toda la sociedad.

 El covid-19 no es el único virus al que hay que parar los pies

El virus de la indiferencia ante el asesinato de semejantes. Viendo la actuación de Grecia, de abandonar a las personas migrantes en balsas sin motor en el mar Egeo, estamos a un paso de que en países de Europa se aplique la instrucción de matar migrantes en las fronteras.

El virus del silencio de los medios de comunicación de masas sobre el maltrato sistemático y la violencia extrema aplicada en las fronteras en los Balcanes.

El virus del cinismo de los gobiernos de la UE que dicen respetar los derechos humanos y pagan por los servicios mercenarios, prestados por terceros países para que, por dinero, se encarguen de frenar a las personas migrantes sin considerar los métodos que se utilizan para ello. Métodos como el traslado a lugares del desierto donde se les abandona sin agua ni comida; el secuestro en campos de concentración donde después de siglos han reaparecido los mercados de esclavos, una de las prácticas más execrables practicadas por la inhumanidad. Los gobiernos europeos mantienen sus acuerdos y devuelven migrantes a estos países mostrándose sordos y ciegos ante el horror del que tienen pruebas fehacientes por estas prácticas aplicadas durante años.

El virus de la pasividad ante las vallas con cuchillas que sajan los maltratados cuerpos de migrantes que llevan años en el camino y se deciden a realizar estos saltos con la esperanza, nunca perdida, de llegar a la meta de un camino emprendido muchas penalidades atrás. Gente como nosotras y nosotros, nacida en países donde no pueden construirse una vida digna y que tienen la capacidad de no rendirse a la fatalidad e intentarlo en otro lugar.

Estos virus matan a mucha gente también, pero no son noticia en los informativos.

Párrafos entresacados del artículo " El Amor en los tiempos del Covid" cuyo autor es Germán García Marroquín y publicado en el Salto Diario, el 26 de Agosto de 2020. Para leer el artículo completo pinchar AQUÍ

Nos volvemos a concentrar el próximo viernes 2 de Octubre de 2020 a las 20.00h en la Fuente de las Batallas de Granada.



lunes, 17 de agosto de 2020

CCP en Recuerdo y Gratitud de Pedro Casaldáliga. +8/8/2020

Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía en Recuerdo y Gratitud de Pedro Casaldáliga, el obispo de los pobres y testimonio de Vida y cristiano para la humanidad. 
Han sido numerosas las muestras de condolencia, recuerdo, artículos en numerosos medios y personas de diverso signo. El Vaticano y el Papa Francisco no han dicho casi nada y nos extraña mucho. Nos hubiera gustado leer unas palabras cariñosas, amorosas, sobre el bueno de Pere.¿Qué habrá detrás de ese silencio?





"PARA DESCANSAR SOLO QUIERO ESTA CRUZ DE PALO CON LLUVIA Y SOL, ESTOS SIETE PALMOS Y LA RESURRECCIÓN..."

Esta es la tumba del "Obispo de los pobres", de pies descalzos y mitra de paja, enterrado en el cementerio de los indios Karajá, a orillas del río Araguaia y mirando hacia las fazendas, como signo de denuncia a la cruel violencia del latifundio que esclavizaba a los poseiros, a los sin-tierra y a los indígenas del Amazonas y contra la que tantos años luchó.

«La muerte de Pere Casaldàliga es momento para seguir soñando, para seguir apostando por las causas que marcaron su vida, sí, por esas causas que él siempre dijo que valían más que su propia vida. De hecho, la fe en el Dios de la Vida de alguien que siempre fue amenazado, perseguido, que vio cómo muchos de sus compañeros de luchas y utopías fueron cayendo, víctimas de quienes apostaban y continúan apostando por una economía que mata, que destruye la vida de la Amazonía y de sus pueblos, debe ser un motivo para seguir caminando». (Red Eclesial Panamazónica)


domingo, 2 de agosto de 2020

Dignidad y Derechos Humanos en las Fronteras. 2/8/2020


Las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía nos adherimos a este comunicado de denuncia de los Círculos de Silencio.

COMUNICADO DE LOS CÍRCULOS DE SILENCIO DE ESPAÑA ANTE LA MUERTE DE UNA PERSONA MIGRANTE  POR LA POLICÍA MARROQUÍ.

El pasado viernes 31 de julio una persona migrante de origen subsahariano murió en
circunstancias todavía por esclarecer con la aparente implicación de la policía marroquí.

Ante esta noticia -publicada en distintos medios de comunicación- y respaldada por la
denuncia formulada por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), exigimos
una investigación independiente que aclare lo sucedido y condene cualquier acción
contraria a los derechos de las personas migrantes.

Asimismo, no podemos dejar de denunciar la connivencia de los gobiernos europeos -y en
particular del gobierno español- y su silencio cómplice en situaciones como esta. Es bien
conocida la política de externalización de fronteras para evitar responsabilidades directas
en cualquier situación de violación de derechos humanos que sufren unas personas y
colectivos que tienen como meta llegar a los países europeos.

Los vídeos que han llegado hasta nosotros muestran todo el dolor y la indignación de los
compañeros de la víctima, que llevaban a hombros el cadáver. Según la Asociación
Marroquí de Derechos Humanos, el fallecido se llamaba Félix y era camerunés.

Queremos expresar nuestras condolencias y solidaridad con su familia y transmitir a sus
compañeras y compañeros, algunos de los cuales han sido arrestados por la policía
marroquí,
nuestro más firme compromiso con el respeto a los derechos de libre
circulación de las personas migrantes
ante las políticas criminales de los países europeos
y de otros países fronterizos con los que estos han realizado tratos vergonzantes.

Denunciamos y condenamos la situación de las personas migrantes en las fronteras entre
Marruecos y España, demandamos a las autoridades marroquíes al rápido
esclarecimiento de los hechos, un trato digno a todas las personas migrantes y el
cumplimiento de los derechos humanos. Y, por último, exigimos de las autoridades
españolas la máxima diligencia en instar a las autoridades de países “amigos” a respetar
escrupulosamente los derechos humanos de las personas migrantes.


2 de agosto, 2020
Círculos de Silencio de España

miércoles, 24 de junio de 2020

Fin de curso en CCP, paseando con mascarilla, por el río Genil. 21 de Junio de 2020

Acudimos a la cita en la Fuente de las Granadas, Ana, Loli, Jara, Carmen Vega, Tere Vázquez, Carmen Moreno, Ascen, Jose Manuel, Paco, Isa, Domingo, Antonio, Josep y Mateo.
Era la primera vez que nos veíamos las caras después de tres meses de confinamiento. Pero mantuvimos la cercanía, compromisos y la celebración gracias al wassap.

Todo el paseo fue celebración, gratitud, compartir, común unión, Eucaristía.

El domingo 21 de Junio nos atrevimos a despedirnos de este curso tan especial y lanzarnos a esta normalidad con el deseo de que verdaderamente sea nueva, hacia la vida, la alegría y el amor a todos los seres de la naturaleza y del universo. 

Recorrimos con curiosidad algunos rincones del Paseo del Salón y del Paseo de la Bomba y Loli nos fue explicando el origen de su nombre y algunas historias del siglo pasado. A la orilla del río Genil nos asentamos en un lugar fresco rodeado de árboles contemplando el fluir del agua. Jara y Josep nos regalaron una flor bicolor  hecha por ellos en recuerdo de la primavera pasada en casa.

Loli, siguió animando la meditación. En el silencio entramos en el principio de la creación cuando "la tierra era soledad y caos y las tinieblas cubrían el abismo pero el espíritu del Amor de Dios se cernía sobre las aguas. Y dijo Dios: haya luz..."

Hay horas de violencia y desorientación y dolor en la vida humana y nos conviene buscar entonces con nuestros ojos la belleza de la naturaleza. Mirando un árbol o una flor vemos el orden, el equilibrio, la armonía y es posible que todo eso se despierte en nuestro corazón y recuperemos el aroma de la Vida que está en nosotr@s. Si llegamos al presente, al silencio.... el ruido, el caos, el desorden... se irán diluyendo y entraremos en la Plenitud, el Misterio, del Amor de Dios.

Dimos gracias individualmente por este tiempo pasado.Una a una fuimos comunicando nuestra experiencia de encuentro con nuestro interior, de miedo, de enfermedad, de confianza, de soledad, de desconcierto, de la compañía y la fuerza que el grupo nos ha dado. También nuestro compromiso con las personas excluídas, empobrecidas, silenciadas. Fue una escucha silenciosa, respetuosa, tranquila.... ¡una delicia de comunión entre todas llena de silencios fecundos!


Continuamos un poco mas el camino ´luego nos sentamos al aire libre en la puerta de un bar pequeñito con la especialidad en croquetas de todo tipo. Y disfrutamos también de la bebida y el alimento, de la risa y el recuerdo de quienes no pudieron venir y de la gracia y la ternura de Mateo el nieto de Pío y Tere. 

lunes, 22 de junio de 2020

CCP: En la "Nueva Normalidad", nadie sin refugio.


DÍA MUNDIAL DE LAS PERSONAS REFUGIADAS. 20 JUNIO 2020

Junto a la Red Granadina por el Refugio y la acogida, integrada en el acto del Bloque social, Las Comunidades Cristianas Populares de Granada celebramos el Día Mundial de las Personas Refugiadas, como denuncia de la dramática situación por la que atraviesan estas personas, excluídas de las políticas de las administraciones española, europea y del mundo. Mientras, tras la pandemia se le da la Bienvenida a los turistas, se les niega el derecho al refugio a cuantas personas huyen de guerras y situaciones de hambre, desigualdad y discriminación.

EN LA "NUEVA NORMALIDAD", NADIE SIN REFUGIO

La pandemia COVID19 ha dejado al descubierto la fragilidad de las sociedades humanas. Esta vulnerabilidad ha sido más llamativa en el caso de las orgullosas sociedades occidentales presuntamente avanzadas, ricas y modernas. El coronavirus ha sido capaz de paralizar la política, la economía y de desbordar los sistemas de protección sanitaria y social.

Pero sobre todo, ha demostrado la necesidad que todos tenemos de sentirnos cuidados, ser protegidos de la intemperie, tener un refugio frente a lo que nos amenaza. Es una necesidad inherente a la condición humana. Todos somos de alguna forma, refugiados necesitados de protección.

Por eso no podemos permanecer ajenos a la realidad de las personas que, huyendo de la guerra o la persecución por sus creencias políticas o religiosas o por su identidad sexual, han llegado a Europa, a España, buscando refugio. Tenemos la obligación de protegerlas y cuidarlas. La pandemia, la crisis sanitaria, social y económica no pueden suponer menoscabo en nuestras obligaciones al respecto.

No podemos aceptar que el "estado de alarma" suponga recortes de los derechos de las personas refugiadas. Antes al contrario, exigimos que la transición a la "nueva normalidad" traiga también la superación y el olvido de muchas actuaciones en relación a las políticas de asilo y refugio desplegadas tanto en la Unión Europea como en España en la "antigua normalidad".

Exigimos que España aumente las plazas de reasentamiento para facilitar la llegada de personas desde otros países, especialmente desde Turquía, donde permanecen atrapadas 4.000.000 de personas refugiadas.

Exigimos la aceleración de los procesos burocráticos que garanticen la protección internacional de las personas refugiadas, atascadas y con miles de expedientes de solicitud de asilo en espera de resolución.

Exigimos la flexibilización los requisitos y los tiempos de aprobación de los programas de reagrupación familiar

Exigimos la mejora de los recursos de acogida de las personas refugiadas, con ampliación de las plazas y de los planes de integración.

Exigimos que se garantice a las personas migrantes la posibilidad de solicitar la protección internacional de forma real en las fronteras, de forma especial en las fronteras de Ceuta y Melilla

Exigimos el cese definitivo de las devoluciones en caliente, una práctica contraria a los derechos humanos que impide el derecho de las personas a solicitar protección internacional.

EN LA "NUEVA NORMALIDAD", NADIE puede estar SIN REFUGIO!

Manifiesto bloque social: Aquí.

Granada 20 de Junio. Por un Plan de choque social. En la Caleta 20.00h.



Granada 21 de Junio: #RegularizaciónYa. En la Plaza del Carmen.


Video realizado por Inés Barrio.

Otros enlaces a Videos realizados por Antonio Lara: